Imputan a tres alemanes por el atroz asesinato en Patiño

La fiscala Sandra Ledesma presentó imputación contra los tres alemanes detenidos por el crimen de su compatriota Bernard Von Bredow y su hija adolescente, quienes fueron torturados hasta la muerte en su casa de Patiño, presuntamente para que entregaran los certificados de autenticidad de unos costosos violines Stradivarius.

Volker Grannass, Yves Asriel Spartacus Steinmetz y Stephen Jorg Messing Darchinger, imputados.
Volker Grannass, Yves Asriel Spartacus Steinmetz y Stephen Jorg Messing Darchinger, imputados.

El principal imputado por el asesinato de Von Bredow y su hija es Volker Grannass, de 58 años, procesado por homicidio doloso en carácter de autor. Sus compatriotas Yves Asriel Spartacus Steinmetz, de 60 años, y Stephen Jorg Messing Darchinger, de 51 años, fueron procesados por el mismo hecho, pero en carácter de cómplices. Sin embargo, los tres citados también fueron imputados por transgresión a la ley de armas.

Según la hipótesis de la Fiscalía, Volker fue el organizador del asalto perpetrado por al menos tres hombres en la residencia en construcción del también alemán Bernard Raymond Von Bredow, de 62 años, quien fue torturado hasta la muerte, al igual que su hija Loreena Lydia Bredow, de14 años.

Padre e hija fueron agredidos brutalmente y luego ejecutados a tiros en la madrugada del viernes 22 de octubre pasado en su casa de la compañía Patiño, a 700 metros del Lago Ypacaraí.

Buscaban certificados de autenticidad de los violines

Una investigación del departamento de Homicidios de la Policía, liderada por el comisario Hugo Grance, determinó que posiblemente el móvil del crimen fueron los certificados de autenticidad de cuatro violines que pertenecían al ahora fallecido Bernard Raymond Von Bredow, pero que sorpresivamente fueron encontrados el martes último en la casa del principal imputado, su amigo Volker Grannass.

Supuestamente, esos cuatro instrumentos musicales se habían quemado en un incendio ocurrido en la casa del otro imputado, Yves Asriel Spartacus Steinmetz, quien en realidad habría simulado el siniestro para hacerle creer a su amigo Bernard Raymond Bredow que los violines se destruyeron y así cederlos o venderlos al otro alemán Volker Grannass.

Sin embargo, Volker Grannas no podría presumir o revender los violines sin sus certificados, que estaban guardados en una caja fuerte que Bernard Raymond Bredow escondía dentro de uno de los cinco contenedores que usaba como depósito y que estaban en el patio de la casa asaltada.

Asalto y encubrimiento

Presuntamente, Volker mandó a asaltar a Bernard para que entregara los certificados de los instrumentos, aunque lo habría hecho con la complicidad de Yves, quien habría aportado los datos precisos del movimiento de la casa, ya que era más cercano a la víctima.

Stephen, el otro alemán procesado, también habría sido encubridor de Volker e Yves, pero en su caso aparentemente la información es más discutible.

El citado Stephen fue detenido luego de que intentara esconder unas armas durante la serie de allanamientos que se hicieron el martes último en Areguá e Itauguá.

El Ministerio Público requirió la prisión para los tres alemanes.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.