Empresas siguen realizando operaciones impunemente

Casi cinco años han pasado desde que organismos de Estados Unidos alertaran a Paraguay sobre el envío de dinero de empresas de Ciudad del Este a firmas del país norteamericano vinculadas al financiamiento del partido chiita libanés Hezbollah, considerado como terrorista por las autoridades estadounidenses.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/WBV7HPDHC5FQ3LAC4KF443LB3Q.jpg

Y cuatro años han pasado desde que la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero (Seprelad) de nuestro país entregara a la Fiscalía un frondoso informe sobre movimientos sospechosos realizados por las empresas Acqua Importaciones SA, Bambu Inc., Global Logistics SA, todas vinculadas a Ricardo Galeano Fariña y Walid Amine Sweid, amigos del hoy vicepresidente de la República, Hugo Velázquez, y cercanos al senador cartista Javier Zacarías Irún.

De acuerdo a las declaraciones de los propios fiscales en 2016, esta red habría lavado unos US$ 1.200 millones. Aún así, las empresas que son investigadas en el expediente 68/2014 siguen operando sin problema alguno, de acuerdo a reportes de Aduanas. 

Miles de toneladas 

PUBLICIDAD

Según los reportes que constan en Aduanas, Acqua Importaciones, Dimadi SA y Amanecer Representaciones –todas empresas ligadas al esquema de Amine Sweid y Galeano Fariña– registraron un intenso movimiento de importaciones en lo que va del 2018. 

Solo entre el 10 y el 15 de octubre pasado, las empresas investigadas por lavado importaron unas 23.000 toneladas de mercaderías varias.

El movimiento no había se frenado ni en los últimos meses de 2016, cuando la Fiscalía hizo los primeros allanamientos de los locales de las firmas investigadas. 

Poderosos amigos

Los investigados en el expediente 68 siempre presumieron su cercanía con el poder político. 

El hoy vicepresidente de la República, Hugo Velázquez, reconoció abiertamente su amistad con Walid Amine Sweid, uno de los investigados. Velázquez fue fiscal en Ciudad del Este, y cuando se abrió la causa, en 2016, era presidente de la Cámara de Diputados. 

Otras versiones señalan que Sweid habría financiado la campaña política del hoy senador Javier Zacarías Irún, cabeza de un clan que hace y deshace en el Este.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD