La educación fue un mero discurso electoral en este gobierno colorado, afirman docentes

El gobierno colorado de Mario Abdo Benítez está llegando a su fin y para el sector docente no fue saldada la deuda existente en materia educativa. Afirmaron que el Presidente y sus tres ministros, Eduardo Petta, Juan Manuel Brunetti y Nicolás Zárate, no pelearon por una verdadera inversión en educación. Las urgencias en infraestructura son un ejemplo. Todo quedó en discursos políticos, enfatizaron.

Una de las aulas de la escuela República de Cuba, donde las refacciones recién ahora se hacen.
Gremios docentes lamentaron la deficiente inversión para el mejoramiento en la infraestructura de escuelas y colegios.Archivo, ABC Color

Cargando...

La calidad de la educación pública seguirá siendo materia pendiente, ya que el gobierno colorado de Mario Abdo Benítez no logró saldar históricas deudas. Según los titulares de los sindicatos docentes OTEP-SN y OTEP Auténtica, “Marito” está aplazado, así como los tres ministros, también colorados, que pasaron por la cartera educativa desde el 2018, Eduardo Petta, Juan Manuel Brunetti y Nicolás Zárate.

“Marito había dicho que la educación iba a ser prioridad, sin embargo, recortó presupuesto en más de 10%”, afirma Blanco Ávalos, presidenta de la OTEP-SN. Agregó que esta disminución de recursos para el Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) en estos cinco años afectó a la alimentación escolar, que no llegó a todos los alumnos, y a la entrega materiales didácticos. Los kits tampoco llegan a todos y con todos los útiles.

Gabriel Espínola, titular de la OTEP-A, afirmó que es notable la carencia de recursos para el sistema público en este quinquenio, lo que se traduce en pésimas condiciones de infraestructura en las escuelas y colegios públicos. Así como los alumnos dan clases bajo árboles debido a peligro de derrumbe de pabellones enteros, también huelgan sillas y pupitres. Además, la falta de inversión en tecnología tuvo consecuencias negativas en la educación durante la pandemia.

Espínola sentenció al gobierno de Abdo Benítez de la siguiente forma: “En términos de inversión, aplazado. En términos de proyección de una transformación educativa también aplazado (...) porque no se proyectó la verdadera participación de los estamentos que hacen a la educación pública”.

La elaboración acabada de un Plan Nacional de Transformación Educativa había sido uno de los propósitos de Mario Abdo, pero hasta ahora las disidencias existentes en cuanto a su contenido impiden avanzar en el proceso.

Docentes descalifican gestión de tres ministros de Educación en cinco años

Mario Abdo Benítez terminará su mandato presidencial con el antecedente de haber tenido tres ministros de educación en un periodo de cinco años, ninguno de ellos con una gestión efectiva, según el sector docente.

Blanca Ávalos indicó que ni Petta, Brunetti ni Zárate tenían el perfil para ocupar el cargo. Los calificó de “capataces del ministerio”, porque en ningún momento definieron las políticas públicas en materia educativa.

“En otra parte se define la política, en el FEEI (Fondo para el Excelencia de la Educación y la Investigación), en Juntos por la Educación. Dejó de funcionar el MEC como ente rector”, agregó la dirigente.

Por su parte, Espínola afirmó que no hubo trascendencia en la gestión de los tres ministros. “Con la presencia del señor Petta se abrió las compuertas para el ingreso y casi la preeminencia de los sectores antiderecho. Con el señor Brunetti se acrecentó el comercio educativo (...) En realidad la pretensión era utilizar como trampolín el MEC para catapultar su candidatura (renunció para postularse a vicepresidente de la República. Perdió en las internas coloradas)”.

Sobre Zárate, el sindicalista dijo que intenta desarrollar una política de “poncho juru”, o de ponerse en el medio de sectores con diferentes líneas ideológicas, “para intentar conciliar intereses, para que no se genere muchos inconvenientes”.

Profesores dicen que Gobierno les debe US$ 80 millones

Espínola expresó que en este gobierno creció la deuda con los docentes. Afirmó que el ajuste del Salario Básico Profesional dejó de lado el pago por escalafón docente, que supera los US$ 80 millones. El dirigente precisó que hay más de 23.000 docentes que no reciben el dinero que le corresponde.

A esto, el profesor sumó “el atropello” al derecho jubilatorio. “Unas 5.600 solicitudes de jubilación están paradas por la irresponsabilidad del Ministerio de Hacienda”, enfatizó.

También se reclaman las carencias en las escuelas en cuanto a infraestructura y tecnología, además de la falta de rubros docentes y la merienda y los útiles escolares, que no alcanzan.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...