2 de octubre de 2022

icrop sa

En enero, la fiscala María Estefanía González allanó la oficina de Conazjar e incautó varias evidencias.
Los tragamonedas  siguen operando impunemente, incluso en pleno Mercado 4, sobre Battilana y Rodríguez de Francia. Hace tres meses se promulgó la ley que prohíbe estas máquinas en comercios de libre concurrencia.
En comercios de libre concurrencia se encuentran varias máquinas, a disposición de la gente.
La ley de tragamonedas estipula la destrucción de esas máquinas que funcionan en las calles y comercios no exclusivos de juegos de azar, gestión a cargo de municipios. Los infractores deberán pagar un salario mínimo por cada tragamonedas de multas, y esos recursos que deberán ser destinados a un fondo para niños y adolescentes adictos a las apuestas (ludopatía).
Los tragamonedas en las calles están prohibidos. Los municipios son los responsables de incautar, destruir y aplicar la multa de un salario mínimo por cada máquina  a los responsables de su explotación.
María Galván, presidente interina de Conajzar.
María Galván, presidenta interina de la Comisión Nacional de Juegos de Azar (Conajzar).
La inacción de Conajzar, y su plan de "regularización" expone a menores de edad al alcance de los tragamonedas. El Senado tratará el proyecto de ley que castiga su uso en sitios no exclusivos de juegos de azar.
Días atrás, una comitiva fiscal- policial allanó la sede de Conajzar.
La fiscala María Estefanía González está a cargo de la investigación de irregularidades en Conajzar.