SET reitera que si aumentan gastos, subiría el impuesto al tabaco

Un eventual aumento del proyecto de Presupuesto General de la Nación (PGN) para el ejercicio 2022 podría llevar al Gobierno a incrementar el impuesto selectivo al tabaco para financiar el déficit fiscal, reiteró este miércoles el viceministro de Tributación, Óscar Orué. Hay pedidos por más de US$ 1.000 millones pendientes en la Comisión Bicameral de Presupuesto del Congreso.

El aumento del impuesto al tabaco se analiza dentro del Equipo Económico como alternativa para cubrir el déficit, en caso de aprobarse mayores gastos para 2022.
El aumento del impuesto al tabaco se analiza dentro del Equipo Económico como alternativa para cubrir el déficit, en caso de aprobarse mayores gastos para 2022.

Cargando...

“Hay que ser mesurado y prudente” señaló el titular de la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) del Ministerio de Hacienda, a ser consultado sobre los numerosos pedidos de aumentos de gastos que se plantearon ante la Comisión Bicameral de Presupuesto del Congreso.

El organismo asesor del Parlamento está actualmente en proceso de emitir su dictamen sobre el proyecto de PGN 2022 presentado por el Ejecutivo, que deberá ser elevado a fin de mes a la Cámara de Diputados y a la Cámara de Senadores para su estudio. En ese sentido, la bicameral ya aprobó mantener el tope de gasto fijado por Hacienda y cualquier modificación se haría mediante una reprogramación interna. Sin embargo, la decisión final se toma en las cámaras.

El Ejecutivo planteó un proyecto de presupuesto que asciende a G. 92,2 billones (US$ 13.186 millones), que implica el proyecto inicial presentado en setiembre al Congreso más la adenda planteada este mes ante la Comisión Bicameral.

Además, incluye una solicitud de Hacienda de elevar el tope de déficit fiscal de 1,5% a 3% del PIB, en cuyo caso el presupuesto pasará a G. 96,4 billones (US$ 13.787 millones).

Cualquier aumento que se apruebe por encima de este tope planteado va a generar un mayor déficit fiscal del 3% previsto y esto hará que el Gobierno no pueda cumplir con su plan de convergencia al tope de 1,5% previsto para 2024.

Impuesto al tabaco

Orué indicó que de aprobarse eventualmente mayores gastos, desde el próximo año se podría subir el impuesto al tabaco para financiar el déficit que va a generar esta decisión. “Nosotros no queremos aumentar impuestos, de hecho decidimos no aumentar, pero estamos analizando el tema del tabaco porque es un caso específico y no se afectará a otros impuestos”, afirmó el titular de la SET.

El tema, dijo Orué, se está analizando con el Equipo Económico Nacional, presidido por el ministro de Hacienda, Óscar Llamosas, ya que deberá contar con dictámenes de diversas entidades públicas.

El probable aumento del impuesto al tabaco se habían anunciado el pasado 6 del corriente, ocasión en que el ministro Llamosas y el viceministro Orué acudieron a la Comisión Bicameral de Presupuesto para defender el proyecto de presupuesto 2022 de la cartera.

Orué dijo en aquel entonces que la ley tributaria establece un tope del 24% para el tabaco, pero actualmente se aplica una tasa del 18% y, por ello, se evalúa el incremento para financiar los gastos.

Aumentos planteados

Los pedidos realizados por las diversas entidades públicas que están pendientes en la Comisión Bicameral de Presupuesto ascienden a más de US$ 1.000 millones, principalmente para destinarlo a incrementos salariales, creaciones de cargos y contratación de personal.

Al paquete se debe sumar los aumentos salariales que reclaman los docentes del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC), del 16%; y los médicos del Ministerio de Salud Pública, del 28% y más la reducción de la carga horaria de 24h horas a 12 horas; lo que representará un costo adicional de casi US$ 200 millones para cumplir con ambos sectores.

Los mayores aumentos solicitados, por citar algunos, corresponden al Ministerio de Salud, que planteó US$ 589 millones más; la Universidad Nacional de Asunción (UNA) US$ 95,5 millones; la Corte Suprema de Justicia US$ 65,6 millones; el Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) US$ 54,8 millones ; y el Ministerio Público US$ 21,6 millones.

IVA e ISC a bebidas

Con respecto a otros tributos, el viceministro aseguró que no se tocará y, en sentido, incluso reiteró que continuarán hasta el 31 de diciembre próximo las tasas bajas del impuesto al valor agregado (IVA) para el sector gastronómico y eventos y otros, así también la tasa del selectivo al consumo (ISC) para bebidas y perfumes.

La aplicación del 5% del IVA vence el 31 de octubre y será renovada hasta el próximo 31 de diciembre, favoreciendo a la prestación de servicios de alojamiento en hoteles y establecimientos rurales, restaurantes, organización y abastecimiento de eventos, paquetes turísticos con destino en el país y arrendamientos de inmuebles para dichos fines, de transporte turístico y de guías de turismo.

También vence el 31 de octubre y será extendido hasta el próximo 31 de diciembre las tasas de ISC establecidas para la comercialización de bebidas y perfumes, que se encuentra entre 7%, 4% y 2%.

En el proyecto de PGN 2022 se estima que la recaudación impositiva aumentaría el próximo año 8,2% con respecto a la estimación de cierre prevista para 2021, por lo que ese año la presión tributaria se mantendría en torno al 9,7% del PIB.

Las autoridades de la cartera habían mencionado que lo que va a ocurrir con los ingresos este año y el año venidero, es recuperar lo perdido en estos dos últimos: en 2019 por la caída de la economía por efecto del clima, el fisco dejó de recaudar US$ 270 millones y en 2020, por efecto de la pandemia por covid-19 y las restricciones impuestas, no ingresó US$ 415 millones de lo previsto.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...