Perros potencialmente peligrosos: ¿prohibición o tenencia responsable?

Después de trágicos casos de ataque de perros grandes, crece el enfrentamiento popular a favor y en contra de prohibir determinadas razas de canes, esto pasa en nuestro país y en otros. Sin embargo, hay razones y prevenciones. Conversamos con la etóloga Sandra Ovelar.

Perros peligrosos
Tan bellos como imponentes y temidos, los Perros Potencialmente Peligrosos (PPP) requieren un compromiso serio de entrenamiento y amor para su bienestar y el de todo su entorno.

Cargando...

El tema de los perros de guardia, protectores, de ataque, es decir, los catalogados como Perros Potencialmente Peligrosos (PPP), es uno de los más debatidos y los que a todos nos debería poner a pensar seriamente. La gente con experiencias negativas en su familia o en su barrio, clama por la prohibición de ciertas razas. Tan bellos como temibles, hay razas de perros que, si no están correctamente adiestrados, pueden ser peligrosos.

Por otro lado, hemos visto horribles casos de aniquilación de perros (como el del hombre que acuchilló fríamente a un pitbull) donde el potencialmente peligroso es el humano. Además, hay que mencionar el enorme desconocimiento de los propios dueños a la hora de hacer que su perro suelte a su presa, causando que terceros intervengan con una violencia descontrolada y nada efectiva.

Sandra Ovelar es psicóloga. Hizo en Barcelona-España una especialización en Educación y Modificación de Conductas Caninas, para luego especializarse en Etología (comportamiento animal). Es una de los pocos profesionales paraguayos en esta interesante y tan necesaria materia en nuestro país. Arranca la nota diciendo: “Muchas veces los perros de tamaño grande son catalogados como potencialmente reactivos o agresivos, lamentablemente su condición corporal lleva a crear prejuicios o encasillarlos. Debemos entender que el tamaño de un perro no determina la reactividad o agresividad. La educación sí determina; es la misma educación que forja el temperamento y sociabilidad de un perro”

-Ante un caso de inseguridad, la entrada de un ladrón a la casa, muchos confían en su mascota como un arma de defensa.

Actualmente en el mercado existen opciones para asegurar la casa, vallas altas, cámaras de seguridad, alarmas, etc. No veo como opción tener a un perro doméstico para que cumpla la función de “cuidar la casa”. Ese no es el propósito de vida del perro. El perro forma parte de la familia.

-El perro lo hará aunque no se lo pidan, mucho más el guardián

Lo hará por su instinto protector de su familia, pero se trata de disminuir riesgos para él. Si lo amamos, no lo expondremos; además, el perro siempre primero ladrará avisando la entrada de extraños.

Lea más: Cuidados básicos para los animales de compañía

-¿Podemos repasar el abc de tener un perro?

Hay que tener en cuenta que al pensar en tener un animal de gran porte se necesita solvencia económica para costear lo que será su vida saludable: vacunaciones, esterilización, enfermedades, alimentación, recreación y sobre todo ser conscientes de que un perro como el Doberman o Rottweiler, necesitará adiestramiento por parte de un profesional que guíe a los tutores en la educación, evitando posibles comportamientos indeseados en la vida adulta del perro.

-Todavía muchos se resisten a sacarlos diariamente a pasear y los mantienen dentro de sus patios.

Es sumamente importante que el perro salga a pasear con los humanos, debemos dejarle que olfatee, explore el entorno, socialice con otros perros equilibrados. No es lo mismo un patio que el paseo. Hay que hacerse de tiempo para salir diariamente, para entrenarlo y darle la estimulación que necesite para que pueda desenvolverse en su entorno. Siempre debe ir con correa, no fomentemos que el perro salga suelto ya que podrían ocurrir accidentes lamentables.

-Idealmente para sacarlo hay que tener tanta fuerza como autoridad

Si llevás un perro de gran porte, tenés que ser mayor de edad, disponer de capacidad física y conocer las características de la raza. Son perros de tamaño y energía distintos a los pequeños. Algunos de estos perros inclusive necesitan mucho ejercicio físico y cognitivo para satisfacer sus necesidades. Hay ejercicios específicos que ayudan a los canes a gestionar de manera adecuada el nivel de energía que poseen. Si les facilitamos esto, les brindaremos herramientas necesarias para lidiar con el estrés.

-¿Cuáles son los errores o descuidos más comunes del poseedor de un potencialmente peligroso?

Usualmente los humanos suelen adoptar perros porque les parece muy linda raza o son muy tiernos de cachorros, pero no tienen en cuenta que ese cachorrito crecerá y tendrá más de 30 kilos. No es lo mismo que te salte un Caniche que un Golden Retriever, peso y tamaño varían y podrían hacernos daño en mayor o menor medida. Lo mismo se aplica para las mordidas.

Lea más: Entrenamientos para que el perro pueda hacer algo más que solo pasear

-¿Cómo afecta el mal adiestramiento o crianza a estos perros?

La mala, escasa o nula educación influye negativamente en la conducta del animal. Si un perro sufre maltrato física o psicológicamente: está atado todo el día, no posee las mínimas condiciones para sobrevivir ni estimulación adecuada, ni asistencia veterinaria, menos etológica si lo necesitara, es muy probable que ese perro desarrolle en algún momento problemas de comportamiento.

-Hay gente (muchas veces criadores que, por alguna “falla”) que regala cachorros de raza PPP, y muchos aceptan sin saber nada sobre esas razas.

Por todo lo expuesto anteriormente se puede pensar si realmente estoy en condiciones de sobrellevar y mantener la calidad de atención que estos perros necesitan a lo largo de su vida. En nuestro país las razas grandes están catalogadas como potencialmente peligrosas, sin embargo, hay perros pequeños con tendencia reactiva o que ya han mordido. Mucho depende de la educación que les brindemos y de las experiencias positivas o negativas que han tenido los perros.

-¿A qué edad se empieza a educarlo?

A los dos meses ya se educa sobre el tema de control de esfínteres. Cuanto antes se empiece, mejores resultados.

Hablando de perros en consultorio

“Recibo muchas consultas de dueños que dicen que sus perros saltan y juegan con ellos, pero los lastiman. Hay un tema fundamental en esto: desde cachorros se les desteta precozmente de la madre, algunos no llegan ni al mes, y es justamente durante ese periodo que la madre les enseña a sus cachorros a gestionar las mordidas o hasta donde es permitido jugar sin causa daño. La madre les pone un límite. Si no permitimos este proceso, que se debería dar de manera natural, es el humano el que debe enseñarle qué cosas están permitidas morder y cuáles no. A modo de ejemplo, no conviene darle un zapato viejo para que muerda, porque el perrito no va a poder distinguir un zapato nuevo del viejo y va a suponer que todos los zapatos se pueden morder. Debemos proveerle juguetes especiales para perros y no fomentar el juego con las manos ni el cuerpo humano”

“Otra consulta común es sobre los perros grandes que viven en el jardín y hacen destrozos. Todos los perros, sin distinción de tamaño, necesitan salir a dar paseos, siempre con correa, nunca sueltos.

Perros grandes y bravos necesitan seguridad y adiestramiento

“Cuando se tiene perros lo primero es cerrar la casa con murallas altas y buscar un profesional en comportamiento canino que utilice métodos, mediante refuerzos positivos, para trabajar con el animal. El profesional guiará a la familia brindándoles herramientas para sobrellevar situaciones y prevenir accidentes. Muchas veces no se tiene en cuenta el lenguaje canino y ocurren accidentes que pueden ser prevenibles. Por Ej. los niños siempre deben ser supervisados por un adulto, si es que la mascota comparte espacio con ellos, ya que los niños suelen jugar bruscamente, tocan su plato de comida mientras comen, les estiran la cola o las orejas a modo de juego, pero el perro no suele tolerar este tipo de manipulaciones. Debemos enseñar a los niños cómo vincularse con los animales

-Hay perros a los que no les agradan los niños.

Los casos de ese tipo, con mascotas tendientes a reacciones agresivas, conllevan un riesgo muy alto. Hay factores, como que el niño grita mucho y eso altera al perro, entonces se deben barajar todas las posibles situaciones que no se podrán controlar. Y es aquí donde se plantea si conviene o no que esa mascota quede en esa familia. Me han tocado casos en los que era imposible quedarse con el perro y gente que lloraba a mares por esto. También casos de separación de parejas por posturas referente a los perros.

Lea más: Cómo enseñar a los niños a actuar con perros

Si vas a tener un perro

-Antes de adoptar un perro, ser conscientes de que es una responsabilidad a largo plazo. Durante toda la vida del perro debemos ser capaces de sostener una economía que sustente su alimentación y las visitas al veterinario, tanto para control rutinario como para enfermedades o accidentes. Debemos contar con un espacio para el perro en donde pueda sentirse seguro y cómodo.

-Es muy importante tener tiempo para estar con la mascota, tiempo de calidad, no a sentarse frente al televisor y el perro al lado nuestro, sino jugar, educarlo, peinarlo, sacarlo de paseo, dejarlo explorar su entorno, que socialice con otros perros equilibrados, si es que está acostumbrado a socializar.

-Considerar en las vacaciones a quien le dejaremos el cuidado de nuestra mascota.

-Si hay una mudanza considerar un espacio para el perro.

-Si llega un bebé humano no dejar de lado a la mascota.

Sobre los Pitbulls

La etóloga mantiene la postura de que no se debe prohibir su tenencia sino controlar. “Desconozco la situación en otros países, pero puedo hablarte de España. En la ley española se contempla la tenencia de PPP. El perro sí o sí tiene que tener un chip, estar registrado, además se paga un seguro contra terceros; 12.000 euros por año por si llega a causar daño a otras personas o al ambiente. Se controlan estrictamente varias cosas en los perros grandes, tanto de su tamaño como pelaje, etc. (conste que hay chiguaguas que muerden a todos y grandes que jamás han mordido a nadie). Además te piden hacerte un perfil psicológico para ver si estás apto para tener este tipo de mascota. Tengo una amiga que tiene 2 pitbull, un día los sacó a pasear con correa y bozal, y le cayó la policía, le pidió toda la certificación. Todo bien, pero su error fue que paseó a los dos perros juntos y solo puede pasear uno a la vez. Le costó 800 euros la multa”

“Yo promuevo el control, desde criaderos hasta perfil de la persona que va a adquirir este perro. Prohibir en este país no se a va cumplir, pero sí abogo por la tenencia responsable. Evitar ataques es posible, todo depende de cómo se eduque al perro”, finaliza.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...