Caso Javier Ibarra: exsecretario de exfiscal afrontará juicio por homicidio doloso

El acusado Óscar Ariel Caballero Sahlmann (30 años) afrontará juicio oral y público por el homicidio de su expatrón Javier David Ibarra Mendoza y el hurto especialmente grave del arma con el cual cometío el crimen, según la Fiscalía, el pasado 25 de noviembre de 2022. Así lo dispuso el juez penal de garantías de San Lorenzo Gustavo Ramón Bóveda Romero.

Oscar Caballero, acusado como presunto autor del crimen del exfiscal Javier Ibarra.
Oscar Caballero, acusado como presunto autor del crimen del exfiscal Javier Ibarra.Gentileza

Cargando...

Los fiscales Gerardo Mosqueira y Julio Ortíz, ratificaron la acusación por homicidio doloso, hurto especialmente grave y robo con resultado de muerte, contra Óscar Ariel Caballero Sahlmann, supuesto autor del asesinato de Javier Ibarra, en la audiencia preliminar de este miércoles y, en consecuencia, el juez penal de garantías de la ciudad de San Lorenzo, Gustavo Ramón Bóveda Romero, elevó la causa a juicio oral.

Durante la diligencia de la etapa intermedia del proceso penal el abogado Selmar Rodrigo Moreno, representante de la querella por parte de la viuda de Ibarra, la exfiscala Noelia Neuman y sus dos hijos menores de edad, se ratificó también en todos los términos de la acusación y pidió juicio para Caballero.

El abogado querellante Alcides Rodrigo Gayoso Serafini, por parte de los hermanos de Javier Ibarra, también sostuvo los elementos acusatorios y acompañó el pedido de que el procesado Óscar Caballero sea juzgado por un Tribunal Colegiado de Sentencia.

Por su parte el abogado defensor de Caballero, Derlis Damián Ahrens, se allanó al pedido de las querellas y del Ministerio Público en cuanto a que la causa se eleve a juicio oral y se analicen las pruebas ofrecidas en dicha instancia. El acusado hizo uso de la palabra en la oportunidad y reclamó que el testigo, Leonardo Ruíz, siga libre y él vaya a juicio pese a que no le hayan practicado pruebas técnicas-científicas sobre su presencia en la escena.

Exsecretario de Ibarra es el autor, para la Fiscalía

De acuerdo con datos recogidos en la etapa investigativa por la Fiscalía, Óscar Ariel Caballero Sahlmann mató a su exjefe, el exfiscal y exviceministro de Seguridad Interna Javier Ibarra, entre la noche del 24 de noviembre y la madrugada del 25 de noviembre de 2022, para luego robarle el arma homicida y entregarle a un amigo la misma para que la oculte.

Los elementos colectados refieren que Óscar Caballero llegó hasta el domicilio de Ibarra, alrededor de las 22:46 del 24 de noviembre, a bordo de una motocicleta que era guiada por Leonardo Agustín Ruíz Ortiz, a quien el Caballero le dijo que se tomara su tiempo y regresara luego de 40 minutos, en tanto que Caballero ingresó con un control de portón a la casa del exfiscal.

Transcurrido los 40 minutos, Leonardo Ruíz volvió hasta la casa de Javier Ibarra; estacionó en frente y apagó el motor para esperar a Óscar Caballero. En un momento dado, Ruíz escuchó la detonación de dos disparos de arma de fuego e inmediatamente después vio salir, asustado y nervioso a Caballero, quien le indica que se retire del lugar.

Tras darle las indicaciones a Ruíz, Óscar Caballero, volvió a ingresar a la vivienda.

Acusado se alzó con el arma y pidió esconderla

Al momento en que Leonardo Ruíz intentó poner en marcha su motocicleta, esta no encendió, por lo que la llevó hasta una estación de servicios del emblema Copetrol, sobre la avenida Mariscal López, donde la dejó para dirigirse hasta un local de Biggie con la intención de comprar un cargador de celular, pues se había quedado sin batería.

Posteriormente, Ruíz encendió nuevamente su celular ínterin en que recibió una llamada de Óscar Caballero, que le consultó sobre su ubicación y después le instruyó a que se acerque hasta un taxi que estaba estacionado frente a una playa de venta de autos, situada frente al surtidor.

Es así que Leonardo Ruíz se acercó al taxi y se encontró con Óscar Caballero, a quien le consultó qué había ocurrido a lo que este último no le respondió, en cambio le entregó un billete de G. 100.000 para compensar el combustible utilizado y luego se retiró del sitio.

Tras lograr reparar su biciclo, Leonardo Ruíz fue hasta la casa de su hermano Jorge Ruíz. Ahí, Leonardo recibió otra llamada de Óscar Caballero, que le pidió que fuera hasta su casa. Caballero salió con un estuche negro y una bolsa de tela TNT que quemó en la vía pública antes de ir junto a Ruíz.

En ese momento Óscar Caballero le entregó a Leonardo Ruíz el estuche negro, le dijo que adentro estaba un arma de fuego y le pidió que la guarde o que se deshaga de ella. Ruíz accedió a ello por miedo a Caballero y sin tener conocimiento de lo que realmente había ocurrido, según la Fiscalía.

Leonardo Ruíz hizo entrega de la pistola Colt calibre 22 a los investigadores, más adelante, con lo que se realizó la comparación y análisis con los proyectiles extraídos de la cabeza de Javier Ibarra- El resultado determinó que las balas salieron de esa misma arma.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...