Control de malezas y banco de semillas antes de cultivo de soja

La cuenta regresiva para la siembra de soja empezó en algunas zonas y arrancará el 1 de setiembre, sin embargo, un primer paso fundamental para lograr el establecimiento de cultivo es realizar un buen control de las malezas presentes en el lote que será cultivado. El Ing. Agr. Eduardo Hartmann, asesor técnico, nos habla sobre el tema.

Cargando...

“El secante o desecante está dentro del grupo de los herbicidas. Se lo denomina así, por la forma en que actúa sobre la planta o en este caso las malas hierbas, debido a que el secante es un producto de contacto y actúa rápido secando la planta. Cuando hablamos del uso de herbicidas para el control de malezas, debemos afirmar que es un mundo complejo, en donde todas son herramientas importantes, pero que se deben utilizar en la dosis, combinación y momento adecuado para que pueda funcionar”, explicó el ingeniero Hartmann.

Monitoreo

Importancia de recorrer los lotes y conocer las malezas. “El productor debe apuntar a tener primeramente un buen control de malezas en el lote que será cultivado, y para ello de debe utilizar las herramientas que hay en el mercado, las cuales en este caso se aplicarán luego del cultivo de maíz que actualmente está siendo cosechado, y detrás del cual ya vienen malezas de mayor porte, y para su combate se recomiendan productos sistémicos y después productos que dan un segundo golpe que serían más de contacto o desecante, para así buscar asegurar un cultivo de soja libre de la competencia de malezas”.

Malezas resistentes y banco de semillas

El ingeniero Hartmann puso énfasis en dos temas: malezas y banco de semillas. “Es muy importante que el productor tenga en cuenta el uso de algunas herramientas, atendiendo la presencia de malezas resistentes al glifosato, y debido al gran número de malezas que han aparecido en los últimos tiempos, es importante utilizar herbicidas con efecto sobre el banco de semillas que estará presente en el lote; para ello es importante hacer un monitoreo, mirar el lote, ver cuáles son las principales malezas presentes en la parcela, y con eso decidir qué tipo de producto o herramienta se utilizará para el control”.

Primera aplicación

“En general, las desecaciones se hacen con una primera aplicación con productos sistémicos, que puede ser un glifosato más un producto hormonal, ya sea el triclopir, dicamba, 2,4 D, fluroxipir, dependiendo siempre de la maleza o foco o la maleza predominante en ese momento”, comentó nuestro entrevistado.

Segunda aplicación o doble golpe

“Después de unos días, dependiendo de las condiciones ambientales, temperatura, humedad, se vuelve a hacer un doble golpe, con un producto desecante ya sea glufosinato de amonio, o algún otro producto que tenga un efecto sobre hojas verdes. También hay otros productos en el mercado como el paraquat, el saflufenacil (heat), y también la utilización de productos para el control de banco de semillas donde hay varios tipos de principios activos, como el sulfentrazone, clomazone, metaloclor, flumioxazin, diclosulam, que dependiendo de las malezas, es importante determinar cuál de los productos se deben utilizar, y la dosis”.

Puntos a tener en cuenta

“Con respecto a los productos para atacar el banco de semillas, se debe tener en cuenta el tiempo de espera para la siembra, dependiendo del principio activo como en el caso del flumioxasin que es de al menos 7 días. También los productos hormonales tienen su residualidad dependiendo del principio activo, ejemplo: dicamba se debe esperar 30 días para la siembra de la soja”, finalizó Hartmann.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...