Abdistas y cartistas estaban al tanto de trama en Asunción

Colorados abdistas y cartistas estaban al tanto de la opereta montada en Asunción para apartar de la intendencia al opositor Mario Ferreiro. Colaboradores cercanos del presidente de la República, Mario Abdo, son mencionados y aparecen directamente operando. También mencionan a leales al exmandatario Horacio Cartes como encargados de ayudar con cobertura mediática. Todos estaban al tanto hasta de los allanamientos, incluso antes de que ocurrieran.

Bernardino Soto, Mario Abdo y Mario Ferreiro.
El presidente de la República, Mario Abdo, conversa con el entonces intendente de Asunción Mario Ferreiro durante un acto en Palacio de Gobierno.Celso Rios, ABC Color.

Cargando...

El “Pacto Cicatriz” entre el cartismo y el abdismo sentó las bases para la opereta que terminaría derivando en imputaciones masivas y la renuncia del exintendente de Asunción Mario Ferreiro en diciembre de 2019.

Las comunicaciones entre los actores políticos que se encargaron de mover el montaje revelan que el entorno cercano del presidente Mario Abdo y algunos leales al exmandatario “significativamente corrupto” Horacio Cartes estaban al tanto de los movimientos que se realizaron en la causa.

Las comunicaciones revelan que los políticos manejaban tanto la causa que sabían de un allanamiento incluso días antes de que este ocurriera y hasta dictaban a quiénes había que imputar o qué preguntas realizar a los procesados.

Esto se desprende del análisis de casi 6.000 páginas de comunicaciones a través de WhatsApp que forman parte del expediente judicial que terminó en la absolución del exjefe comunal de Asunción. Estos mensajes fueron obtenidos del teléfono del extitular de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) Camilo Soares, quien entregó el aparato de forma voluntaria al tribunal. ABC accedió a la copia de los documentos.

Los principales operadores

Las comunicaciones tras bambalinas de la opereta para sacar a Ferreiro revelan movimientos incansables días antes e incluso durante los momentos en los que renunció el exjefe comunal. Los principales operadores eran el entonces ministro asesor de la Presidencia de la República, Daniel Centurión, y el diputado y exintendente de Asunción Arnaldo Samaniego.

En el intercambio de mensajes también aparece operando Héctor Centurión, hermano del exministro y actual aspirante a la Cámara de Diputados Daniel Centurión.

Soares también mantuvo activa comunicación con Silvia Sapriza, asistente fiscal de Stella Mary Cano, fiscal denunciada por su activa participación partidaria dentro del Partido Colorado y quien terminaría imputando a Mario Ferreiro.

En los mensajes también se revelan reuniones y hasta se menciona a más gente del entorno de los dos principales movimientos de la ANR.

“Marito sabía y dejó que ocurra”

“Con estos chats estoy seguro de que Mario Abdo sabía”, refirió el exintendente Mario Ferreiro ayer en conversación con el programa “Noticias y más”, de radio ABC Cardinal 730 AM.

Ferreiro agregó que Marito estaba al tanto de la operación y dejó que ocurra. “Aparentemente, lo que aquí paso es que el producto que vende Camilo lo compran entre estos señores (Samaniego y Centurión) que están en el chat con línea directa hacia el vicepresidente Velázquez”, mencionó.

“Es muy difícil que el presidente (Abdo Benítez) no haya sabido sobre toda esta situación. Creo que la supo y la dejó ocurrir”, prosiguió.

Además, comentó que había acudido al despacho de Abdo Benítez en el Palacio de Gobierno dos días antes que explotara el caso “Asado Papers” y que en aquel entonces ya se había armado la operación en su contra. Estaban presentes Daniel Centurión, Euclides Acevedo y Juan Ernesto Villamayor, entonces miembro del Ejecutivo y quien es mencionado en la trama, según comentó.

“Todos ellos ya sabían toda la trama, sin embargo, fui recibido con grandes honores y fuimos al palco a ver un espectáculo de Navidad. Todo eso estoy reatando en base a lo que estoy leyendo”, mencionó.

“Chuqui” Samaniego

La senadora Lilian Samaniego, colorada abdista, también es otra de las mencionada en los chats. De hecho, el propio Soares reconoció tras las primeras publicaciones que recurrió varias veces a ella. “Quiere conversar contigo Lilian Samaniego, me dice Gladys, tema municipalidad y otros (sic)”, le informó Francisco Florentín, dirigente del P-Más, a Soares ya en 2018.

“Aló Chuqui, Samaniego quiere hablar contigo hoy a las 20:00 (sic)”, le volvería a insistir unos días después.

El propio Florentín le revelaría a Soares que la legisladora colorada era una de las que seguía apoyando los procesos contra Ferreiro ya en setiembre de 2020, poco antes de que se emitiera la imputación por el caso del vertedero cateura.

“Ya está todo referente a Em...., solo que la jefa no cerró la cuestión política, Arnaldo y Dani C. no le dieron retorno, Lilian S. si esta prendida al

Bachi o “Chapatin” Chaqueño

Otro que es mencionado en los chats como alguien que estaba al tanto de todos los movimientos es el diputado colorado cartista Basilio “Bachi” Núñez. El 27 de noviembre de 2019, Soares presentó la denuncia y avisó a Samaniego mientras lo hacía. “Es FUNDAMENTAL asegurar ahora mismo que caiga en buenas manos, si no aseguramos eso ahora, puede ir a parar a cualquier lado (sic)”, puntualizó.

“Tenés q publicitar. Escribile a Bachi y pedile q publicite. Ya hablé con él y está de acuerdo. Pero sería bueno q vos le digas (sic)”, le recomendó Samaniego, haciendo referencia a quien sería el diputado colorado cartista Basilio “Bachi” Núñez. El propio Soares había dicho tiempo antes que había conversado con el cuestionado legislador cartista de Presidente Hayes.

“Ya le escribí al Doctor Chapatín Chaqueño y al Florero. Ambos están enterados”, respondió Soares poco minutos después haciendo referencia a que ya había cumplido con las instrucciones de Samaniego de escribirle al diputado “Bachi” Núñez, originario de Villa Hayes (Chaco).

“El Florero ya operó”, respondió Samaniego enseguida. Aunque no dieron nombre, “florero” es un término con el que habitualmente se define al vicepresidente de la República.

“A Chapatín le pedí cobertura mediática. Insistile en eso”, agregó el diputado.

Soares avisó antes de la realización del allanamiento a quienes conspiraban con él. Samaniego confirmaría que su colega diputado “Bachi” Núñez también ya estaba al tanto de los movimientos.

Una vez alejado Ferreiro de la intendencia y cuando saltaron audios en los que Soares hablaba de una supuesta reunión con Cartes, el exministro de la SEN volvió a hacer mención al diputado chaqueño.

“NECESITO que le hables a Bachi para que le hable a su Jefe para que no me echen del laburo! (sic)”, le pidió a Arnaldo Samaniego en enero de 2020.

En febrero la cuestión se seguía complicando. “Ahora me comuniqué con Bachi y me dice que no pudo hablar con el señor. Ya me preocupa mi situación”, le volvió a decir Soares al diputado capitalino.

Carolina Llanes

El nombre de la ministra de la Corte Suprema de Justicia, Carolina Llanes, también fue mencionado en reiteradas oportunidades en las conversaciones entre Soares, Centurión y Samaniego.

El extitular de la SEN pidió que los colorados le ayudaran a operar en el juicio por el caso de los “coquitos de oro”.

El 5 de marzo de 2020, ya con el juicio finalmente en marcha, la desesperación de Soares comenzaría a escalar de forma acelerada, según él mismo dejaría de manifiesto en conversación con Samaniego y Centurión.

Ese día, el extitular de la SEN le escribió al diputado capitalino pidiendo mover la cuestión. “Jefe! El tema de mi juicio NECESITAMOS movernos ya! Voy a ser únicamente pesado, pero estoy contra reloj, necesitamos movernos muy rápido con el tema judicial. Llamame por favor y te explico” (sic), le pidió Soares a Samaniego.

“Tenemos 2 opciones. Hablar con Carolina Llanes y que ella se comprometa a resolver el recurso que vamos a presentar mañana, una Excepción de Inconstitucionalidad”, escribiría.

Centurión y Samaniego llegaron a decir en varios mensajes que se hablaría con la ministra de la Corte, algo que ella negó que haya ocurrido en conversación con ABC Color.

Enrique Bacchetta

El senador Enrique Bacchetta también es mencionado en un par de oportunidades dentro de la opereta. El 24 de marzo de 2020, Centurión le preguntaría a Soares si asistiría a una reunión en la casa de “Arni” (Arnaldo Samaniego). Tras el encuentro, enumeraría las tareas acordadas en la reunión.

“Hablar con Bachetta para que le reciba a Camilo. Tareas”, insistió.

Bachetta sería Enrique Bacchetta, quien entonces era titular del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados.

Al día siguiente, el 25 de marzo, Soares afirmó que ya concertó el encuentro pendiente. “Ya me respondió Bachetta, mañana a las 09,30h. me espera en su casa, tratá de hablarle antes por fa (sic)”, le pidió a Centurión.

Euclides y “Mauri”

El 28 de noviembre de 2019, Camilo Soares llegó a hacer referencia al entonces ministro del Interior, Euclides Acevedo, en sus conversaciones con Daniel Centurión. “Un dato. Nuestro enviado puede ser Euclides. Estuve conversando con él. La mejor incorporación que pudieron hacer”, señaló Soares haciendo referencia al candidato presidencial Euclides Acevedo, quien en ese entonces era ministro del Ejecutivo.

Acevedo negó haber conversado al respecto de este tema con ninguno de los implicados.

Ya en diciembre de 2019, Soares dice haber hablado con “Mauri” sobre la unidad colorada, haciendo referencia a quien sería Mauricio Espínola, mano derecha del presidente Mario Abdo y aspirante oficialista a la Cámara de Diputados.

Patricia y el combustible

Patricia Samudio, imputada extitular de Petropar, también es mencionada en varias oportunidades. “Si hablás con PS, recordale que necesitamos su apoyo para nuestro trabajo”, decía uno de los mensajes en los que habría hecho referencia a quien sería Patricia Samudio.

Ya en diciembre de 2019, Soares le pediría a Centurión que hable con una “amiga” para pedir “combustible” para sus gastos. El dirigente del P-MAS le escribió al ministro: “Hoy pegale una llamadita a Patricia para que nos de una mano”.

Stella Mary Cano

La fiscala Stella Mary Cano y al menos una de sus asistentes mantuvieron reuniones y comunicaciones constantes con actores políticos que ayudaron a montar los procesos judiciales que empujaron a la renuncia del exintendente de Asunción Mario Ferreiro, según chats.

Políticos sabían de movimientos de la Fiscalía incluso antes de que ocurrieran y hasta daban instrucciones de a quiénes imputar o qué preguntas hacer a los procesados. Hasta el marido de la agente fiscal fue utilizado como nexo para la comunicación.

Según los mensajes, tanto Cano como su entorno se reunieron personalmente con políticos.

Eran las 7:57 del 10 de diciembre de 2019, cuando Soares escribió: “En camino!”.

“Ahí viene la Secretaria de la Sra para avanzar, luego viene ella. Yo me voy enseguida. Trabajen nomás tranqui” (sic), respondió Samaniego.

Los documentos revelan que ese mismo 10 de diciembre, Soares comenzó a intercambiar mensajes vía WhatsApp con Silvia Sapriza, asistente de la fiscal Stella Mary Cano. Un par de días después, el 13 de diciembre, el dirigente de izquierda comenzaría a intercambiar mensajes también con Wladimir Woitas, esposo de la representante del Ministerio Público.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...