Funcionarios piden la intervención del Ejecutivo en Copaco

Funcionarios de la Copaco presentaron una nota a la Dirección General de Empresas Públicas, en la que solicitaron la urgente intervención del Ejecutivo en la telefónica pública, ante el riesgo la continuidad de sus operaciones en el mercado. Las pérdidas de la empresa ya llegaron a G. 188.667 millones hasta diciembre del año pasado, según informaron.

Funcionarios de Copaco realizan constantes movilizaciones por los retrasos en los pagos de salarios.
Funcionarios de Copaco realizan constantes movilizaciones por los retrasos en los pagos de salarios.ARCENIO ACUÑA

Cargando...

En una nota dirigida a la titular de la Dirección General de Empresas Públicas, Martha Peña, con fecha del 20 de abril último, representantes gremiales de empleados profesionales de la Compañía Paraguaya de Comunicaciones Sociedad Anónima (Copaco S.A.) solicitaron la intervención del Ejecutivo, ante la pésima situación financiera de la estatal.

La estatal registró hasta diciembre del año pasado una pérdida G. 188.667 millones, principalmente por la estrepitosa caída en la facturación y los ingresos y la falta de recursos y materiales para dar respuesta a los reclamos de usuarios, según indicaron en el escrito

Asimismo, señalaron que la ley N° 5058/13 que crea el Consejo Nacional de Empresas Públicas (CNEP), textualmente dispone: “Recomendar al Presidente de la República, en los casos graves que ameriten, la intervención de las Empresas Públicas (EP) cuando las circunstancias lo determinen, con el fin de reencauzar la administración de las mismas a los objetivos institucionales”.

Copaco: Hablan de desidia y tráfico de influencias

En este sentido, solicitaron que se arbitren las medidas necesarias a fin de preservar la institucionalidad de Copaco. Agregan que la falta de gestión, la desidia, el tráfico de influencia, la evidente insuficiencia financiera y la falta de aptitud para dirigir la empresa reflejan la realidad que socava a la estatal y a sus empleados como consecuencia de una “administración inepta e ineficiente”.

“La compañía da señales de una situación financiera sumamente preocupante, denotada por los balances de los ejercicios de la actual administración, cuyo actuar y decisiones no se condicen con el mandato de austeridad que le fuera ordenado en la última asamblea ordinaria ante la realidad imperante de una compañía que requiere de forma urgente una fuerte racionalización de recursos”, resaltó.

Entre las cuestiones más gravosas, citaron el atraso excesivo en el pago de salarios, que hasta la fecha registra casi dos meses. “En este punto es importante destacar que este atraso genera descuentos compulsivos en los haberes de los empleados quienes quedan sin posibilidad de subsistir”, resalta el escrito.

Señala además que la falta de pago íntegro del seguro médico social (IPS), el alto índice de deuda mantenida con proveedores y la deuda con ex empleados por gratificaciones son preocupantes.

Asimismo, resalta que la concesión de aumentos de salario que en algunos casos no reúnen los criterios y requisitos pre establecidos, lo que también afecta a la empresa.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...