Transporte público y sus datos secretos

El subsidio al transporte público del Área Metropolitana de Asunción (AMA) fue creado vía Decreto Nº 6630 por el entonces presidente de la República Fernando Lugo como una “ayuda” al usuario en el precio del pasaje. En ese documento se estipuló que a los seis meses de la primera transferencia de los recursos públicos ya debería regir el cobro electrónico.

Las reguladas y exceso de pasajeros en buses se puede detectar con el billetaje.
Las reguladas y exceso de pasajeros en buses se puede detectar con el billetaje.virgilio vera

Cargando...

Esa disposición se estableció con el objetivo de transparentar el sistema y que los desembolsos se concreten por cada viaje que realizaron los pasajeros en los transportes colectivos. Sin embargo, recién en 2019, a casi una década de transferir dinero de todos los contribuyentes, se utiliza el billetaje.

Hoy, con el cobro electrónico, el Estado no solo facilita a los usuarios la gestión de pago del pasaje, sino que la tecnología permite conocer las zonas en donde hay mayor cantidad de cobros del boleto (validación) y los horarios en que hay más transacciones, además de conocer la frecuencia de circulación de los buses. Es decir, cada validación dibuja “mapas de calor” de mayor y menor demanda, por horario y ubicación en el servicio de transporte público.

Esa información obtenida sirve de diagnóstico para realizar ajustes sobre la prestación, y tomar decisiones para optimizar la atención a los ciudadanos que andan a pie, sin salir de la oficina. Todo se concentra en el software denominado “Centro de Monitoreo del Billetaje”, que se encuentra a cargo del Viceministerio de Transporte (VMT).

Los datos generados con ese cobro son proporcionados al Estado por las dos empresas operadoras del billetaje, que son Epas (tarjeta Jaha), del Centro de Empresarios del Transporte de Pasajeros del Área Metropolitana (Cetrapam), y TDP SA (tarjeta Más), de Álvaro Wasmosy.

Los registros reflejan en su conjunto, por un lado, el kilometraje recorrido por los buses, que implica cumplimiento de itinerario, frecuencia y consumo del combustible (costos), y por el otro lado, la cantidad de viajes que realizaron los pasajeros (ingresos).

Esos costos son componentes de la Tarifa Técnica (TT), el cálculo que define el precio del pasaje. Una parte paga el pasajero y el resto se subsidia.

Otros datos del cálculo son el precio del combustible, mantenimiento de los buses, gastos administrativos (alquiler, agua, luz y otros) y del personal (salario del chofer y el seguro social).

Es decir, cada egreso se contempla al fijar el precio del pasaje y se considera que se cumple a rajatabla: los pasajeros viajaron cómodos y confortables, sin excesivas demoras.

Esos datos de la TT son “secreto de Estado” y al salir a las calles se aprecia que no coinciden con la realidad de los usuarios; además, todos los contribuyentes del país son los que pagan.

Nº 6630

Decreto firmado por el presidente Fernando Lugo en 2011, por el cual se creó el subsidio al transporte público en el Área Metropolitana de Asunción (AMA).

2019

Año de inicio de implementación del billetaje electrónico. Sin embargo debió ponerse en vigencia a finales de 2011, seis meses después del primer desembolso del subsidio al transporte.

3 años

Vigencia del billetaje, sistema que “dibuja” zonas y horas de mayor demanda de buses, además de conocer la frecuencia de circulación en la calle, sin necesidad de verificar “in situ”.

Misterio

Son un misterio los datos que componen la tarifa técnica, el cálculo del pasaje, entre los que están la cantidad de pasajeros, kilometraje recorrido, frecuencia y otros.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...