ONG Tekove y constructora no tienen facturas que justifiquen gastos de los fondos de la Gobernación de Central

AREGUÁ. Un nuevo escándalo envuelve al gobernador de Central, el cartista Hugo Javier González, quien ya está imputado en una causa por lesión de confianza, asociación criminal y otros. Ahora, es investigado hasta por lavado de dinero. Durante allanamientos realizados a una ONG y una constructora beneficiadas, no fue encontrada ni una sola factura que avale el uso de G. 5.185 millones que la Gobernación de Central transfirió en septiembre para obras, afirmó la fiscal del caso.

La fiscal Natalia Fuster allanó el local de Tekove, que funciona en una pieza en donde no fueron encontrados las facturas que avalen la ejecución de los recursos transferidos por la Gobernación de Central
La fiscal Natalia Fuster allanó el local de Tekove, que funciona en una pieza en donde no fueron encontradas las facturas que avalen la ejecución de los recursos transferidos por la Gobernación de Central.

Lavado de dinero, lesión de confianza y producción de documentos no auténticos, son los indicios que investiga la fiscal Natalia Fuster de la Unidad Especializada en Delitos Económicos y Anticorrupción. La semana pasada la agente realizó dos allanamientos, uno en Ñemby y otro en Limpio, “con relación a la pesquisa de una causa derivada de la investigación abierta sobre hechos de corrupción en la Gobernación del Dpto. Central”, dice el informe fiscal.

La administración de Hugo Javier transfirió en un solo día, el 30 de septiembre de 2021, G. 5.185 millones a la Asociación Tekove Servicios de Acción Social, presidida por Nicolás Rivas Bogado, cuya hija Diana Raquel Rivas también sería miembro.

Tekove, a su vez, volvió a transferir G. 4.976 millones a la firma DL Architecture, Proyectos y Construcciones, de la arquitecta Noelia Rodas Maciel, quien entre octubre y noviembre intentó efectivizar el total de la transferencia. Logró retirar más de G. 1.300 millones. El dinero era supuestamente para “obras de carácter social”.

“Estuvimos analizando todas las documentaciones y encontramos las firmas de todos los convenios que tenían tanto con la Gobernación, como con Tekove, pero, sin ningún tipo de documento que respalde el dinero cobrado e incluso ya ejecutado según las propias manifestaciones de la dueña (Noelia Rodas). Nosotros hemos pedido todos esos documentos respaldatorios sobre los gastos, pero no lo hemos encontrado, ni tampoco ninguna factura que acredite algún tipo de gastos con los proveedores”, dijo la agente.

Tekove y DL Construcciones “hablan de empedrados, iglesias, capillas, centros educativos, etc., sin embargo, la infraestructura de esta constructora es bastante pequeña, precaria, se puede constatar que son 3 habitaciones”, dijo Fuster.

Se investiga una “supuesta malversación” de G. 5.185 millones. “En principio es por lesión de confianza, producción de documentos no auténticos y hasta lavado de dinero”, señaló.

“De acuerdo a lo manifestado por la dueña de la constructora (Noelia), la misma, sí ya pudo culminar algunas de las obras que figuraban en el convenio y otras que están en ejecución en las ciudades de Ñemby y San Lorenzo”, manifestó la fiscal, pero recalcó que hasta el momento no existen comprobantes de gastos.

Otro dato llamativo es que Noelia Rodas Maciel alquiló la propiedad (allanada) coincidentemente entre los meses de septiembre y octubre, “justo en el momento en el que comenzaron a realizarse las transferencias que la Gobernación de Central”, indicó la investigadora. DL funciona hace dos meses en este lugar.

“No tenemos información alguna si la misma anteriormente fijaba domicilio en otro sitio. En cuanto a Tekove, si ya tiene sus años de operación”, reveló Natalia Fúster.

Finalmente explicó: “En ninguno de los allanamientos hemos encontrado, ni ellos han facilitado ningún tipo de documentación, facturas, que acrediten esos desembolsos que han sido realizados por parte de la Gobernación a la arquitecta”.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.