La presión sobre el dólar persistirá y afectaría a varios rubros de la canasta

Un incremento sostenido en la demanda de dólares y riesgos derivados de los conflictos externos, así como encarecimiento del petróleo entre otros, seguirán presionando sobre la cotización del dólar, reflexionó el economista y ex ministro Manuel Ferreira. Esto afectaría a varios rubros de la canasta, aunque se no percibe mayores impactos en resultado global de la inflación, indicó.

Cotización de la divisa  estadounidense seguirá con tendencia al alza, según especialistas
Cotización de la divisa estadounidense seguirá con tendencia al alza, según especialistasMauricio Dueñas Castañeda

Cargando...

El economista y ex ministro de Hacienda Manuel Ferreira detalló durante el programa Enfoque Económico de ABC Cardinal que persistiría la presión sobre el tipo de cambio (dólar) en los próximos meses debido a varios factores, entre ellos: una mayor demanda de divisas por ser una temporada de importaciones , compras y turismo. El dólar alcanzó en la última semana un pico histórico de G. 7.500, pese a las inyecciones que viene realizando el Banco Central del Paraguay (BCP) para cortar los picos.

El 30% de productos son importados

Considerando que aproximadamente el 30% de los bienes de la canasta básica son importados, existe la posibilidad de una presión al alza de varios rubros, especialmente en lo relacionado a combustibles y este a su vez, afectaría indirectamente a otros bienes.

En su reciente reporte, el Banco Central del Paraguay (BCP) informó que la inflación en octubre fue del 0,5% mensual, por el incremento de precios en rubros como alimentos, combustibles y bienes durables, estos dos últimos relacionados justamente con el componente del tipo de cambio. No obstante, la variación interanual se ubicó en 3,5%, por debajo del objetivo meta del BCP (4%). Pese a los incrementos de precios ya observados en estos rubros, para los técnicos de la banca matriz, la suba del dólar no representa mayores riesgos ya que solo quedan dos meses para el cierre del año e incluso redujeron su proyección de inflación del 4,1% al 3,8%.

Tasas seguirán bajando

Ferreira detalló que la inflación sigue desacelerando en su variación interanual, incluso en el grupo de bienes más volátiles o variables de la canasta y que en este contexto, el BCP ve que no hay mayores riesgos en relación a la meta establecida para el presente año. Esta situación es buena porque le permitirá seguir avanzando en el plan de flexibilización de la tasa de interés de la política monetaria.

En ese contexto, añadió que probablemente el BCP siga la tendencia de reducir 25 puntos porcentuales en los dos últimos meses que restan del año, para cerrar en 7,25%, aún lejos de la tasa neutral (tasa que hace que la cantidad de dinero se mantenga estable), que sería alrededor del 5,50%.

El economista detalló que es necesario que este proceso se siga dando de manera que los efectos puedan llegar a los consumidores con tasas de interés más bajas en los préstamos.

Ciclo que se repite

Por su parte la economista Patricia Goto, del Banco Atlas se refirió igualmente sobre el contexto de suba del dólar y detalló que si bien alcanzó un pico histórico de G. 7.500 en estos días, este comportamiento de la divisa es propio en este época del año, donde aumenta la demanda por el billete verde.

“Si bien están un poco fuera de las expectativas que se tenía para este año, vemos que el ciclo se repite cada año por un efecto de mayor demanda y esto tiene un impacto directo sobre el precio”, advirtió.

Añadió que es un factor de riesgo a monitorear ya que como somos importadores y que factores como el dólar influyen mucho en los costos del combustible y bienes durables entre otros.

El dólar llegó a un pico histórico la semana pasada al alcanzar los G. 7.500 , valor que no alcanzaba en más de 20 años. Por su parte, el BCP realizó algunas inyecciones el mes pasado alrededor de US$ 70 millones para cortar los picos.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...