Berta Rojas trae el Grammy Latino a casa y pide “mejores días” para Paraguay

“Este premio simboliza un camino que dio muchas alegrías pero que también fue difícil. Un camino que nos lleva a un momento de decir: sí se puede. Un momento de reivindicación de la esperanza y del derecho a soñar”. Eso dijo Berta Rojas esta tarde en un encuentro con la prensa, donde además de mostrar el Grammy Latino que trajo a casa, habló de la importancia de mirar para adentro, de crear oportunidades para todos, de votar de forma consciente y de exigir más educación y salud.

Berta Rojas en la tarde de hoy, durante una conferencia de prensa que ofreció para los periodistas de Paraguay.
Berta Rojas en la tarde de hoy, durante una conferencia de prensa que ofreció para los periodistas de Paraguay.SILVIO ROJAS

Cargando...

La guitarrista paraguaya Berta Rojas trajo a casa el gramófono dorado que conquistó el año pasado, específicamente el 17 de noviembre en la ceremonia de los Grammy Latino, donde ganó como Mejor Álbum de Música Clásica por “Legado”. La estatuilla había llegado finalmente a ella la semana pasada.

Lea más: Vídeo: Berta Rojas ya recibió su Latin Grammy y se lo dedicó a las mujeres

Esta tarde compartió en una distendida conferencia de prensa en el Hotel Palmaroga sobre sus sentimientos y emociones por todo el recorrido que hizo, tanto artística como humanamente para llegar a este momento. Además, respondió preguntas sobre la realidad sociopolítica de nuestro país y cómo todos podemos aportar un poco para ser parte de un cambio.

“Cuando de alguna manera tenés la oportunidad de hacer una síntesis tan hermosa, de un sueño de vida, te planteás mucho para qué vas a usar tu voz. Por supuesto que, de alguna manera, el sueño más importante es trabajar por la igualdad de oportunidades para todos, para que si el Mangoré del mañana está hoy estudiando mangoguýpe no lo sea mañana”, manifestó al comienzo de la conferencia una emocionada y agradecida Berta Rojas al ser consultada sobre los sueños que le quedan luego de este premio.

Asimismo, haciendo una reflexión sobre nuestra actualidad, afirmó: “Yo le miro a Paraguay con tanto deseo de que sean días mejores los que nos encuentren unidos. Esos días mejores habrá que ir trabajándolos. Nosotros tenemos el poder en un voto y el poder de ir construyendo juntos, porque el cambio no se va a dar de un día para el otro”.

En ese sentido, reconoció pensar en las ciudades del interior y en ¿qué podemos hacer para contribuir? “Paraguay es un país de largos silencios, entonces hagamos escuchar nuestra voz, hay que pedir y exigir esas reivindicaciones que son tan importantes y que ya no se pueden esperar”, indicó.

Además, impulsó a la gente a informarse. “Creo que hay que saber cuál es el plan. Cómo hacemos para ser como el Uruguay, por ejemplo. Cómo estudiamos ese modelo y lo aplicamos. Si no te dicen cómo lo van a hacer no le pongas tu voto, que te digan cómo. Vamos por los ejemplos reales de cómo se van a hacer los grandes cambios que necesitamos en educación y salud por sobre todo”, subrayó.

Un “Legado” que se extiende

A la hora de hablar sobre “Legado”, Berta contó que además de esta estatuilla se encuentra la otra que se llevó el brasileño Sergio Assad, pues recordemos que también conquistaron el Grammy Latino en la categoría de Mejor Obra/Composición Clásica Contemporánea por “Anido’s Portrait: Chacarera”, realizada por él especialmente para “Legado”.

Pero además hay otras dos estatuillas por el premio Mejor Álbum de Música Clásica que se llevaron el productor, Sebastián Henríquez, y el ingeniero de sonido Randy Roos. “Vos tenés que haber participado en el 51% o más del disco para poder recibir una estatuilla”, explicó Rojas sobre los reconocimientos.

Al pensar en todos los sentimientos que la atravesaron, dijo que solo podía asimilar “ese deseo inmenso de darle esta alegría a tu país y se dio esta vez”. Además, resaltó que trabajó cuatro años para la realización del álbum, destacando toda la investigación previa que hicieron junto a la guitarrista Candice Mowbray.

“Les cuento que yo grabé en mi apartamento el disco, con dos micrófonos en casa, sí vino el gurú de Berklee, Randy Roos a colocarlos. Grabé sin grandes despliegues pero sí dándole su lugar a lo que sigue siendo esencial: tener algo que decir, decirlo desde el corazón y decirlo con convicción”.

El deseo de contar desde la sinceridad

“Si tenés alguna oportunidad de hacer de este mundo un lugar un poquito más cordial, más amoroso, un poquito mejor, hacelo. Un pequeño gesto de repente es mucho más de lo que mucho piensan. Entonces vamos en la búsqueda de ese pequeño gesto”, eso dijo en otro tramo de la conferencia a unas jóvenes músicas que se encontraban en el lugar.

En esa misma línea, también abordó la ilusión de los músicos paraguayos luego de que todo esto sucedió. Al respecto, planteó que lo más importante es trabajar en concordancia con la pasión y el deseo, pero sin dejar nunca de lado el estudio, la formación y la investigación.

“Qué lindo sería hablar del Paraguay que ven nuestros ojos. Qué lindo sería empezar a jugar con nuestros ritmos nativos y hacerlos jóvenes de nuevo, hacer que se acerque la juventud a explorar y a jugar, literalmente, con nuestra música. Eso requiere mucho conocimiento, porque Piazzolla cuando hace su gran revolución del tango venía de estudiar con Nadia Boulanger en París, la gran pedagoga del siglo 20. Entonces él hace su propio lenguaje, su propia música. Yo espero con ilusión que se formen nuestros músicos. No tengan ningún reparo en estudiar y salir a hacer una síntesis que tenga que ver con el hoy y, sobre todo, con au corazón, desde la sinceridad, honestidad, desde la entrega de su arte. Pero no es por la búsqueda del éxito, tiene que ser porque te pide tu ser, solo por eso funciona, creo”, reflexionó.

Oportunidades para todos

Haciendo énfasis en que cada persona pueda tener una oportunidad de hacer lo que ama, Berta sostuvo: “Lo material sinceramente no me importa mucho. Sí me importa poder abrir oportunidades para mí y para los que tengo cerca mío”.

Recordó en este tramo a uno de sus proyectos llamado Pu Rory, que recibió a jóvenes guitarristas desde diferentes puntos del país. “Ahí no había diferencias. Ellos eran iguales ante la música. Quedaron unidos como amigos y entre ellos no hay celos ni envidias, ellos se ayudan entre ellos, tocan juntos, es hermoso el poder de la música. Es hermoso cuando el ser humano se acuerda que tiene un mundo hacia adentro, un mundo de espiritualidad, capas nuestras que tenemos que explorar. Vayamos en esa búsqueda hacia adentro”.

Lea más: Berta Rojas pide que no se utilice su nombre o logros para campaña política

Eso lo conectó con su presente ya que, según reconoció, ahora se dedicará a escucharse un poco a ella misma. “Siento que he cruzado un río muy caudaloso y llegué a la orilla y estoy cansada. Perdón, pero tengo que ser totalmente franca. Quiero escucharme mucho. No tengo agenda, no tengo prisa, solamente tengo a la música que me llama todos los días. Tengo ganas de estudiar y aprender nuevas cosas. En eso estoy. Vamos a ver en un par de años hacia dónde me lleva la búsqueda. Pero es hacia adentro que estoy viajando”.

Acerca de eso, insistió en la importancia de ir “capas adentro y desde ahí encontrar dónde es que tu corazón es feliz. Cuáles son las cosas que todavía te erizan, que te hacen feliz. La búsqueda no está en lo material. La codicia, lastimosamente, es un mal que caracteriza tanto a nuestra sociedad, al ser humano, que nos separa tanto de lo que podemos ser”.

Condecoración

Tan solo un par de horas antes de este encuentro, el Ministerio de Relaciones Exteriores celebró la ceremonia de imposición de la Condecoración de la Orden Nacional del Mérito en el Grado de “Gran Cruz” a Berta Rojas. El acto fue en el hall principal del Palacio Benigno López.

El evento que reunió a familiares y amigos de Rojas, autoridades nacionales, miembros del cuerpo diplomático acreditados ante nuestro país, contó con las palabras del ministro de Relaciones Exteriores, embajador Julio César Arriola, quien también se encargó de la imposición de la Condecoración.

“Para mí es un gran honor presidir este acto en el que celebramos en primer lugar la vida y los logros de una destacada y valiosa mujer paraguaya. Una gran representante y promotora de la cultura de nuestro país y de la guitarra clásica. Ella se hizo merecedora de este homenaje por conquistar tantos escenarios a nivel nacional como internacional con su talento indiscutible, su particular carisma y su inmensa humanidad”, expuso el embajador.

Tras recibir la condecoración, Berta compartió un emotivo discurso con el que agradeció tal distinción. “Ser mujer, paraguaya, guitarrista clásica, pareciera ser una combinación destinada, si no al fracaso, a un andar difícil por la vida. Y algo de razón tenían los que decían “dedícate a una profesión como la gente”, “te vas a morir de hambre” y otras expresiones de desaliento que marcaron los comienzos. No fue fácil y tampoco esperaba que lo fuera. En realidad, no esperaba nada, sólo la satisfacción de hacer música”, dijo en una parte.

“Paraguay, te entregué mis mejores esfuerzos y te pido sólo una cosa: la posibilidad de retirarme algún día en esta tierra. No podré hacerlo sin el acceso a la salud universal, no podré hacerlo si en mis días de mayor fragilidad la solidaridad ciudadana es la respuesta. Ojalá los hijos e hijas de Paraguay podamos encontrar en esta tierra mejores días que estos de tanta incertidumbre que nuestros ojos ven hoy”.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...