De vuelta, los mismos errores

Las autoridades educativas y los gestores que han producido el perverso PNTE insisten terca e irracionalmente en imponerlo. Pretenden engañar a la ciudadanía, con estrategias populistas y manipuladoras de una presunta socialización.

Mientras el PNTE siga violando artículos fundamentales de la Constitución Nacional y las leyes, los ciudadanos demócratas y honestos seguirá rechazándolo. Mientras el PNTE excluya a los institutos técnico superiores, los institutos superiores, las universidades, a los campesinos y atropelle los derechos de los padres, este Plan seguirá siendo rechazado. Y si, a pesar de la voluntad del pueblo soberano, pretenden imponerlo, los ciudadanos movidos por ética cívica y defensa de la justicia, desobedecerán la imposición inconstitucional e ilegal.

La transformación de la educación nacional es un proceso extraordinariamente complejo, que requiere los conocimientos, experiencia, investigación y el trabajo de especialistas de máximo nivel y actualizados en ciencias de la educación.

Con consultas masivas sobre un documento de 270 páginas (no entregado previamente a los consultados), en una sesión de cuatro o cinco horas, dando oportunidad de opinar, limitada a unos minutos a algunos de los convocados, estas opiniones no tienen valor alguno para validar un documento y Plan, que ni siquiera ha sido leído. Las convocatorias de esta semana pasada son estériles y de ningún valor profesional.

El populismo en educación es demagogia y máscara para ocultar el autoritarismo.

El PNTE no puede reconstruir las ruinas del “edificio” de la educación nacional. Con el PNTE se derrumba todo el sistema educativo. ¿Por qué?

1) No tiene cimientos, fundamentación científica. Ni sobre el varón y mujer que quieren formar (antropología); ni sobre el modelo de sociedad, para la que capacitan a los educandos (sociología); ni define con qué corriente psicológica van a orientar a los educandos para que desarrollen las potencialidades de su estructura psicológica (psicología); tampoco se concreta la filosofía que justifica el plan; menos aún se trata de la dimensión espiritual de toda persona y cómo con este Plan se va a desarrollar.

2) Su estructura carece de columnas fundamentales. No existe la columna de la educación campesina y rural (115-13 CN), ni de la educación para la cooperación (73 y 113 CN); tampoco la educación sobre la Constitución Nacional (18 disposiciones finales CN).

3) Es un edificio truncado, inacabado Sólo tiene los pisos de la educación escolar. No hay espacio para los Institutos Técnicos Superiores, ni para los Institutos Superiores, ni para las universidades nacionales y privadas. En el edificio del PNTE no hay espacio para ellos.

4) El diagnóstico de la educación actual y de la realidad (el terreno) donde hay que construir el nuevo edificio es superficial e insuficiente y el pronóstico del futuro que le espera en los improvisados años 2030 al 2040 es nulo.

5) En el PNTE, como en la actualidad, el paso de curso al siguiente está prácticamente asegurado, porque las evaluaciones son tan permisivas que todos aprueban. La prueba está que los estudiantes llegan al final de la Educación Escolar Básica sin saber leer con lectura comprensiva, como ha demostrado el Informe Pisa.. Y se llega al final del bachillerato sin poder aprobar castellano, guaraní y matemáticas, como ha denunciado el SNEPE del MEC,

6) Siguiendo la metáfora sobre el edificio de educación nacional que pretende construir el PNTE, destaco finalmente que los “planos” para construir este edificio no son paraguayos, están plagiados de los que algunos organismos internacionales vinculados a la ONU e incluso de la Unión Europea están imponiendo en diversos países. Paraguay ha aceptado 38 millones de euros de la Unión Europea condicionados a cumplir las exigencias de la Agenda 2030 que incluye en el objetivo cinco la ideología de género. La prueba de este demoledor convenio la tienen los lectores en la ley 6659 y sus dos Anexos.

Seguimos con los mismos errores. La elaboración y propuesta del PNTE no son legales, porque el único órgano legalmente competente para proponer reformas a la educación y acompañar su proceso es el CONEC.

Sin diagnóstico ni pronóstico, plagiando planos extranjeros, sin cimientos, con tres columnas menos, excluyendo a Institutos superiores y universidades, el edificio de la educación del PNTE se derrumba solo.

jmonterotirado@gmail.com

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.