Con bonos soberanos darán subsidio de US$ 20 millones a transportistas

Los US$ 20 millones que el Estado destinará este año para el pago de subsidio a los colectiveros se financiarán con bonos soberanos, confirmó ayer el Ministerio de Hacienda. El MOPC no cuenta con fondos ni para pagar por las obras en ejecución, pero tiene para “ayudar” a transportistas.

Por la regulada de buses, pasajeros esperan incluso durante horas.
Por la regulada de buses, pasajeros esperan incluso durante horas.Emilce Rolon

El viceministro de Administración Financiera del Ministerio de Hacienda, Marco Elizeche, manifestó ayer a ABC que este año no hay margen para financiar el subsidio del pasaje del transporte público con fondos genuinos, por lo que utilizarán recursos de los bonos soberanos para el pago de esta subvención.

Para que esto se concrete, el Ejecutivo autorizó esta semana una ampliación presupuestaria de G. 100.278 millones al Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), con lo cual la institución destinará G. 134.021 millones (casi US$ 20 millones al cambio actual) para “ayudar” a los transportistas, el doble de los US$ 10 millones que destinaba anualmente.

Elizeche mencionó que en el presupuesto del MOPC de este año, ya se había previsto la utilización de bonos para el pago del subsidio, justamente por déficit fiscal, y señaló que lo que se hizo ahora es aumentar el monto que estaba proyectado. “Entiendo que se hizo una reprogramación en el MOPC para poder cerrar el año, fuente 10 (fondos genuinos) no tenemos margen, estamos al límite”, expresó.

Sin embargo, el viceministro no supo explicar si con esta reprogramación presupuestaria de Obras Públicas se podrían afectar las obras en ejecución o los proyectos a licitarse. Se limitó a decir que saldrán de “saldos no ejecutados”, pero se sabe que el ministerio incluso adeuda US$ 200 millones a sus contratistas por la falta de recursos, según gremios del sector de la construcción.

Asimismo, se consultó a Elizeche si se pueden destinar los fondos de los bonos soberanos para el pago de subsidios, cuando en realidad debían usarse en inversiones, y señaló: “El subsidio al transporte no es (gasto) corriente, es una transferencia de capital al sector privado, con objeto del gasto 878 en el clasificador presupuestario”, expresó.

Siguió: “El transporte es infraestructura, generalmente lo financiamos con fuente 10, pero este año debido a las restricciones de ingresos por la emergencia sanitaria y las limitaciones de este recurso se programó con bonos”, expresó. Insistió que el subsidio a los transportistas siempre fue catalogado como gasto de capital.

Al igual que Elizeche, el viceministro de Transporte, Víctor Sánchez y el viceministro de Finanzas del MOPC, Carlino Velázquez, tampoco pudieron explicar de dónde sacarán los supuestos “saldos no ejecutados de los bonos” para cubrir el sideral aumento de la subvención a los transportistas. Sánchez y Velázquez se “tiraron la pelota” para no hablar del tema.

<b>Subsidio aumentó hasta 2.267%</b>

Con el decreto que aumentó el presupuesto para el subsidio a los transportistas, el Gobierno preparó todo el escenario para establecer días después (en otro decreto) el nuevo precio del pasaje de marzo y abril y el aumento del subsidio que percibirán las diferentes empresas de ómnibus en este periodo, el cual salió de la tarifa técnica que fue elaborada en consenso del Gobierno con empresarios.

El pasaje de marzo en bus convencional quedó en G. 3.264, con un subsidio DE G. 964 para que la tarifa se mantenga en G. 2.300 a los usuarios. De esta forma, la ayuda estatal se incrementa casi 1.652%, atendiendo a que la subvención para los buses “chatarra” anteriormente era de G. 55.

Para el ómnibus diferencial (con aire) la tarifa de marzo se estableció en G. 4.288, con un subsidio de G. 888 por boleto, porque cada viaje sigue costando G. 3.400 a la ciudadanía. Durante este mes se produjo un incremento del 55% de la ayuda estatal, pues antes se desembolsaban G. 575 por boleto.

En abril la tarifa convencional se fijó en G. 3.602, con un subsidio de G. 1.302, es decir, un incremento de 2.267% si se compara con el aporte estatal de G. 55 que se pagaba anteriormente. En cuanto al bus diferencial, quedó en G. 4.702, también con un subsidio de G. 1.302 y se produce un incremento del 126% respecto a lo que se desembolsaba anteriormente.

Según los datos del Viceministerio de Transporte, por ahora se está calculando la tarifa del pasaje y del subsidio correspondiente al mes de mayo, y así se irán analizando las cifras de manera retroactiva.