Doble contrato del IPS por servicio de desinfección de sus quirófanos

El IPS, durante la presidencia de Vicente Bataglia, hizo una doble adjudicación por unos G. 83.545 millones (US$ 11 millones) para la desinfección de sus quirófanos. Mientras la previsional tenía un acuerdo vigente por más de G. 43.000 millones para la realización de ese servicio, se les “exigía” a las empresas de limpieza, a través de otro contrato por G. 39.941 millones, a subcontratar nuevamente a una compañía para esa tarea. Salta un sospechoso interés de la institución para beneficiar a una proveedora.

Fachada del Hospital Central del Instituto de Previsión Social (IPS).
Fachada del Hospital Central del Instituto de Previsión Social (IPS).

Cargando...

El Instituto de Previsión Social (IPS), durante la presidencia de Vicente Bataglia, tuvo un llamativo interés para beneficiar con millonarios contratos a una empresa dedicada a la “desinfección de acción prolongada”. Se trata de Vital SA, representada por Sandra Patiño Mancuello, Casilda Mancuello y Chiara Ruggilo.

Los documentos existentes en el portal web de la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP) detallan que, mientras la previsional tenía un contrato vigente con la mencionada empresa para la provisión del servicio de desinfección en áreas críticas, también exigía a las proveedoras de limpieza a subcontratar nuevamente a la firma para ese trabajo.

Es decir, existía una muy sospechosa duplicación de los mismos trabajos en cuestión de meses.

Un requisito indispensable

Según los registros de la DNCP, Vital SA firmó el 3 de mayo de 2022 un contrato por más de G. 43.604 millones (casi US$ 6 millones) para el servicio de “desinfección de acción prolongada” para sus diferentes dependencias. En el Pliego de Bases y Condiciones (PBC) del llamado con ID 404692 esas áreas estaban subdivididas y bien identificadas. Se incluían, por ejemplo, zonas críticas como Unidades de Cuidados Intensivos, paritorios, UTI y otros (ver info adjunta).

El acuerdo firmado era por 24 meses, o sea, el periodo de vigencia es hasta el 3 de mayo de 2024, de acuerdo a los documentos.

Con este contrato en plena vigencia, el IPS procede a realizar el llamado para la contratación tercerizada de limpieza. Sospechosamente, uno de los requisitos establecidos en esa convocatoria, con ID 414937, era que las empresas debían cumplir con el siguiente punto: “el oferente deberá contar, sin costo adicional para el Instituto de Previsión Social, para Lote N° 2 todos los ítems, Lote N° 3 ítems 01, 02, 03, 04, 05, 06 y 09, las técnicas de los servicios de limpieza y Esterilización profunda de áreas críticas (quirófanos) este servicio podrá ser subcontratada por la oferente” (sic).

Es decir, el IPS exigía a las proveedoras un servicio que contrató tres meses antes. El acuerdo por limpieza se firmó el 19 de agosto de 2022, con el Consorcio C y M, representado por Mariela Carolina Molas. Corresponde al Lote N° 2 (donde se exigía el servicio de desinfección), por G. 39.941 millones (unos US$ 5,5 millones), por un periodo inicial de 12 meses, que luego se amplió a más meses.

En otras palabras, el IPS adjudicó similares servicios por una cifra global de G. 83.545 millones (más de 11 millones de dólares).

Requisitos singulares

Un punto llamativo es que el IPS condicionó a las proveedoras de limpieza con requisitos singulares y que solo la empresa Vital SA, a la que contrató tres meses antes, cumpliría. El PBC para el llamado de limpieza establecía que la firma interesada en el servicio de limpieza y esterilización debía presentar contrato/s de prestación de esterilización en áreas críticas siempre cuando dichos servicios hayan sido realizados dentro de los dos últimos años antes de la apertura del llamado.

A esto se suma que la compañía a ser subcontratada debía proveer de una lista de clientes, quienes percibieron los servicios de limpieza y esterilización profunda, acompañadas de referencias satisfactorias, “como mínimo cinco, de instituciones públicas y/o Privadas, con quienes mantiene y/o mantuvo relaciones comerciales” (sic).

Asimismo, menciona que la prestadora del servicio de limpieza debía presentar la nómina y currículum de por lo menos tres técnicos encargados y capacitados con carnets expedidos por la Dirección General de Salud Ambiental e Inocuidad Alimentaria (Digesa) del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social para el manejo de los productos a ser aplicados. Todos estos debían ser empleados de la compañía a ser subcontratada.

Este similar requisito también aparecía en el PBC del llamado en el cual se le adjudicó en forma independiente a Vital SA, aunque en vez de tres empleados, solo pedía dos técnicos encargados, con los mismos requerimientos.

Le dieron más plata este año

El IPS, durante la gestión de Vicente Bataglia no solo tenía un singular interés por beneficiar a la empresa Vital SA sino también que le dio más plata este año. Fue al ampliar G. 8.720 millones (US$ 1,1 millones) el contrato firmado el 3 de mayo de 2022, por la “desinfección de acción prolongada” para sus diferentes dependencias”.

El acuerdo inicial fue por G. 43.604 millones (casi US$ 6 millones). Con el incremento, llegó a G. 52.324 millones, alrededor de 7,1 millones de dólares.

El aumento para la empresa Vital SA se aprobó el 13 de julio de 2023, según la resolución del Consejo de Administración Nº 041-032/2023, mientras que la adenda se firmó el 21 de julio de 2023, escasos días antes del cambio de gobierno.

Lo llamativo es que la proveedora consiguió el millonario aumento del 20% (tope máximo establecido en la ley 2051/2002 de Contrataciones Públicas), con apenas 14 de 24 meses de la vigencia del contrato. Es decir, llevaba apenas 58% de ejecución.

El acuerdo modificatorio habla de un aumento en los metros cuadrados de superficie a ser desinfectada y esterilizada. De 790.000 m2, trepó a 948.000 metros cuadrados, según el documento. El precio unitario por m2 es de G. 55.195.

Aparece desde marzo 2020

La empresa Vital SA, representada por Sandra Patiño Mancuello, Casilda Mancuello y Chiara Ruggilo, aparece con dos millonarios contratos con el IPS. El primero por G. 39.535 millones (US$ 5,4 millones) se firmó el 9 de marzo de 2020, dos días después del anuncio del primer caso de covid-19 (7/03/2020) y un día antes de la declaración de cuarentena parcial en nuestro país (10/03/2020).

El segundo acuerdo, en tanto, es del 3 de mayo de 2022, por el monto global de G. 52.324 millones. Este es el que actualmente está vigente.

Ambos contratos se refrendaron por un periodo de 24 meses con un monto inicial, pero luego resultaban curiosamente beneficiadas con millonarios incrementos.

Es decir, con dos acuerdos y en un lapso de tres años la proveedora consiguió de la previsional más de G. 91.859 millones, alrededor de 12,5 millones de dólares, por servicios de “desinfección prolongada”.

La empresa Vital SA figura con otros 12 contratos con instituciones públicas. Figura desde la provisión de insumos para manipulación de productos químicos, kits de primeros auxilios, adquisición de medicamentos e insumos odontológicos hasta la desinfección de acción prolongada.

Aparecen el Ministerio de Salud Pública, Aduanas, Policía Nacional, etc.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...