Contrabando de vapeadores financiaría el terrorismo desde la Triple Frontera

Un operativo de la policía de Brasil identificó que un grupo criminal internacional utiliza el contrabando de cigarrillos electrónicos de Paraguay al Brasil como nuevo sistema para el financiamiento del terrorismo. Los investigadores creen que este grupo también está reclutando soldados para el grupo extremista Hezbolá.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/HYXUX3BIGZDJ3E7SDMC46DLXJA.jpg
shutterstock.com

Cargando...

Mohamad Khir Abdulmajid, de 36 años, es el ciudadano sirio que fue detenido por la Policía de Brasil y está sindicado como el cabecilla de este grupo que operaba en varias ciudades brasileñas, pero teniendo a la Triple Frontera como un punto central de sus operaciones.

Así señalan medios de Brasil y de Argentina que han seguido de cerca los pormenores de la Operación “Trapiche” que llevó adelante la Policía Federal de Brasil y cuyos resultados se dieron a conocer entre el 12 y 13 de noviembre pasados.

El operativo dejó además tres brasileños detenidos -cuyas identidades no trascendieron- y la aprehensión del libanés Haissam Houssim Diab, de 48 años.

Según reporta O Globo de Brasil, Mohamad Khir Abdulmajid, tenía orden de arresto pendiente en ese país y su nombre está dentro de la nómina roja de la Interpol. Supuestamente, tiene conexiones directas con células que financian el terrorismo del grupo libanés extremista Hezbolá.

Mohamad Khir Abdulmajid, el reclutador

El informe de O Globo, que se basa igualmente en documentos de la Policía Federal brasileña, expone que la investigación contra Khir Abdulmajid obedecía a indicios sobre el reclutamiento de “soldados” que estaba haciendo para el grupo armado, a través de sus redes sociales o en grupos de amistades más cercanos.

Según el reporte de O Globo, la Policía Federal, en su presentación ante el Ministerio Público, expone que hay suficientes indicios para que se investigue al sirio, por las pruebas encontradas, tanto en el operativo “Trapiche”, como también en otras dos investigaciones que siguen bajo sumario, pero que tiene que ver con supuestos casos de contrabando de productos.

Para la Policía brasileña, no hay dudas de que el sirio estaba reclutando soldados para Hezbolá, utilizando una red de empresas.

Mohamad Khir Abdulmajid llegó a Brasil desde Paraguay

La investigación de las autoridades brasileñas indican que Mohamad Khir Abdulmajid llegó a Brasil en el 2008 proveniente de Paraguay. Según los investigadores, pasó a Foz de Iguazu desde Ciudad del Este, haciendo de la Triple Frontera su zona de actividades.

En el 2012, el sirio abrió un puesto de electrónica en la Feria de Importados de Brasilia, más conocida como “Feria de Paraguay”, hasta donde llegaban todo tipo de electrodomésticos. Así indica la publicación realizada por el medio O Globo.

La Policía Federal afirma que en sus redes sociales, Mohamad Khir Abdulmajid ha mostrado fotos cuando estaba en Paraguay.

Según el diario argentino Infobae, que también siguió el operativo “Trapiche”, uno de los brasileños detenidos, confesó que estaban recibiendo órdenes vía Whatsapp desde Paraguay.

Importaciones de vapeadores a Paraguay

Solamente en el 2021, Paraguay registró la importación de un poco más de 8 millones de unidades de cigarrillos electrónicos, según datos de la Dirección Nacional de Aduanas (DNA).

Infobae indica que uno de los elementos para financiar el terrorismo que utilizaba supuestamente el grupo liderado por Mohamad khir Abdulmajid, era el contrabando de vapeadores o cigarrillos electrónicos. El 17 de noviembre de 2023, la Policía Federal incautó 2.906 vapeadores y otros accesorios de un par de tiendas de San Paulo, que estarían vinculados con el operativo Trapiche.

El comisario paraguayo Fabio Santa Cruz, del Comando Tripartito, dijo a ABC Color que no tenían conocimiento de estos operativos. Alegó que todo correspondía a operaciones realizadas en Brasil.

Descontrol absoluto en Paraguay

Con distintas marcas y precios, cigarrillos electrónicos que tienen un nivel de nicotina por encima de lo permitido se venden en cualquier comercio del país. No existe un sistema de trazabilidad que garantice la calidad de estos productos, que se importan en cantidades industriales desde diversos países.

Según datos del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPyBS), el consumo de vapeadores en Paraguay asciende aproximadamente al 12,5 % de la población, con una marcada prevalencia en los jóvenes.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...