Estos alimentos te ayudarán a acelerar el metabolismo

La edad, el género, la talla, el peso, todo influye en el ritmo de nuestro metabolismo. Sin embargo, tenemos cierto margen de maniobra para intervenir en su velocidad. En esta nota te contamos cómo.

Hojas verdes.
Hojas verdes.Shutterstock

Cargando...

Hay algunas maneras de lograr que nuestro metabolismo acelere su velocidad y queme más calorías para que nuestro organismo se mantenga sano, en su peso ideal y funcione de forma eficiente. Una dieta balanceada y una rutina de ejercicios óptima pueden acelerar el metabolismo de nuestro cuerpo, pero ciertos alimentos son particularmente eficaces en esta tarea.

Cada vez que comemos o bebemos debemos agradecer a nuestro metabolismo la capacidad de convertir esas sustancias en energía. La edad, el género, la talla, el peso, todo influye en el ritmo de nuestro metabolismo. Sin embargo, tenemos cierto margen de maniobra para intervenir en su velocidad. Mientras más rápido sea nuestro metabolismo, más calorías seremos capaces de quemar.

Hay algunas personas afortunadas que comen lo que quieren sin engordar demasiado. Probablemente esa bendición es debido a un metabolismo entrenado o rápido por razones naturales o genéticas. La genética marca algunas características de nuestro cuerpo, pero con algunos cambios podemos tomar el control de aquello que deseamos modificar y lograrlo. Acelerar el metabolismo significa que este trabajará más rápido, quemará más calorías y llegaremos o nos mantendremos en nuestro peso ideal.

Aunque hayamos heredado el metabolismo de nuestra familia, al seguir estos trucos, le damos la oportunidad a nuestro organismo de mantenerse sano de forma natural y autorregulada. Algunos estudios han demostrado que cada uno de estos alimentos acelera el metabolismo, con lo que se puede bajar de peso de forma más rápida, sana y natural en menos tiempo y con menor esfuerzo.

Cuáles son los mejores alimentos para acelerar el metabolismo

Pescados. Comer pescados ricos en ácidos grasos omega 3 (como el salmón o atún) acelera el metabolismo, además de regular los niveles de azúcar en sangre y reducir otros problemas (como la inflamación). Algunos estudios recientes han comprobado que estos ácidos grasos también ayudan a reducir la resistencia a la leptina, una hormona que facilita la pérdida de peso. Algunos frutos secos, como las nueces y un complemento diario de omega 3 que contenga entre 1000 y 2000 miligramos permiten obtener los mismos beneficios.

Pollo. Nuestro cuerpo tarda más tiempo en digerir los alimentos ricos en proteínas que los ricos en grasa o carbohidratos. Esto significa que cuando comemos proteínas nos sentimos satisfechos por más tiempo, mientras que nuestro metabolismo sigue trabajando y quemando grasa para lograrlo. Esto se traduce en una aceleración considerable del metabolismo y en una reducción del hambre.

Además, se ha demostrado que comer proteínas permite ganar músculo en lugar de grasa. El pollo, gracias a sus grandes cantidades de proteínas, es propicio para quemar calorías haciendo que los proceso digestivos aumenten y, de esta forma, el metabolismo sea más rápido. Al horno o a la plancha, sigue siendo la mejor opción para consumirlo, para que sea un alimento bajo en calorías.

Hojas verdes. Ricas en betacarotenos y otros nutrientes, las verduras de hoja verde queman muy bien esa energía que no necesitamos. Todos los tipos de lechugas, la rúcula, la espinaca, los berros y también el brócoli son los más recomendados para incluir en la dieta.

Café negro. Con su ingrediente activo, la cafeína, el café negro es un excelente metabolizador, mejor cuando se lo toma sin leche y con muy poca azúcar para ver los resultados. Esta bebida es ideal para quemar esa grasa extra que el cuerpo no necesita. Aunque por corto tiempo y tomado con moderación, el café acelera la tasa metabólica.

Una taza de café por la mañana es como una inyección que aumenta la energía y nuestro poder de concentración. No es solo un modo rápido de despabilarse. Una taza de café es absorbida muy rápidamente en el torrente sanguíneo, con lo cual se aceleran las pulsaciones cardíacas y se consiguen picos de actividad metabólica hasta tres horas después de haberla bebido.

Huevos. Se tiene la creencia de que el huevo contiene altos niveles de calorías. Pero se ha comprobado que las claras de huevo no contienen grasas, sino proteínas, compuestos que son magníficos para hacer actuar al organismo con más eficacia a la hora de eliminar grasas.

Pomelo. Esta ruta es rica en vitaminas, especialmente la C, que ayuda a eliminar toxinas del cuerpo y limpia activamente el hígado. Su consumo es vital para mantener el cuerpo libre de impurezas.

Té verde. Sus propiedades antioxidantes son bien conocidas, pero también se ha descubierto recientemente que ayuda a acelerar el metabolismo, y con ello, a perder peso rápidamente. Los investigadores descubrieron que quienes comenzaron el hábito de tomar té verde diariamente bajaron de peso con mayor rapidez debido a que facilita la oxidación de la grasa y la termogénesis. Beber de dos a cuatro tazas al día, hace que el cuerpo queme un 17 % más calorías de lo normal.

Especias picantes. Las especias picantes, como el chile o la pimienta roja, son espectaculares para hacer de su metabolismo un proceso rápido. Sazone sus comidas con ingredientes picantes. Una cucharada de chile o picante rojo o verde triturado en las comidas, por ejemplo, acelera temporalmente la tasa metabólica. Por ejemplo, la cayena es muy útil para acelerar el metabolismo. Su sabor picante se debe a la presencia de un compuesto químico, la capsaicina que interviene en los procesos metabólicos y a la que se atribuyen propiedades antioxidantes y anticancerígenas.

Batido de proteínas. Escoja algunas frutas o productos alimenticios que contengan alto contenido proteico, por ejemplo, las almendras, la leche de soja, la avena. Realice estos batidos de proteínas con regularidad y verá excelentes resultados.

Manzana verde. Los expertos aseguran que comer una manzana verde al día regula el nivel de grasa en el cuerpo. La razón es muy sencilla, al consumir esta fruta, preferiblemente en la tarde, contribuirá a que el metabolismo aumente y así la quema de calorías en el cuerpo se incremente.

No pasar hambre: cómo lograrlo

Tenemos la idea de que quienes eliminan más calorías de su alimentación logran bajar de peso más fácilmente. Aunque esto puede ser cierto en el inicio, cuando nuestro cuerpo se da cuenta de que le estamos dando menos calorías, comienza a incrementar sus reservas de energía acumulando grasa. Por ello, comer más acelera el metabolismo siempre y cuando elija alimentos sanos y que aporten nutrientes. También es importante no pasar largos períodos de ayuno.

Lo ideal es comer seis veces al día (300 calorías cada vez), en lugar de hacer dos comidas demasiado abundantes o de alto valor calórico.

Es importante tener en cuenta que el aumento del metabolismo también depende de una dieta balanceada y una rutina de ejercicios óptima. De igual forma, estos 10 alimentos que aceleran el metabolismo deben ir acompañados de una excelente hidratación con una buena cantidad de agua.

Lo ideal es beber al menos 1,5 litros de agua cada día: se ha demostrado que el beber agua cada día acelera el metabolismo, ya que las células necesitan agua para realizar sus funciones. Además, beber agua ayuda a eliminar toxinas con mayor facilidad.

Fuente: www.eatingwell.com

Enlance copiado
Cargando...Cargando ...