La UE busca prohibir los plásticos de un solo uso a partir de 2021

La UE acordó ayer prohibir a partir del año 2021 la mayoría de plásticos de un solo uso, incluyendo los bastoncillos para los oídos, las pajillas para beber o las cucharitas, que contaminan el planeta.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/724P46KQQNAYNGG4OUFPECM6TM.jpg

BRUSELAS (AFP). La legislación, adoptada en un tiempo récord tras la propuesta inicial de la Comisión Europea en mayo, prohibirá una decena de categorías de productos que representan el 70% del plástico que termina en los océanos y en las playas.

El acuerdo fue alcanzado de madrugada entre los negociadores del parlamento europeo, los estados miembros y la Comisión.

El texto todavía necesita el aval de otras dos instituciones, el Parlamento y el Consejo de la Unión Europea, y se espera que termine su recorrido legislativo a principios de 2019 para poder empezar a aplicarse en 2021.

Algunos productos de plástico de un solo uso quedarán prohibidos si existen alternativas sin plástico, como los bastoncillos para los oídos, los cubiertos, los platos, las pajillas para beber o los bastones que se usan en los globos.

Para otros tipos de productos el objetivo es reducir su consumo a nivel nacional, ser más exigente en su diseño y su etiquetado o crear nuevas obligaciones para los productores en materia de gestión y de limpieza de los deshechos.

La UE también quiere prohibir los plásticos llamados oxodegradables (no los consideran completamente biodegradables, pues no desaparecen, sino que se fragmentan en partículas minúsculas) así como los vasos y los recipientes de poliestireno expandido, usados para la comida para llevar.

El acuerdo también crea el objetivo de reciclar el 90% de las botellas de plástico antes de 2029.

El texto también se fija el objetivo de que en 2025 la fabricación de botellas tenga un 25% reciclado y un 30% en 2030.

Además de la protección de los océanos, la Comisión explicó que la directiva europea tiene otras ventajas medioambientales y económicas.

Entre ellas, impedir la emisión de 3,4 millones de toneladas equivalentes de CO2, evitar daños medioambientales que costarían el equivalente de 22.000 millones de euros hasta 2030 y permitir que los consumidores se ahorren unos 6.500 millones de euros.

La alianza Rethink Plastic, que reúne a varias oenegés, calificó el texto de un “paso adelante importante” pero considera que no responde totalmente “a la urgencia de la crisis”.

“La UE merece elogios por haber sido la primera región en introducir nuevas leyes para reducir la contaminación por plásticos de un solo uso”, afirmó Meadhbh Bolger, de la organización Friends of the Earth Europe.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.