Arreglo personal femenino: ¿listas en 5 minutos o en una eternidad?

La mujer sigue teniendo fama de “tardar siglos” a la hora de arreglarse para salir, sin embargo, la actual manera de vivir, las obligaciones familiares y laborales la obligan a ser más ejecutiva. Raquel Sosa, asesora de imagen, habla del manejo del tiempo y el look a través de la organización y el autoconocimiento.

Mujer maquillándose
El arreglo de cada mujer es un asunto personal, no obstante hay nuevos conceptos y consejos que pueden ayudarnos a estar perfectas en media hora.

Cargando...

Es bien sabido que la paraguaya se preocupa muchísimo de su aspecto personal, pero la mayoría tarda más de la cuenta en estar lista. “Creo que tardar mucho a la hora de arreglarse se debe, más que nada, a la falta de organización, por ejemplo, por no preparar todo con anticipación, (la noche anterior) ropas, zapatos, accesorios, etc.” dice la coach Raquel Sosa, una experta en imagen integral femenina.

Incluso el cabello ya se debería lavar y dar forma, como para sólo retocarlo antes de salir en el caso de que una misma se lo arregle. En la peluquería, es más fácil, pero no accesible para muchas”

-¿Cuánto influye el estado de ánimo a la hora de arreglarse? Cuando amanecemos desganadas, ¿qué resultados tenemos?

El estado de ánimo sin duda, influye mucho a la hora de vestir o de elegir que ponernos; normalmente, no tenemos esa paciencia que nos hace ver los detalles y vamos por lo más práctico, además, como lo último que queremos es llamar la atención (para interactuar lo menos posible con la gente), probablemente elijamos colores neutros y sin vida.

Lea más: Encontrá tu propio estilo

-¿Qué tal tomar el riesgo e improvisar un nuevo look cuando llevamos prisa?

Definitivamente no es una buena idea experimentar cuando estamos apuradas, podríamos “destruir” nuestra velada por no sentirnos cómodas. Recordemos que el lenguaje corporal dice mucho más que las palabras; a través de nuestros gestos y postura será muy evidente el mensaje que enviemos. Mi consejo de siempre es: ponerte la misma ropa con la que te sientas cómoda muchas veces, es mucho mejor que estrenar algo con lo que no te sientas bien.

-¿En cuántos minutos una mujer podría estar lista: peinada, maquillada -higiene incluida-?

Para mí, un tiempo prudencial sería de entre 30 a 45 minutos, vestida, calzada, con maquillaje básico incluido.

-¿Qué hacer cuando surge, por ejemplo, una salida obligada, repentina, no encontramos qué ponernos, el pantalón que teníamos en mente no nos cierra o ese día en pollera no nos gustamos. Es hora de irnos pero no logramos combinar nada.

Para esas situaciones, lo ideal sería contar con prendas básicas, adaptables en cuanto a tamaño, ya que por su versatilidad se las pueden utilizar en diferentes ocasiones y nunca pasan de moda, combinándolas con otras prendas o accesorios complementarios según el lugar o el horario del evento.

Ejemplo de prendas básicas: vestido negro, pantalón negro o azul marino, camisa blanca, blazer negro, blanco o beige, remeras de colores lisos

La autoestima en alto embellece y facilita la vida

-Así como hay días difíciles, hay otros en los que lo primero que nos ponemos nos gusta. ¿Somos generadoras de bienestar?

Si nos sentimos bien, si nos gusta lo que vemos al mirarnos al espejo, definitivamente todo estará bien e influye mucho en nuestro estado de ánimo, incluso en nuestras relaciones laborales y personales. De ahí mi insistencia en que debemos trabajar primero nuestra imagen interna para luego pasar a la externa

Lea más: El estilo se aprende

-Respecto a la autoestima, ¿está de más pedir opinión ajena y correr el riesgo de que te digan “¡¿así vas a ir?!” ? A muchas mujeres la desaprobación las desarma al instante.

Como mencioné, si trabajo en mí, me conozco, acepto mis fortalezas y debilidades, obtengo la seguridad de saber lo que realmente me favorece de acuerdo a mi estilo, tipo de cuerpo, personalidad, mi edad y profesión, estaré segura y no influirá en mi ninguna opinión externa. No obstante, recordemos que a veces sí es buena otra mirada, otros aportes, siempre y cuando venga de personas que te aprecian.

La seguridad y el equilibrio se pueden lograr con un asesoramiento personalizado

-Usamos correctamente lo básico, pero queremos impactar con un toque especial, pueden ser accesorios llamativos, un labial fuerte, perfume.

Correcto. Tener los accesorios adecuados: labial de color fuerte, unos buenos aros, pañuelo, un bolso o zapatos de colores vibrantes, podrían salvar cualquier look por más simple que sea. Pero ojo, que todo se debe elegir de acuerdo al estilo personal de cada una, pues nada que no se adapte a tu forma de ser será buena idea usar. Aunque está bien arriesgarse de vez en cuando y salir de nuestra zona de confort, no se trata de disfrazarnos de alguien que no somos

-¿Cuál es la forma de conocernos y así adaptar nuestro look?

Debemos aprender que es lo mejor para cada una, en internet hay muchísima información que puede ayudarnos, pero siempre será la mejor opción acceder a una asesoría de imagen personalizada, pues será puntual y efectiva porque todos somos únicos.

-Hay mujeres de mediana edad que hoy están dejando el maquillaje, el tinte de cabello que usaron durante años. Se sienten liberadas y son capaces de estar listas en 5 minutos reloj. ¿Cuál es su opinión como experta?

Si se sienten lindas, cómodas y seguras de sí mismas, ¡me parece fabuloso! Cuando te sentís bien contigo misma, se nota y eso te hace brillar, además creo que en esta etapa de nuestras vidas, ya deberíamos ir dejando de lado las presiones, vivir más relajadas y livianas

Lea más: El poder de los detalles

Consejo final: “desintoxicar” el placard

Raquel dice que el orden de nuestro placard es sumamente importante porque nos ahorrará tiempo y estrés. “Según estadísticas, solo utilizamos el 20% de lo que tenemos y el 80% restante solo ocupa un espacio. Debemos hacer el orden que se requiere para optimizarlo”

“Mi consejo final es que se organicen, que hagan una “desintoxicación” del placard, sacando las prendas que no utilicen desde hace un año o más, las que ya están muy ajadas o las que esperan desde hace años que adelgacemos para volver a ser usadas. Cuando tengan un tiempo (domingo u otro feriado) pruébense y armen conjuntos, pónganlos en una percha para no olvidar las combinaciones, esta es una excelente forma de ganar tiempo y descubrir la versatilidad de todas las prendas que se tiene”

“Al mantener todo en orden, se van a ahorrar un valioso tiempo, cambiando percances y dudas por seguridad y autoconfianza”.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...