Alto Paraguay, el departamento menos poblado y con más necesidades

El departamento de Alto Paraguay es sin dudas el más periférico de los departamentos del país. Situado en el extremo norte de la Región Occidental, este departamento es de muy difícil acceso: hasta el año 2015 no contaba con un solo kilómetro de ruta asfaltada, ni tan siquiera empedrada. Por otra parte, el Alto Paraguay tiene un peso poblacional casi insignificante, lo que le confiere una muy baja densidad poblacional, que es apenas de 0,20 habitantes por cada kilómetro cuadrado y por lo tanto la condena indirectamente a una menor inversión social. De este modo, con sus 16.582 habitantes en 2015, el Alto Paraguay constituye el departamento menos poblado de la República después de Boquerón, cuyo peso demográfico es cuatro veces superior (60.402 habitantes). Hasta nuestros días, el factor demográfico representó una excusa poco válida, pero de consenso, para relegar al Alto Paraguay en el segundo plano de la agenda nacional.

Según la consultora Investor Economía, la población de Alto Paraguay no puede romper el círculo vicioso consistente en la pérdida de población por migración, generalmente hacia Concepción y hacia el Chaco Central, que se justifica ante la inexistencia de servicios de calidad ni oportunidades económicas en el mismo. Debido a la escasa población, el Estado no ha realizado las inversiones necesarias para dotar al departamento de infraestructuras y servicios mínimos que sean capaces de retener e inclusive atraer población.

El 63% de la población del departamento se encuentra en las riberas del río Paraguay, lo que indica que el río en cuestión ha actuado como una arteria vital para esta zona del país: allí donde pasaba el río se construyó el territorio. La vía fluvial es entonces una suerte de “vector intermitente” a través del cual las ciudades-puerto se conectan al mundo y se surten de una multitud de productos esenciales, sean estos alimentarios o manufacturados. Aunque débiles en términos de cadencia y de volumen, los intercambios fluviales entre el Alto Paraguay y la Región Oriental actúan como flujos elementales para la vida del departamento. Por otra parte, cabe destacar que el padrón de poblamiento del Alto Paraguay es esencialmente urbano ya que son pequeñas ciudades las que concentran la ocupación humana a orillas del río. Asimismo, las pequeñas “ciudades-puerto” de Fuerte Olimpo, Bahía Negra, Puerto Casado, Puerto Sastre, Carmelo Peralta y Puerto Guaraní son los principales aglutinadores de la población del Alto Paraguay, aunque algunos de estos poblados no constituyen ciudades oficiales ni cabeceras distritales. Sin embargo, el centro urbano de referencia es Concepción, ya en la Región Oriental, aguas abajo del río Paraguay. Este es el punto que llama con fuerza a los habitantes del Alto Paraguay: es a partir de él que se establece una conexión privilegiada con el mundo exterior y con la urbanidad. Por su parte, una pequeña proporción de población rural vive en el “hinterland”, en pequeñas comunidades rurales, estancias y antiguos fortines que se encuentran aislados y dispersos.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.