José Insfrán asegura que “Dios” lo mandó junto al vicepresidente de la República

Este viernes se lleva a cabo la audiencia de imposición de medidas para el “narcopastor” José Insfrán, quien se presentó ayer ante la Justicia luego de permanecer más de dos años en la clandestinidad. Llegó con casco y chaleco antibalas, sosteniendo que es inocente, y calificó a César “Tigre” Ramírez de perverso. También mencionó a Pedro Alliana, Hugo Velázquez y otros políticos.

Con chaleco antibalas y casco, el pastor José Insfrán en su audiencia.
Con chaleco antibalas y casco, el pastor José Insfrán en su audiencia.

Cargando...

José Insfrán se presentó como una celebridad, siendo el más grande sospechoso dentro del marco del operativo A Ultranza, asegurando que es el “enviado de Dios” y que se salió de la clandestinidad luego de más de dos años por un “pedido divino”.

Es sospechoso de ser parte de una organización criminal de lavado de dinero del narcotráfico. Antes del inicio de la audiencia de imposición de medidas, habló con la prensa, involucrando al ex vicepresidente de la República Hugo Velázquez, de quien dijo que tenía la promesa de convertirlo en gobernador de Canindeyú.

Además, acusó a César “Tigre” Ramírez de ser el articulador de “esta persecución política”. También mencionó a Pedro Alliana, actual vicepresidente de la República.

Dijo que todos los que están privados de libertad dentro del marco de la investigación del operativo A Ultranza, a pesar de las evidencias, son inocentes. Entre ellos el senador colorado cartista Erico Galeano y el político colorado Juan Carlos Ozorio.

Lo que dijo José Insfrán

  • “Acá está la mano oculta de la política. Esto es pedido de César Ramírez. La pelea es por el templo de Curuguaty”.
  • “Hay un grupo de la Senad que es el crimen organizado más grande de Paraguay, que es el encargado de preparar la carpeta para extorsionar”.
  • “Hace 15 días, Dios me dijo: ‘Vamos a presentarnos’. No me dijo: ‘Vas a presentarte’”.
  • “En el 2021, Dios me mandó junto al vicepresidente de la República a preguntarle cuáles eran sus intenciones políticas y él me dijo: ‘Lo máximo a lo que puedo llegar es a senador’. Entonces, Dios le dijo: ‘Necesito que hagas esto por el Paraguay y yo te voy a poner en la línea presidencial y te voy a hacer ganar’ y ocurrió eso”.
  • “Me fui junto a Pedro Alliana como un siervo enviado, él es un hombre que Dios ama y él le ama a Dios, pero necesitamos la dirección”.
  • “La maldad de los políticos llegó al trono de Dios. Hoy llamamos a lo malo bueno y a lo bueno...”.
  • “Yo soy inocente, vayan a Curuguaty, pregunten por nuestro trabajo. Yo estaba cuidando a 2.000 familias”.
  • “Cuando vino la pandemia saqué un préstamo de G. 500 millones de la cooperativa para comprar remedios y contratar médicos. Mientras, nuestro gobernador César Ramírez robaba US$ 2 millones y la Fiscalía General no hizo nada para investigarle”.
  • “Mi hermano Miguel Ángel Insfrán es abogado de Marset”.
  • “Lo que me dijo mi hermano de Erico (Galeano) es que ese hombre tiene poder. Yo le dije: ‘No tiene poder porque es senador nacional; le condenaron sin pruebas’”.
  • “Hay gente que por cheques de G. 100 millones, por descuentos, está presa”.
  • “Juan Carlos Ozorio es miembro de la iglesia, una persona activa”.
  • “Yo fui invitado por el vicepresidente (Hugo Velázquez) para acompañarlo en la Gobernación y cuando yo salí en la foto con él comenzó la persecución, vino la amenaza diciéndome que me deje de la política porque me van a destruir a mí y a mi familia como hicieron con ‘Cucho’ (Reinaldo Cabaña)”.
  • Acá no hay lavado de dinero. Es un montaje. Señores de la prensa, ya no mientan más”.
  • Esta no es la mayor operación, es el mayor robo del siglo en el Paraguay. Acá se robó, se saqueó. No hay droga, es todo invento”.
  • “César Ramírez es un depravado, es una persona perversa, hizo mucho daño a los curuguateños, todo Canindeyú sabe. Lastimosamente, le involucró al señor Horacio Cartes”.
  • “Yo le apoyé (a César Ramírez) con 3.000 personas de mi iglesia que le votaron para que su hermano sea intendente, o si no, nunca iba a ser intendente
  • “Yo soy el objetivo, no es Miguel Insfrán ni Marset”.
  • “Tengo una deuda de US$ 2 millones con la Cooperativa San Cristóbal”.
  • “A mí, Dios me guardó durante todo este tiempo, me protegió hasta que llegó el momento y me dijo: ‘Vamos’ y ahora estoy acá”.
  • El tema de la Argentina es absurdo. ¿Para qué voy a hacer mi entrada al país? Eso es ridículo”.
  • “Somos familia, no somos un clan. La gente que está presa es inocente. Le quiero pedir perdón a Ozorio, Galeano, están todos presos por mi culpa, Yo soy el objetivo. La intención es sacarme de la arena política”.
  • “En la iglesia nunca se puede lavar dinero”.
  • “La biblia dice que Dios no es amigo de un juez injusto”.
  • “No es una superiglesia, es un tinglado remodelado”.
Enlance copiado
Content ...
Cargando ...