Petropar adjudicó una nueva compra de diésel y subirían precios en breve

Petropar adjudicó una nueva compra de gasoíl común a la empresa Vitol SA, a un premio más caro respecto al contrato anterior. Con esta adquisición, la estatal ya no podría mantener sus precios actuales y en breve se tendrían subas. El monto de la adjudicación es por US$ 115 millones para importar 120.000 m3.

Eddie Jara hasta viajó a Estados Unidos para "buscar" mejores precios.
Eddie Jara hasta viajó a Estados Unidos para "buscar" mejores precios.Gentileza

Cargando...

Tras el fracaso del contrato con la empresa AP SA, de Andrea Lafarja, Petróleos Paraguayos (Petropar), cuyo titular es Eddie Jara, adjudicó otra licitación para la compra de gasoíl común (tipo III), en la que resultó beneficiada la empresa Vitol SA, por un monto máximo de US$ 115 millones, para la adquisición de 120.000 metros cúbicos (120.000.000 de litros).

Concretamente, la petrolera pública adjudicó la modalidad FOB (combustible puesto en los puertos de origen), en la cual la entrega del combustible se prevé en el km 171 Río Paraná Guazú (Argentina).

En la adjudicación en cuestión (ID 427.653), Vitol propuso un diferencial de 39,558 cpg (centavos por galón), mucho más caro que el premio de 17,95 cpg de su contrato anterior, tras haber bajado el valor adjudicado de 22,96 cpg, a través de una adenda.

Asimismo, de acuerdo con los cálculos realizados por el Comité de Evaluación de Ofertas de Petropar, el diésel de Vitol le costará a la estatal US$ 963 por metro cúbico (a la cotización de hoy), muy por encima de los US$ 838,4 por metro cúbico (FOB) que la petrolera pagó por el carburante en octubre, según su estructura de costos.

Esto significa que si la estatal no reajusta su precio del gasoíl -cuando llegue esta compra- incrementará aún más sus pérdidas, por lo que sería inevitable un aumento de los valores en las estaciones de Petropar en la brevedad. El contrato con Vitol todavía no fue publicado en el portal de Contrataciones Públicas.

Petropar: se canceló lote para que gasoíl llegue hasta la planta

Vale señalar que, con este llamado, Petropar también pretendía comprar de gasoíl común (tipo III) con la modalidad CIF, con el cual el combustible le debía ser entregado en el puerto de Petropar de Villa Elisa. Por este lote ofertó la firma Trafigura Pte. Ltd., por un monto máximo de US$ 122.400.000, pero fue cancelado por el elevado precio ofertado por la firma, respecto a la cotización de referencia del llamado.

En este caso, la empresa en cuestión propuso US$ 1.020 por metro cúbico, también para la adquisición de un monto máximo de 120.000 metros cúbicos del combustible.

Actualmente, el gasoíl que vende la petrolera pública también es proveído por Vitol, a través de un contrato de febrero de este año y no se sabe cuándo se agotará esta provisión. Esta empresa debe proveer 180.000 metros cúbicos del combustible, por más de US$ 164 millones. Empero, no se sabe la cantidad de producto que dicha firma ya entregó a la estatal.

Petropar alega que tiene stock

Justamente, ABC consultó a las autoridades de Petropar si mantendrán sus precios con la nueva compra que concretaron y desde la Dirección de Comunicaciones informaron: “Hoy se cuenta con stock suficiente para mantener los precios actuales por varios días, además se cuenta con un volumen remanente que permitirá contar con volumen al precio del contrato que va culminando (sic)”.

Como se volvió habitual en la estatal, el presidente de la empresa, Eddie Jara, evitó dar mayores datos respecto al stock que disponen. También evadió explicar el impacto que tendrá la nueva compra sobre los precios.

Estatal vende a pérdida

Recordemos que Petropar renunció en octubre a su bonificación de distribuidora de combustibles para poder mantener a G. 7.500 por litro el precio del diésel común en los servicentros con su sello, afectando sus ingresos, según se pudo corroborar en la estructura de costos de la estatal del mes de octubre.

El margen de la petrolera pública como distribuidora de combustible, por cada litro comercializado a sus operadores, generalmente estaba entre G. 350 y G. 400 por litro, pero en el mes de octubre ese beneficio se redujo a cero (ver facsímil), con lo cual la estatal sigue manteniendo el precio del gasoíl.

Ante esta situación, la petrolera pública actualmente tiene una “ganancia” de solo G. 102 por cada litro de diésel común comercializado, que es su margen de importador, con lo cual la estatal no puede cubrir sus costos operativos como salarios, gastos financieros, entre otros egresos, lo que significa que vende el gasoíl a pérdida sólo para mantener la promesa electoral de Santiago Peña.

En este sentido, un litro de diésel común le costaba a la estatal en octubre G. 7.098 por litro y lo vende a G. 7.200 a sus operadores (“gana” G. 102 por litro).

Esta situación evidencia que la estructura de costos de la petrolera estatal es insostenible y a la vez distorsiona el mercado poniendo en riesgo miles de empleos del sector privado, que sí incluyen sus costos operativos en sus cálculos del precio del gasoíl.

La venta a pérdida de Petropar beneficia solo a los operadores de la estatal, varios de ellos políticos, que en algunos casos triplicaron sus ventas. Si bien los mismos disminuyeron el margen de ganancia que les otorga la estatal (de G. 539 a G. 300 por litro), estos están aumentando su facturación con el incremento de las ventas en sus servicentros por la diferencia de precios respecto a los emblemas privados.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...