Contraloría detecta varias falencias en la realización del Censo 2022

Desde el pago a funcionarios de unos G. 10.880 millones en rubros que no correspondían, hasta cuestionarios del censo que no se completaron correctamente, son algunas de las deficiencias detectadas por la Contraloría General de la República (CGR) en la gestión del Censo 2022, a cargo del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Iván Ojeda, director del INE, fue ratificado por el presidente Peña para seguir en el cargo.
Iván Ojeda, director del INE, fue ratificado por el presidente Peña para seguir en el cargo.Gentileza

Cargando...

Con el rango de “chofer especializado”, el Instituto Nacional de Estadística (INE) desembolsó unos G. G. 10.688.541.593 a varios contratados y otros G. 198.750.000 al rubro “otros cargos”.

Estos desembolsos no correspondían al objeto de gasto de “contratación de Personal Técnico”, que tenía que hacer el INE, con miras al programa de “Fortalecimiento del Sistema Estadístico Nacional del Paraguay”, financiado mediante un contrato con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por unos US$ 43.000.000.

Este programa incluía la realización, control y apoyo del Censo 2022 que estuvo a cargo del INE el año pasado.

El informe de Contraloría señala que se encontraron varias falencias justamente en lo referente al Censo 2022.

Una de ellas tiene que ver con el trabajo de campo que hicieron los censistas.

Trabajo de censistas

Según la Contraloría, varios jefes de los censistas de diferentes zonas del país no presentaron ni firmaron sus informes finales al terminar el trabajo de campo del día de censo.

Si bien el INE envió su descargo con respecto a este punto, la Contraloría, en su conclusión final, afirma que se constató que estos jefes zonales y distritales no entregaron sus informes finales, incumpliendo lo establecido en los manuales de procedimiento del propio INE para el efecto.

“Este hecho dejó en evidencia la falta de controles adecuados en los reportes generados por los jefes” resalta la Contraloría, en su informe.

En ese mismo tenor, en otra de las observaciones, el documento del ente contralor señala que se encontraron muchas deficiencias en el llenado de los cuestionarios censales.

Por ejemplo, los auditores de la Contraloría encontraron que varias planillas o resúmenes de los supervisores zonales se llenaron con lápiz de papel y en otros casos ni siquiera se llenaron todos los campos, cuyos datos son necesarios para hacer un reporte más fiel de lo que se encontró en el trabajo de campo.

Sin planificación

Otro de los cuestionamientos que hace la Contraloría tiene que ver con la falta de planificación y organización en el uso de computadoras y software que adquirió el INE para fortalecer su trabajo de estadísticas.

Además, estas adquisiciones tenían que servir para fortalecer el trabajo del censo que se hizo el año pasado, de modo de tener una mayor seguridad informática.

Equipos sin uso

Según Contraloría, el INE, en el marco de este proyecto y mirando el Censo 2022, compró 2.706 equipos de computación por la suma de G. 7.237 millones.

El informe señala que en una verificación realizada al depósito de la institución se encontraron con 284 equipos de computación sin ninguna asignación específica.

Esta cantidad de computadoras representó un importe de G. 1.551 millones para el INE, según el reporte de la CGR.

El reporte del ente contralor también menciona que se encontraron diferencias en las bases de datos del INE y el informe elaborado por Bancard SA –entidad contratada para hacer los pagos– con respecto a la cantidad de censistas y supervisores que estuvieron trabajando en el Censo 2022.

Faltó control en pago

Otro de los temas cuestionados por Contraloría relacionado con el trabajo de los censistas tiene que ver con el pago que se tuvo que realizar a los mismos.

En ese sentido, Contraloría señala que se encontró que un solo número de teléfono celular podría ser declarado hasta por 60 voluntarios. “Este hecho contribuyó a ampliar la brecha de personas conectadas a una sola persona” dice el documento.

Esta situación hizo casi imposible determinar si efectivamente hubo el pago a los censistas o incluso, a los propios supervisores.

La Contraloría dice que no se pudo confirmar si esa única persona tenía contacto con las demás contratadas o cómo hizo el INE para controlar que este sistema tenga efectividad.

Iván Ojeda, de los pocos que siguen

Iván Ojeda, director del Instituto Nacional de Estadística (INE), es uno de los pocos funcionarios de alto rango que estuvo en el gobierno de Mario Abdo Benítez y continúa con la administración de Santiago Peña. Esto, pese a las decenas de denuncias y a los diferentes cuestionamientos que tuvo el Censo 2022 que estuvo a su cargo. Este miércoles 20 de septiembre, la Cámara de Senadores tratará justamente un pedido de interpelación a Ojeda, para ver si finalmente responde o no a las serias dudas que dejó el Censo 2022.

Números reflejan el país

Pese a todas las dudas que giran en torno al Censo Nacional 2022, el director del Instituto Nacional de Estadística (INE), Iván Ojeda, aseguró que los números que muestra el censo reflejan lo que tenemos actualmente a nivel país.

El pasado 31 de agosto, el INE presentó los datos de la encuesta 2022. El dato llamativo fue que la cantidad poblacional, según esta institución, llega a los 6,109 millones de habitantes.

Este dato contrasta con las proyecciones que se hacían sobre la cantidad de habitantes de Paraguay, que superaban los 8 millones para el 2022.

Ojeda habló de esto luego de la última presentación que hizo el INE con respecto, justamente, a los datos más actualizados del Censo 2022, cuya realización y organización es cuestionada ahora por la Contraloría General de la República (CGR).

Según Ojeda, mediante la encuesta poscensal se logró confirmar que el 94% de la población paraguaya fue censada en noviembre del año pasado.

Dijo además que el Registro Único de Estudiantes tiene a unos 906.000 alumnos registrados en el Ministerio de Educación, de 7 a 15 años, número que coincide con el Censo 2022 pese a que la proyección señalaba casi dos millones.

Según Ojeda, apenas el 6% de la población paraguaya no fue censada, en un aproximado que tiene sustento en la metodología que aplicaron en el trabajo.

El titular del INE afirmó que los datos fueron contrastados con varias fuentes.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...