El tema de la semana

Hoy, 13 de agosto, se cumplen 50 años de la entrada en vigencia del Tratado de Itaipú, lo que habilita a la revisión del Anexo C, en donde se tiene la gran oportunidad de reivindicarnos. El Tratado se encuentra compuesto por el cuerpo central del mismo, el Anexo A (Estatuto), el Anexo B (las obras) y el Anexo C (bases financieras y de prestación de servicios de electricidad). Diferentes sectores económicos y sociales destacaron a nuestro diario a lo largo de las últimas semanas, que este 50 aniversario de la puesta en vigencia del tratado representa una oportunidad para definir qué desea el país para las próximas décadas. Refirieron también que es una ocasión propicia para que las autoridades definan y planteen los beneficios que se obtendrán como copropietarios del complejo hidroeléctrico binacional. Se trata de un “enorme desafío” para las nuevas autoridades que asumen este martes el timón del país.

Cargando...

Con el inicio de este nuevo capítulo en la entidad, Paraguay tiene la oportunidad de avanzar en el manejo soberano, contando con más energía y fondos, que le permitan dar un salto de calidad en su proceso de desarrollo.

La dimensión económica y política de este evento muestra igualmente la magnitud de la ventana que se abre. La oportunidad económica de contar con una energía limpia, barata y renovable, y una entidad completamente amortizada, es la base de la ventana que se abre. Con ello se presenta la dimensión política, donde la temática se encuentra instalada en la agenda nacional en el país, principalmente mediática y ciudadana, y los ojos de la comunidad internacional. En consecuencia, la pregunta central que se formula es qué podemos plantear como país ante esta oportunidad, y qué podemos ganar. La revisión del Anexo C es la oportunidad para reivindicarnos ante la gran derrota que representó la explotación de la hidroeléctrica para el Paraguay, destacó a ABC la senadora Kattya González (PEN).

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...