Desagues pluviales

Se trabaja en el cauce Yvyra’i, punto de descarga del agua del desagüe Molas López.
Los caños de agua de lluvia salen de las casas y se conectan a la calle, denuncian vecinos.
El proyecto de desagüe pluvial beneficiará a la zona del Mercado de Abasto, que se ve afectado por raudales.
La circulación ya está habilitada en toda la avenida Molas López y no hay trabajadores en la zona. Sin embargo, los trabajos no están concluidos.
Denuncian que la falta de canalización en la nueva ruta de Itacurubí de la Cordillera destruye varias viviendas.
Sobre la calle Guillermo Arias el tránsito se torna muy difícil y hasta peligroso. Los autos resultan afectados por el mal camino.
Aún se realizan trabajos de pavimento hidráulico. Las obras debían terminar hace nueve meses, según se había prometido.
La circulación se torna peligrosa en la zona de Isabel la Católica. Los ómnibus están desviando.
Se realizó la apertura de ofertas y se presentaron 11 propuestas, de los cuales 6 son consorcios y cinco independientes.
La obra de desagüe en la cuenca Isabel La Católica cuenta con un importante retraso, que genera decenas de problemas a los vecinos.
Los peatones y los automovilistas sufren  los cierres de la calle Isabel La Católica en varios puntos del barrio San Antonio de Asunción.