Itaipú cancela hoy una deuda de US$ 63.500 millones que comenzó en 1974

Itaipú binacional cancela hoy la deuda que contrajo para la construcción de una de las hidroeléctricas más grandes del planeta. Desde 1974 hasta la fecha pagó a sus acreedores US$ 63.500 millones, monto que engloba la amortización de los préstamos así como sus cargas financieras, muy superior a las sumas divulgadas en los primeros años del proyecto.

Vertedero de Itaipú.
Vertedero de Itaipú.GENTILEZA

Cargando...

Los informes oficiales de las oficinas paraguayas de la entidad binacional Itaipú, e inclusive su actual director general paraguayo, Manuel María Cáceres, destacan los siguientes beneficios de la cancelación de la deuda de Itaipú: que la binacional formará parte plenamente del patrimonio del Paraguay y que la binacional “liberada de la principal carga financiera, enfrentará” “el desafío de seguir aportando al desarrollo del país y trabajar en ampliar la base de generación de energía limpia y renovable...”.

El acto está previsto que arrancará a las 10:00 en el Centro de Recepción de Visitas (CRV) de la entidad paraguayo/brasileña, de Hernandarias.

Sin embargo, Cáceres nada dijo de la revisión del Anexo C del Tratado de Itaipú, que establece “el grado de amortización de las deudas contraídas por la Itaipú para la construcción del aprovechamiento ...”, como uno de los principales requisitos para que las Altas Partes aborden la negociación que para nuestro país es el gran desafío.

En lo concerniente al monto de la cuota que pagará hoy la binacional a sus acreedores, las fuentes oficiales mencionan US$ 115 millones.

Deuda de Itaipú: los pagos anteriores de la entidad binacional

Apuntemos, según los datos disponibles en la Memoria 2021 de la binacional, en ese ejercicio la entidad pagó US$ 1.864,2 millones a sus acreedores. La correspondiente al 2022 aún no publicaron.

En la lista de acreedores, en el sitio más elevado del podio correspondiente aparece Electrobras, que hasta finales del año pasado era parte constituyente de Itaipú, en forma conjunta con la ANDE. Luego, el gobierno de Jair Bolsonaro, optó por sustituirla con la ENBpar.

En 2020, recordemos, la empresa brasileña, inmersa hoy en su proceso de privatización, reclamaba a Itaipú, entidad de la que era parte, aún 88% de sus deudas.

Al año siguiente, 2021, bajó al 78% de la deuda de este ejercicio. El resto era reclamado por el Tesoro Nacional Brasileño, la Cajubi, los débitos actuales de Fibra y Cajubi y con otras instituciones a las que no mencionan.

La deuda representaba el 61,% del costo de Itaipú

Del cotejo de las cifras que divulga el material de referencia se concluye que en 2021 las cargas financieras de los préstamos, así como la amortización de préstamos y financiamientos aún representaban el 61,5% del costo del servicio de electricidad de la entidad, luego, el segundo punto de vital importancia que el director Cáceres y el material informativo oficial soslayan tiene relación con la tarifa (kWmes) que cobrará la binacional desde este año o, con qué tipos de gastos cubrirán la brecha, o parte de ella, que deja la desaparición del costo de la deuda.

Informes oficiales de la entidad, obtenidos mediante en anónimas, revelan que los primeros desembolsos del primer préstamo de Eletrobras para el complejo hidroeléctrico, entonces aún en ciernes, data de 1974. Además, que esos desembolsos correspondían al préstamo que Eletrobras otorgó a la entidad binacional por US$ 3.556 millones, cuyo contrato fue firmado en diciembre de 1975 en el Palacio de López.

De acuerdo con los documentos de referencia, si bien el monto de fue en dólares, la moneda puesta a disposición por Eletrobras fue la brasileña, denominada entonces Cruceiros (Cr$), que su plazo se extendía hasta el 2023, con un plazo de gracia que venció en 1983 y una tasa de interés del 10% más correcciones monetarias y otras tasas. Si los desembolsos de este empréstito se extendieron hasta 1989, puede concluirse que se sus fondos se agotaron en ese ejercicio.

El monto final de lo abonado por entidad binacional por sus deudas, intereses, etc. siempre formó parte del archivo de los datos reservados de la entidad binacional.

Gesto de apertura, pero insuficiente

La información con los 63.500 millones abonados en estos 49 años que transcurrieron desde los primeros desembolsos que tuvo de Electrobras constituyen no solo una primicia, sino también un gesto de apertura, apertura parcial, pero apertura al fin.

La deuda de Itaipú entre 1974 y el 2006, que también consta en los documentos que llegaron a nuestra redacción, revelaban que a finales de ejercicio el monto de ese compromiso trepaba a US$ 50,9 mil millones.

Del mismo material se desprende que el saldo deudor de la binacional al 31 de diciembre de 2006 ascendía a US$ 20,2 mil millones y el total pagado sumaba US$ 30,7 mil millones.

La publicación del dato relativo al costo total de Itaipú, sin dudas, es plausible, no obstante es insuficiente. El elector, el que tiene previsto irse a las urnas en abril próximo tiene derecho a conocer cómo se conformó ese monto, que también engloba los costos de la deuda espuria, así como de la doble indexación que le impusieron a la entidad binacional.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...