Estrés laboral: entre el teletrabajo y la vuelta a la oficina

La RAE define el estrés como una “tensión provocada por situaciones agobiantes que originan reacciones psicosomáticas o trastornos psicológicos a veces graves”, refiere la Lic. Paola Alarcón Cardozo, psicóloga organizacional. Con la pandemia, el mundo laboral a supuesto nuevos retos entre el teletrabajo que llegó para quedarse y también la vuelta a la oficina ante la flexibilización de restricciones. Manejar el estrés laboral es clave, dice.

Cuando fue declarada la pandemia y las nuevas normas cambiaron las reglas de juego en el ámbito laboral.
Cuando fue declarada la pandemia y las nuevas normas cambiaron las reglas de juego en el ámbito laboral.

Cargando...

A modo de contexto, la Lic. Paola Alarcón hace una retrospectiva a marzo del 2020 cuando fue declarada la pandemia y las nuevas normas cambiaron las reglas de juego en el ámbito laboral.

“La pandemia por covid-19 ha traído consigo nuevos retos, muchos de ellos en el sector laboral. Las condiciones de trabajo y empleo, como las altas demandas, cambios en la jornada laboral y la inseguridad contractual, entre otros, han generado situaciones de angustia o pánico que afectaron la salud mental de las personas trabajadoras”, analiza Alarcón.

En ese marco muchas empresas se han tomado más en serio la modalidad del home office o el teletrabajo.

Estrés laboral

Uno de los problemas de salud más frecuente en los colaboradores de una empresa es el estrés laboral. Además, genera alteraciones considerables en cuanto a la productividad y la competitividad de las empresas, sostiene Alarcón.

Para explicar el alcance de esto, Alarcón se remite a diversos estudios que nos hablan de que las personas “tienen riesgo de padecer problemas de salud física y mental como consecuencia del estrés laboral”.

Según la OMS, cuando el colaborador está sometido a este problema, puede tener dificultades para pensar con lógica y tomar decisiones, disfrutar menos de su trabajo y, como consecuencia, sentirse menos comprometido.

Otras manifestaciones son cansancio e intranquilidad, dificultades para dormir o incluso, “puede sufrir problemas físicos graves como trastornos digestivos, aumento de la tensión arterial, cardiopatías, entre otros”, remarca la psicóloga organizacional.

La otra cara del teletrabajo

Antes de la llegada del coronavirus, muchas empresas, en diferentes partes del mundo, implementaban el teletrabajo o home office con acuerdos de jornadas flexibles en las que algunos días los empleados estaban en casa y en otros asistían a la oficina.

“No obstante, debido a la pandemia, millones de personas hacen teletrabajo por primera vez, situación que puede generar estrés laboral si esta nueva circunstancia no es manejada con las herramientas adecuadas”, describe Alarcón.

La otra cara del teletrabajo tiene que ver con la inclinación a prolongar la jornada laboral, altos niveles de estrés, sobrecarga de trabajo, insomnio y establecer los límites con respecto a las actividades en casa, situaciones propias de la rutina hogareña y la familia.

La abrupta incorporación del teletrabajo como única opción para continuar desenvolviéndose en el ámbito laboral se hace cuesta arriba, especialmente cuando no se tiene en casa un espacio diseñado para el trabajo que de alguna forma garantice concentración y creatividad para dar paso a la productividad.

Beneficios

Diferentes investigaciones indican que los colaboradores que han tenido la opción del teletrabajo valoran mucho esta modalidad. Los beneficios más resaltados y comprobados de esta alternativa laboral son: incremento de la productividad, mayor autonomía sobre las funciones y responsabilidades laborales, equilibrio entre la vida familiar y profesional y ahorro en tiempo y dinero respecto al desplazamiento, reduce los índices de contaminación, impulsa el uso apropiado de nuevas tecnologías, reducción de costos de las empresas entre otros.

Volver

Una vez acostumbrados a esta dinámica, y con el levantamiento del trabajo en cuadrillas luego de más de un año y medio, el regreso a la oficina supone otro tipo de desafíos. Desde el organizar la casa hasta la interacción en la “nueva normalidad”. Esto también puede ser foco de estrés sumado al habitual, relacionado con la producción y la cantidad de horas de trabajo.

Al respecto, Alarcón Cardozo, refiere que la cuestión no es “para nada fácil”. Sin embargo con tiempo y mucha paciencia el proceso readaptativo puede lograrse con éxito. “Lo esencial es hablar de cómo afectan los cambios, así como establecer una agenda en la que se planifique el proceso y ver al final del día qué funcionó y qué detalles faltan ajustar”.

Manejo del estrés laboral en cuarentena

En caso de que sienta cansancio en exceso, preocupación, miedo, ansiedad, desbordantes por el trabajo, sufriendo de insomnio, con pensamientos de no poder más y sin saber que hacer, lo principal es pedir ayuda a un profesional a modo de tener un buen diagnóstico y tratamiento.

El tratamiento del estrés busca eliminar o minimizar el impacto de los factores generadores de estrés laboral, a la vez que mejoran las estrategias de afrontamiento de las situaciones estresantes proveyendo a la persona de recursos para el control de sus reacciones emocionales al estrés.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...