BCP ordenó sumario en BNF por supuestas irregularidades relacionadas al caso Messer

El directorio del Banco Central del Paraguay (BCP) ordenó un sumario administrativo en el Banco Nacional de Fomento (BNF) por supuestas irregularidades e inconsistencias halladas por el supervisor, según se desprende de la resolución número 11 del 29 de diciembre último. Los hallazgos estarían relacionados al caso Messer, según se supo extraoficialmente.

No hubo asistencia masiva de trabajadores ayer en  locales del BNF, en el primer día de cobro.
El Banco Nacional de Fomento (BNF) esta actualmente en sumario para aclarar inconsistencias denunciadas por la SIB en agosto de 2020Archivo, ABC Color

El directorio de la banca matriz ordenó a la Unidad Jurídica instruir el sumario administrativo a la banca estatal en diciembre último, a sus órganos administrativos y de control y/o quienes resultaren responsables, en averiguación y esclarecimiento de las supuestas irregularidades denunciadas en un escrito lapidario presentado por la Superintendencia de Bancos (SIB) en fecha 24 de agosto del 2020, según se desprende de la resolución 11.

Tal como detalla la resolución 11, la decisión de abrir un sumario administrativo a la banca estatal se basa en un informe de la Superintendencia de Bancos (SIB) de agosto de 2020 que menciona una serie de inconsistencias e irregularidades relacionadas al cliente Darío Messer, hermano del alma del expresidente de la República Horacio Cartes, y que está preso en Brasil por el sonado caso “Lava Jato” y también está procesado en nuestro país por lavado de dinero.

De acuerdo con los antecedentes, solamente la agroganadera CHAI SA, de Messer y Juan Pablo Jiménez (primo de Cartes) movió más de US$ 42 millones en transferencias internacionales sin justificar el origen del dinero que enviaba o recibía del exterior.

Las transferencias recibidas a la cuenta que CHAI tenía en el Banco Nacional de Fomento (BNF) llegaron desde Brasil, Suiza, Islas Vírgenes Británicas, Alemania, Estados Unidos y Luxemburgo. Entre el 2013 y el 2016, fueron un total de 41.825.048 dólares. Gran parte de este dinero fue enviado por la empresa Bizantine Investment, una de las 3.000 empresas offshore que según el equipo Lava Jato de Brasil, Darío Messer creó como pantalla para mover dinero lavando –acorde a la misma fuente– el 60% del dinero sucio de políticos brasileños.

El 30 de noviembre de 2015, el BNF emitió alertas de operaciones sospechosas porque las cuentas de Chai y Matrix Realty (ambas de Messer) habían movido ese día 10 millones de dólares.

Este reporte se sumó a otros que recibió la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero (Seprelad). Sin embargo, el responsable del ente, Óscar Boidanich, denunció el caso ante Ministerio Público recién tres años después, el 17 de abril de 2018, el mismo día que nuestro diario destapaba el detalle de las 19 cuentas bancarias que Messer tenía en Suiza.

Comunicado del BNF

Al respecto, el Banco Nacional de Fomento (BNF) a través de un comunicado confirmó el sumario iniciado en la sede administrativa por parte del Banco Central. Esto a fin de esclarecer hechos que fueron observados en inspecciones realizadas por la Superintendencia de Bancos en el año 2018, sobre las operaciones que tuvieron lugar desde el año 2011. Sin embargo, aclaran que el sumario no se trata de cuestiones vinculadas a un cliente en particular. Refiriéndose a Dario Messer.

Añaden también que la entidad no encubrirá a ningún cliente y que siempre han brindado todas las informaciones requeridas por las autoridades reguladoras y por parte de la justicia.

En cuanto a la información que integra el objeto del proceso sumarial se encuentra protegido por el secreto bancario, así como el deber de la confidencialidad de la Ley de lavado de activos, por lo que señalan que no pueden brindar más datos al respecto.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.