Suman 21 los heridos durante protesta ciudadana y posterior represión policial

Desde el Hospital de Trauma reportaron que esta mañana ingresó un nuevo herido durante la protesta ciudadana de ayer, con lo que el número total de atendidos en el lugar sube a nueve. A este número se suman otros 12 policías lesionados, recibidos en el Hospital Rigoberto Caballero.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/EPLL6CNNNBGUZFFFCGHQILUZ3Q.jpg
Arcenio Acuña, ABC Color

El doctor Agustín Saldívar, director del Hospital de Trauma, brindó esta mañana un nuevo reporte de la cantidad de atendidos tras la represión policial de anoche durante la protesta de ciudadanos que expresaron su hartazgo por la corrupción en medio de la crisis sanitaria.

En contacto con ABC Color, mencionó que hasta las 00:00 sumaban ocho los heridos atendidos en el lugar; sin embargo esta mañana llegó una novena víctima. Se trata de un joven de 17 años de edad, quien sufrió varias heridas de balines de goma en el rostro, piernas y otras partes del cuerpo. Igualmente, “está tocado en su estado emocional”, según detalló el profesional.

Respecto a los demás heridos, mencionó que el más grave es el caso de un joven de 18 años de edad que llegó en la víspera con una lesión en el ojo izquierdo. El mismo había subido a un bus para retornar a su vivienda cuando fue alcanzado aparentemente por un balín de goma.

Saldívar señaló que en este caso el joven herido es el único que permanece internado en el centro asistencial, ya que debe ser sometido a otras evaluaciones a fin de determinar el daño en el globo ocular. “Recibió un balín en el ojo izquierdo y quedó en observación; hoy le van a hacer un segundo examen ocular en el transcurso del día”, detalló.

Sobre estado actual, comentó que el mismo refirió tener visión borrosa. “Hay que descartar lesión de retina y hay que ver si no hay algún tipo de hemorragia en la cámara anterior del ojo, que es el líquido detrás de la córnea”, refirió.

Respecto a los otros siete lesionados, aclaró que ya todos fueron dados de alta. Uno de ellos es un menor de 14 años de edad que “tuvo sofocación por inhalación de gases lacrimógenos” y otro es un menor de 16 años que sufrió “aplastamiento del brazo derecho”.

La nómina continúa con un hombre de 57 años, quien sufrió cortes en la cabeza aparentemente debido a algún cascote; un joven de 22 años, quien recibió heridas de balín en un párpado y la mandíbula; y un hombre de 34 años que llegó con cortes varios.

Entre los reprimidos atendidos en el Hospital de Trauma igualmente figura un hombre de 52 años, quien recibió al menos cinco impactos de balines de goma.

El director recordó además que una persona murió durante las protestas ciudadanas. Se trata de Alejandro Daniel Florentín, de 32 años de edad, quien había sufrido una herida de arma blanca en el pecho. “Fue asistido por los compañeros del SEME frente a la Catedral y llegó acá con maniobras de reanimación, intubado; entró directo a la sala de choque, donde los compañeros le abrieron el tórax, le masajearon el corazón, pero tenía una lesión de 2 cm en el ventrículo izquierdo. Tuvo una herida mortal”, señaló.

La cifra de nueve heridos atendidos en el Hospital de Trauma igualmente deben sumarse doce policías igualmente lesionados durante el choque entre uniformados y manifestantes. Los mismos fueron atendidos en el Hospital de Policía Rigoberto Caballero.

Actos de vandalismo durante la protesta ciudadana.

La movilización ciudadana de ayer sumó a alrededor de 5.000 personas en el microcentro de Asunción, quienes salieron a exigir la salida del presidente Mario Abdo Benítez, en medio del hartazgo por la crisis sanitaria y la corrupción.

La marcha se desarrollaba con normalidad hasta que alrededor de las 20:00 grupos infiltrados atacaron el vallado policial en las inmediaciones del Congreso y generaron actos de vandalismo, lo que derivó en una represión policial que alcanzó a los jóvenes manifestantes.

El descontento ciudadano se había acentuado en los últimos días, debido al colapso de hospitales en medio de la pandemia por el coronavirus. Igualmente, los ánimos se exacerbaron aún más con la escasez de insumos básicos y la deficiente gestión del Ministerio de Salud, que finalmente derivó en la renuncia de Julio Mazzoleni como titular de la cartera.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD