Spotify alega que no tiene ganancias en Paraguay

La plataforma streaming de música Spotify lanzó un comunicado e informó que no tiene ganancias en Paraguay. Se dirigió directamente al titular de la Dirección Nacional de Propiedad Intelectual (DINAPI), y manifestó su preocupación sobre un proyecto de ley en Paraguay que pretende cobrar una tarifa adicional de 10 % a esta aplicación, y que afectaría la continuidad en el país de la conocida empresa.

Imagen referencial sobre Spotify en un aparato celular.
Imagen referencial sobre Spotify en un aparato celular.140013+0000 TOBIAS SCHWARZ

El temor que avance la normativa está instalada desde fines del año pasado y por más que haya sido postergada sine die en Cámara de Diputados, el tratamiento puede darse en cualquier momento en este 2023.

En un comunicado, Spotify se dirigió a Joel Talavera, director de la Dirección Nacional de Propiedad Intelectual (DINAPI), dependiente del gobierno nacional. El documento tiene fecha del 15 de diciembre del año pasado y lleva la firma de Dustee Jenkins, jefe Global de Asuntos Públicos de la firma internacional.

El proyecto de Ley, D/68191/22, Que modifica el artículo 123 de la Ley N° 1328/98 de de derecho de autor y derechos conexos, pretende que un 10% del pago de plataformas de streaming de música y audiovisual en Paraguay sea para los músicos asociados de la Entidad Paraguaya de Artistas Intérpretes y Ejecutantes (AIE).

Ante esto, la empresa envió una nota que dice entre otras cosas que la intención parlamentaria paraguaya, no contempla ningún tipo de mecanismo para contrarrestar dicho monto de los costos de adquisición de licencias.

También, que agregar una tarifa adicional del 10 % sería insostenible para sus operaciones comerciales en Paraguay y los llevaría “a considerar seriamente salir del mercado paraguayo, en detrimento final de los artistas y fans”, indicaron.

Spotify dice que sus pagos incluyen a artistas paraguayos

En el extenso texto, la plataforma hizo referencia al crecimiento en el número de usuarios en Paraguay y el beneficio que trae para los artistas.

“Gracias al streaming, la industria de la música en Paraguay y en el mundo crece de manera sostenida, en beneficio de los artistas, compositores y aquellos que los apoyan. En el último año, nuestros usuarios de Paraguay aumentaron un 14%, alcanzando a más de 1.1 millones de oyentes, de los cuales más de 125.000 son suscriptores pagos”, señalaron.

Agregan incluso que Spotify paga aproximadamente dos tercios de sus ingresos musicales a los titulares de los derechos, que son típicamente sellos discográficos, editoras y entidades de gestión colectiva.

“Los artistas y compositores reciben su parte de dicho monto en función de sus contratos con los titulares de derechos. En total, hemos pagado más de USD $30 mil millones y más de USD $7 mil millones solo en 2021, en beneficio de artistas y compositores, incluidos artistas paraguayos.

Confirman que a pesar de la gran popularidad del servicio a nivel local, aún no tienen utilidades en Paraguay.

“Al adquirir las licencias musicales necesarias para su servicio, Spotify se queda con un margen bruto más bajo en comparación con el margen de las tiendas de discos tradicionales o las estaciones de radio. Con ese margen históricamente bajo, debemos cubrir los costos de operación de nuestro negocio, incluida la promoción del repertorio local y global, portales de datos y otras herramientas para que los artistas y sus equipos desarrollen nuevas audiencias dentro y fuera de nuestra plataforma, el desarrollo de recomendaciones personalizadas para los fans, y la inversión en nuestro equipo de música de primer nivel”.

Argumentos sobre inconvenientes que generaría la modificación de la ley

Alegando al igual que otros actores, Spotify dice que la propuesta tiene muchos problemas, incluyendo la posible interferencia con la capacidad de los artistas de participar en contratos privados, su interacción con los marcos legales nacionales e internacionales de derechos de autor y derechos conexos, y las serias dudas generadas sobre si este pago adicional llegaría de manera correcta y eficiente a aquellos artistas cuya música fue reproducida en Spotify.

Insisten en que el costo y los “desafíos” administrativos asociados con el cobro y la distribución de la nueva tarifa podrían ser tan elevados, y los requisitos de membresía de los artistas a las sociedades de gestión colectiva tan rigurosos, que una gran cantidad de la recaudación podría no llegar jamás a los artistas a los que pretende beneficiar.

“Estos obstáculos son los que deberían evaluarse antes de establecer un canal separado para pagar a los artistas por encima de los modelos existentes, sostuvieron en el mensaje a Talavera.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.