Enormes grietas en escuela y colegio de Ciudad del Este movilizan a padres y alumnos

Padres y alumnos del Colegio San Blas de Ciudad del Este se movilizaron este martes para exigir aulas debido a que todo un pabellón fue clausurado por peligro de derrumbe. Las salas están con enormes grietas y los estudiantes no están dando clases desde ayer.

Las salas de un pabellón de la escuela San Blas presenta enorme grietas.
Las salas de un pabellón de la escuela San Blas presenta enorme grietas.Teresa Fretes

Cargando...

Todo un pabellón de la escuela y colegio San Blas de Ciudad del Este está con grietas por lo que el juzgado de faltas municipales de esta ciudad dispuso su clausura por el peligro que representa. Debido a esto, las clases se suspendieron desde ayer.

Desde la Supervisión de Educación dispusieron que se pase a la movilidad virtual, situación que los padres no aceptan y recurrieron a la movilización. Esta mañana, padres y alumnos se congregaron frente a la institución para exigir alguna solución.

Lea más: Obras en escuela de CDE culminan con retrasos y presentan fisuras

Pidieron que desde el Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) se provea de aulas móviles o se consiga un lugar alternativo para que los alumnos desarrollen las clases de forma presencial.

La clausura del pabellón afecta tanto a la escolar básica como al colegio pero los alumnos de la escuela ya fueron acomodados en otras salas, quedando sin clases cinco cursos del primer al tercer año de la media.

Aulas con grietas ya habían sido reparadas

En 2021, el pabellón en cuestión, había sido reparado por la Gobernación del Alto Paraná, durante la administración de Roberto González Vaesken (ANR). La ejecución de la obra fue adjudicada a la empresa JAM Construcciones, representada por Alicia Edith Medina Rodas, por un valor de G. 1.058.735.584. El paquete también había incluido la construcción de tres aulas nuevas.

Sin embargo, los trabajos se entregaron con atrasos y las fisuras volvieron antes de que las mismas sean inauguradas.

Silvia Flores, directora de la institución, explicó que las aulas habían sido construidas hace unos nueve años y que poco después ya comenzaron a presentar grietas. Dijo además que como los padres no aceptan las clases virtuales ahora están buscando aulas alternativas.

“Estamos buscando espacio para dar clases presenciales. El problema es que tenemos más de 60 alumnos en una sala de clases, no podemos ir a una sala chica. Tampoco podemos estar debajo del tinglado con 180 a 200 alumnos, necesitamos salas móviles hasta que se solucione nuestra situación”, expresó.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...