Paraguay avanza hacia las finanzas con enfoque de género

A nivel mundial, las mujeres poseen el 34% de las empresas privadas, incluidas casi seis millones de pequeñas y medianas empresas formales en las economías en desarrollo, conforme con un reciente informe del International Finance Corporation (IFC) del Banco Mundial. El enorme potencial de estos negocios sigue sin explotarse, en gran medida, debido a las barreras sistémicas que enfrentan las empresas dirigidas por mujeres a nivel mundial. En Paraguay, los esfuerzos para promover la igualdad de género en el ámbito financiero son aún incipientes y con importantes desafíos.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/C3GXYOOXSRGKLHHXS5XKYKURPM.jpg
GENTILEZA

Cargando...

El mismo documento agrega que, en los mercados emergentes, la categoría empresarial genera 7 de cada 10 puestos de trabajos y contribuye hasta el 40% del crecimiento económico en términos del Producto Interno Bruto (PIB). En los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la contribución al crecimiento incluso puede ser de hasta el 60%. Por tanto, las pequeñas y medianas empresas dirigidas por mujeres representan una gran oportunidad para las entidades financieras y la clave para desbloquear el potencial de crecimiento de las mipymes.

El enorme potencial de estos negocios sigue sin explotarse, en gran medida, debido a las barreras sistémicas que enfrentan las empresas dirigidas por mujeres a nivel mundial. Las limitaciones van desde la elección del sector hasta las normas y leyes culturales y sociales, hasta la realidad de que las mujeres empresarias tienden a tener redes comerciales limitadas.

Un estudio del Banco Mundial (BM) examinó los beneficios para los bancos de integrar los servicios no financieros (NFS por sus siglas en inglés) que pueden ayudar a mitigar las barreras en una propuesta bancaria para pyme centrada en las mujeres.

Pero ¿qué son los NFS? Los servicios no financieros son servicios de desarrollo empresarial que ofrecen los bancos para complementar sus ofertas financieras básicas para las pymes. Hay cinco tipos principales de NFS que los bancos suelen ofrecer a las pymes:

1. Información: datos relacionados con el negocio, como actualizaciones relevantes de la política fiscal o estudios de mercado sobre sectores clave, entregados a las pymes a través de sitios web, publicaciones, gerentes de relaciones y otro personal bancario de primera línea.

2. Educación: instrucción empresarial y financiera, a menudo en forma de talleres o capacitación impartida en persona o digitalmente, diseñada para desarrollar el conocimiento y la capacidad de las PYME.

3. Asesoramiento/tutoría: interacción directa con fuentes informadas, en persona o digitalmente, como entrenadores de negocios, contadores y expertos legales.

4. Redes y mercados: eventos de redes en persona, facilitación de herramientas de redes digitales que ayudan a los empresarios a conectarse con pares y modelos a seguir, y programas de reconocimiento, como espectáculos de premios que destacan a los empresarios exitosos, así como mercados en línea o en persona. ferias comerciales y visitas de exposición a lugares donde los clientes deseen comerciar.

5. Tecnología de gestión empresarial: soluciones de gestión financiera, como gestión de flujo de caja, nómina, facturación, contabilidad.

El análisis de cinco modelos bancarios para pymes, además de estudios de casos publicados anteriormente y otros recursos, encontró que las ofertas NFS bien integradas para las micropymes generan un retorno de la inversión (ROI) positivo en uno o dos años.

Esto se demuestra a través de cuatro métricas clave: mayores ingresos por intereses; participación en la cartera, que incluye ventas cruzadas, volumen de depósitos e ingresos por comisiones, incluidas las tarifas cobradas por la participación en NFS; lealtad; y riesgo reducido. Si bien el aumento de los ingresos por intereses suele ser el mayor contribuyente al ROI, particularmente en los primeros uno o dos años, se ha encontrado que cada uno de los cuatro componentes mencionados anteriormente cubren individualmente los costos de NFS.

En línea con lo anterior, una encuesta reciente realizada con clientes bancarios de IFC arroja luz sobre el tamaño potencial y el desempeño financiero de las pymes dirigidas por mujeres y por qué las instituciones financieras deberían prestar atención a este segmento.

Los resultados mostraron que las carteras de préstamos para las pymes lideradas por mujeres tienen menos préstamos improductivos (NPL) que las carteras de préstamos totales a pymes. En una muestra de 154 clientes bancarios de la IFC para el año fiscal 2015, las proporciones de NPL en préstamos a pymes lideradas por mujeres (3,6%) fueron más bajas que las NPL para las carteras de préstamos totales a pymes (4,5%).

A su vez, en las entidades con programas de Banca Mujer de IFC, las carteras y pymes lideradas por mujeres tuvieron NPL aún más bajos. En una muestra de 35 bancos, la proporción de NPL para préstamos a pymes lideradas por mujeres (3,3%) fue mejor que la de las carteras de pymes totales (3,6%).

En el mismo sentido, una encuesta de la Alianza Mundial para la Bancarización (GBA, por su sigla en inglés) llegó a una conclusión: las mujeres son mejores pagadoras que los hombres. Una causa probable es que son más prudentes y conscientes del riesgo, lo que las lleva a solicitar financiamiento cuando tienen mayor seguridad respecto del proyecto en que se están embarcando.

Como se ha expuesto, la práctica representa una oportunidad para que los bancos aseguren que su paquete completo de productos, junto con la comunicación y la entrega, se adapte a las mipymes, ya que esto puede allanar el camino para que el segmento aproveche al máximo las ofertas del banco.

Productos disponibles en Argentina y Brasil

En Argentina, al considerar el tipo de financiamiento, las brechas de género van de 6 puntos porcentuales (tarjetas de crédito y préstamos personales) a 32 para los préstamos hipotecarios. El financiamiento comercial, representado por adelantos en cuenta corriente y otros, tiene una brecha de 20 puntos, de acuerdo con la publicación MSME Finance Gap de IFC basada en un análisis de países en específico. Además, en el mencionado país existen 170.000 pymes, de las que al menos un 21% son lideradas por mujeres. De estas 35.000 o 72% tienen necesidades financieras que no están adecuadamente atendidas. Es decir, alrededor de 26.000 pymes lideradas por mujeres tienen brechas de financiamiento. Al considerar una línea promedio de US$ 80.000, la oportunidad ronda los US$ 2.000 millones.

En Argentina, si las mujeres tuvieran el mismo acceso al crédito que los hombres, el mercado crecería al menos 4 puntos porcentuales, esto es, 640.000 nuevos créditos.

El banco Santander Argentina cuenta con el proyecto Banca Women que apunta a potenciar y generar nuevas oportunidades para las mujeres, ofreciendo servicios financieros a emprendedoras, dueñas de pymes, y profesionales. A través de productos financieros se ofrecen soluciones pensadas para las mujeres como los préstamos personales, prendarios, seguros de protección femenina, vehicular y comercial, e inversiones. También existe una línea de financiación con tasa preferencial y otros beneficios como descuentos específicos (por medio de la tarjeta de crédito Women).

Las mujeres también son capacitadas en temas de su interés como: claves para ahorrar, cómo adquirir financiamiento, cómo crear tu propia empresa, marketing digital, cómo exportar, entre otros. Se ofrecen encuentros de todo tipo para reunir ideas y experiencias. Una de ellas es el Networking, a través de eventos exclusivos, para que las mujeres puedan desarrollar sus redes de contacto. Otra es mediante los ‘Work Café’, espacios de coworking para clientes y no clientes.

Por otro lado, el acceso de las mujeres a los servicios financieros en Brasil ha registrado igualmente un avance. En 2013, el Banco Itaú, una de las principales entidades brasileñas junto con IFC del Grupo del Banco Mundial, decidieron desarrollar una línea del negocio sub-atendido hasta entonces: la de las mujeres emprendedoras.

Así, el banco lanzó Itaú mulher emprendedora, una plataforma para mujeres emprendedoras que, además de acceder a los servicios financieros clásicos, las clientas pueden intercambiar experiencias, hacer cursos o anotarse en capacitaciones presenciales, descargar herramientas de gestión empresarial, conocer historias inspiradoras y enterarse de nuevas oportunidades para ampliar sus negocios.

Los resultados del programa de financiamiento dieron cuenta que la participación de las pymes y propiedad de mujeres en la cartera del Itaú creció de 20% a 30% con un aumento en el acceso al crédito (se concedieron préstamos por US$ 500 millones).

Además, de otros efectos positivos, a decir: el crecimiento en un 130% del margen de las pymes propiedad de mujeres, los límites de créditos preaprobados subieron un 46%, el puntaje crediticio del banco creció en 4 puntos, se amplió y consolidó una red de contactos, se generó el acceso a nuevas oportunidades de negocio, más profesionalismo, mejor administración de sus empresas. Y otro aspecto igualmente importante fue que la imagen y reputación del banco mejoró, de acuerdo con los indicadores de endomarketing,

¿Cómo ha avanzado Paraguay en las finanzas con enfoque de género?

Como se mencionaba en la edición anterior, en Paraguay, si bien el acceso de las mujeres a servicios financieros básicos ha mejorado, aún la brecha es significativa. Esto, debido a la diferencia existente de las mujeres en la fuerza laboral, y, empleos con menor remuneración.

Al cierre del 2022, la participación de hombres superó a la de las mujeres en términos de posesión de cuentas de depósitos en alrededor de 300.000 cuentas más. Esto significó, alrededor de 2.900.000 de cuentas que pertenecen a hombres y 2.600.000 a mujeres. En tanto que la diferencia es aún más amplia (unos 400.000) en la cantidad de créditos otorgados a hombres, de acuerdo con datos del Banco Central de Paraguay (BCP).

En Paraguay, los esfuerzos para promover la igualdad de género en el ámbito financiero son aún incipientes y con importantes desafíos. Iniciativas como las de la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD) y otras entidades financieras con productos para mujeres van ganando preponderancia. Así, en noviembre de 2022, la AFD como banca de segundo en el país, estableció el Fondo de Garantía para la Mujer (Fogamu). La figura fue creada a través de un acuerdo entre el Fondo de Garantías del Paraguay (Fogapy) y el Fondo de Cooperación Internacional y Desarrollo de Taiwán (ICDF) con US$ 5 millones iniciales. Con la implementación del Fogamu se busca asegurar préstamos para mujeres que son propietarias de micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) o que desean iniciar su propio negocio, pero no tienen el respaldo necesario. Estos préstamos disponibles en el sistema financiero pueden ser utilizados tanto para capital operativo como para inversiones. La garantía del Fogamu cubre hasta un máximo de G. 1.600 millones, representando el 80% del préstamo, con un plazo de hasta 10 años.

Por otro lado, la Financiera Ueno realizó recientemente un importante acuerdo con Oikocredit, una cooperativa internacional e inversionista de impacto social asentada en Holanda. Su enfoque se centra en promover el desarrollo sostenible a través del otorgamiento de préstamos, inversiones y desarrollo de capacidades a los sectores de inclusión financiera, agricultura y energía renovable. Como inversionista social, el trabajo de Oikocredit está guiado por el principio de empoderar a las personas para mejorar sus medios de subsistencia.

El producto disponible en Paraguay tiene por objetivo fortalecer el empoderamiento del sector de micro, pequeñas y medianas empresas lideradas por mujeres. Mediante el mencionado acuerdo, Oikocredit ha otorgado un financiamiento de G. 35.000 millones a Ueno para ser utilizado en un plazo de 5 años. Por todo lo expuesto es de remarcar y en línea con el Banco Mundial, proporcionar servicios no financieros junto con la financiación, es un medio eficaz para que las instituciones financieras aprovechen el enorme potencial de las empresas dirigidas por mujeres.

Clave

Pequeñas y medianas empresas dirigidas por mujeres representan gran oportunidad para entidades financieras y clave para desbloquear el potencial del sector.

40%

En los mercados emergentes, Mipymes generan 7 de cada 10 puestos de trabajos y contribuyen hasta el 40% del crecimiento en términos del PIB.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...