Platos y tazas vacíos

Sin dudas, el bienestar, la salud y la educación de nuestros niños no deberían tener color ni precio.

Cargando...

Pero, a 34 diputados colorados cartistas no les importó que hoy más de 13.000 alumnos del departamento Central tengan los platos vacíos porque el almuerzo escolar ya no llega a las escuelas, por falta de presupuesto. También está en riesgo la merienda escolar, ya que las tazas de los niños se van quedando sin el alimento básico, la leche.

De forma grosera la semana pasada los cartistas rechazaron, otra vez, el pedido de ampliación presupuestaria de G. 19.000 millones para la Gobernación de Central, administrada por el liberal Ricardo Estigarribia, que planeaba destinar el dinero para la alimentación de los niños.

Se presume que los colorados buscan debilitar la gestión del jefe departamental, simplemente, por una cuestión de color partidario. Sin embargo, se olvidaron de que el candidato del cartismo, el exgobernador de Central, Hugo Javier González Alegre, tuvo una nefasta administración y actualmente está acusado y a la espera de dos juicios, en el marco de dos causas penales por el daño patrimonial de más de G. 23.000 millones.

Luego de este escándalo, en vez de reivindicar al glorioso Partido Colorado, solo muestran su lado más oscuro y cruel y algunos colorados solo atinan a decir que con Hugo Javier “solo se equivocaron un poco” al elegirlo.

El gobernador justificó el pedido diciendo que se necesita de esta ampliación presupuestaria de manera urgente para llegar con el almuerzo y la merienda escolar hasta fin de año. El problema sería que, desde el 2020 se planeó mal el presupuesto, es decir, durante la administración de Hugo Javier y de su sucesor quien completó el periodo, Gustavo Machuca, también colorado.

Actualmente, algunas escuelas y colegios con doble escolaridad ya no están recibiendo el plato de comida y el vaso de leche, y cada vez se suman más instituciones. Concretamente, desde noviembre, ya ningún alumno recibirá ni el almuerzo, ni la merienda.

Ya que todo se trata de una cuestión de color, aparentemente, entonces, los centralinos no deberían olvidar al color que se robó el plato de comida y vaso de leche de los niños de Central.

Ahora, Estigarribia deberá buscar la forma de lidiar con la situación y para que en el siguiente año se cumpla con el calendario escolar establecido por el Ministerio de Educación y Ciencias (MEC), que es desde febrero hasta noviembre.

gladys.villalba@abc.com.py

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...