Uso de anticipo de US$ 5 millones para la nueva molienda es todo un misterio

El uso del anticipo de G. 39.059 millones, unos US$ 5 millones, entregados por Petropar a EISA, de Alberto Palumbo, para la instalación de la nueva línea de molienda en su planta alcoholera era todo un misterio hasta diciembre del año pasado, según revela un informe de la petrolera. Llamativamente, la contratista igual consiguió tres adendas a su contrato, cuya cifra inicial era de G. 195.299 millones y trepó a G. 198.704 millones.

Imagen publicada por Petropar el 6 de mayo último mostrando los avances para la nueva línea de molienda en su planta alcoholera de Mauricio José Troche, Dpto. del Guairá.
Imagen publicada por Petropar el 6 de mayo último mostrando los avances para la nueva línea de molienda en su planta alcoholera de Mauricio José Troche, Dpto. del Guairá.gentileza

Cargando...

“Finalmente, es importante mencionar que a la fecha está pendiente de entrega por parte de EISA presentación del informe de uso de anticipo de fondos como corresponde, el cual fue requerido por PETROPAR en varias ocasiones siendo el último requerimiento el 30/11/2022, con vencimiento de plazo de entrega del informe de uso de anticipo financiero entregado el pasado 07/12/2022″ (sic), dice el memorándum N° 292/2022 del 9 de diciembre del año pasado firmado por Sixto Paredes, gerente de la planta alcoholera, ubicada en Mauricio José Troche (Guairá) y Andrea Sánchez, asesora de la Presidencia. El documento fue remitido al actual titular de la petrolera estatal, Pedro Román y al gerente general, César Morínigo.

El informe hacía referencia a los G. 39.059 millones, unos US$ 5 millones, entregados el 25 de febrero de 2022 a Estructura Ingeniería (EISA), de Alberto Palumbo, para la obra. Llamativamente, pese al millonario desembolso los trabajos en el sitio eran escasos, incluso la fabricación de los equipos para la nueva línea de molienda estaban paralizados por falta de pagos, según constataron los mismos funcionarios de la petrolera y consignado en el mismo documento.

Lo cierto es que EISA a través de ese mismo informe consiguió la subcontratación de Ocho A SA (Juan Carlos Pettengill y Blanca Pettengill Vacca) para la obra. Se trata de la primera adenda al acuerdo, por un monto inicial de G. 195.299 millones ( US$ 26 millones al cambio de ese lapso)

Entonces también ingresó el pedido de EISA de cambiar la marca de los dos equipos (puente grúa y turbo generador), pero se le solicitaron mayor tiempo y documentación.

Ante el requerimiento, EISA presentó el 4 de enero de este año la documentación e insistió con su intención de cambiar las marcas de dos equipos establecidos en el contrato inicial. Curiosamente, el equipo interno fiscalizador, entre ellos Paredes y Sánchez, para ese entonces ya aprobó las modificaciones para dos ítems (turbo generador y puente grúa). Ya era la tercera adenda.

Sin embargo, el informe elaborado por estos funcionarios evidencia la maniobra que se utilizó para dejar fuera a Turbimaq/Brasil, fabricante original del acuerdo. Y es que, según el gerente comercial de esa compañía, Silvio Silas, fue la misma EISA la que le pidió elaborar una carta solicitando una prórroga de 200 días, quedado así el exagerado plazo de entrega del equipo en 560 días (18 meses aproximadamente).

El pedido de EISA supuestamente fue para “renegociar” con Petropar una prórroga para luego entregarle a Turbimaq el anticipo para comenzar la fabricación del turbo generador.

¿Y el adelanto?

Sugestivamente, para el informe del 9 de enero de este año y en el portal web de la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP) no hay mención como tampoco rastros de algún informe sobre el uso del adelanto de US$ 5 millones.

La nueva línea de molienda debió concluir el 17 de febrero de 2023. Sin embargo, el propio presidente de Petropar, Pedro Román, reconoció el 12 de abril último que recién para diciembre de este año se espera completar la fábrica nueva.

Entonces, Román dijo que no había cambios e incluso señaló que los equipos estaban siendo fabricados por las empresas establecidas en el contrato original. Sin embargo, el 8 de febrero de este año, un día antes del plazo establecido para que EISA entregue la maquinaria ya se logró modificar las marcas como también las prórrogas correspondientes.

ABC intentó en varias ocasiones obtener la versión del titular de Petropar sobre estas llamativas contradicciones, pero no obtuvimos respuesta.

El contrato con EISA fue firmado el 9 de diciembre de 2021 por el extitular Denis Lichi (ANR), gobernador electo de Cordillera.

Un aumento de G. 3.405 millones

El 30 de diciembre de 2022, Estructura Ingeniería SA (EISA), de Alberto Palumbo, consiguió un incremento de G. 3.405 millones en su contrato con Petropar, quedando en un monto de G. 198.704 millones. Se trata de la segunda adenda en tiempo récord para la contratista, esto, pese a la serie de cuestionamientos e incluso llamados de atención de la petrolera estatal. Según los detalles, la ampliación se da en el ítem 2 correspondiente a la adecuación de caminos internos. “EISA informó la necesidad de realizar una adenda al contrato debido a la aparición de suelos en sectores importantes que contienen materia orgánica no apta para compactar; estas zonas fueron denominadas bolsones” (sic).

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...