Chikunguña: corticoides no se deben usar como medicamento “de primera línea”, advierten

El infectólogo Tomás Mateo Balmelli señaló los peligros de utilizar corticoides para tratar dolores causados por chikunguña, recomendando una alternativa más común y efectiva e insistiendo en la importancia de medicarse bajo supervisión e indicaciones de un profesional de la salud.

Habilitan consultorio de reumatología en el Hospital de Clínicas para pacientes de chikunguña
gentileza

Cargando...

En comunicación con ABC Cardinal este jueves, el médico infectólogo Tomás Mateo Balmelli habló de los riesgos que conlleva la chikunguña para tipos particulares de pacientes, las dificultades en torno a la investigación científica de la enfermedad y los peligros de la automedicación.

Paraguay atraviesa desde hace meses una epidemia de chikunguña, enfermedad viral transmitida por mosquitos que se caracteriza principalmente por fiebre y dolores corporales y que en casos particularmente graves puede ser fatal.

Lea más: Chikunguña: Salud Pública reporta unas 200 internaciones por día

“Cualquier virus que circule por la sangre puede instalarse en cualquier órgano del cuerpo. Tiene un pasaje por la sangre y puede instalarse e inflamar el corazón, el cerebro, el hígado, el páncreas, el riñón”, ilustró el doctor Mateo Balmelli.

Señaló que, si bien alrededor del 98 por ciento de las personas que contraen chikunguña presentan síntomas habituales como fiebres o dolores que duran alrededor de dos semanas, hay pacientes que pueden presentar complicaciones neurológicas a los diez días, incluyendo encefalitis, parálisis facial o mielitis transversa, entre otros.

Sin embargo, enfatizó que la mortalidad por chikunguña es muy infrecuente, ocurriendo aproximadamente en 0,2 por ciento de los casos. “Está dentro de las posibilidades, pero es lo menos frecuente”, subrayó.

Lea más: Hijo de intendente de San Ber murió de chikunguña: tenía 19 años, sin enfermedad de base

El doctor Mateo Balmelli indicó que un problema en torno al entendimiento científico de la chikunguña es que hay muy poca experiencia con esta en los países del Primer Mundo, donde se centra la investigación científica, al ser una enfermedad más propia de países en desarrollo; por ende, los tratamientos propuestos aún tienen relativamente poca experiencia.

Corticoides

Sobre el uso de corticoides, antiinflamatorios empleados para tratar dolores articulares, el doctor Mateo Balmelli señaló que los reumatólogos recomiendan evitar su uso como “medicamento de primera línea” por sus posibles efectos adversos, ya que, en su objetivo de reducir inflamaciones, esos fármacos pueden reducir las defensas del cuerpo, potencialmente dando oportunidad al virus de causar más daño.

Enfatizó que el uso de corticoides siempre debe realizarse bajo indicaciones y supervisión médica.

Lea más: Ecuador registra su primer caso de chikunguña en una persona procedente de Paraguay

Como fármaco de “primera línea” para tratar la fiebre y las molestias articulares propias de la enfermedad, el médico sugirió el uso del paracetamol, aunque indicó que no se recomienda la ingesta de ese medicamento por más de siete días seguidos, ya que puede tener un efecto tóxico.

Insistió en que los médicos “no tratamos enfermedades, tratamos enfermos”, por lo que el “tratamiento depende de las características propias del paciente”.

Y recordó los signos a tener en cuenta como posibles indicadores de complicaciones disparadas por la enfermedad, como el sangrado, dolor abdominal, vómitos o dificultad para respirar, síntomas ante los cuales el paciente debe acudir a la consulta, aunque ya haya ido a una al manifestar los síntomas más comunes de chikunguña.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...