Entrenamientos para que el perro pueda hacer algo más que solo pasear

Muchos perros disfrutan cuando se les asignan tareas porque les supone un reto mental y, además, la relación con su humano se hace más estrecha. Solo salir a pasear todos los días puede resultar aburrido a la larga. Pero hay muchas maneras de que los perros y sus dueños diversifiquen su rutina diaria.

A muchos perros les encanta traer objetos. Cuando se entrena al perro para que recupere un objeto, se puede practicar al mismo tiempo la obediencia básica, como quedarse quieto cuando se lanza el objeto o la retirada antes de que el perro haya alcanzado la pelota.
A muchos perros les encanta traer objetos. Cuando se entrena al perro para que recupere un objeto, se puede practicar al mismo tiempo la obediencia básica, como quedarse quieto cuando se lanza el objeto o la retirada antes de que el perro haya alcanzado la pelota.Christin Klose

Lo importante es que la nueva afición sea divertida para ambos. He aquí un resumen de las posibles actividades, sus ventajas y desventajas.

Entrenamiento de ejercicios de búsqueda

A muchos perros les encanta recuperar objetos. “Este tipo de adiestramiento tiene muchas ventajas, puede mantener al perro ocupado mental y físicamente”, explica la entrenadora de perros Franziska Herre.

Hay un sinfín de variaciones, el adiestramiento es adecuado para animales jóvenes y mayores, puede hacerse muy complejo para perros avanzados y, en definitiva, también promueve la obediencia básica y la cooperación entre humanos y animales.

Por ejemplo, el perro debe permanecer sentado mientras se lanzan los objetos, por lo que se entrena el importante control de los impulsos.

O se practica el llamado de retorno silbando al perro para que regrese cuando se encuentra yendo a buscar el objeto.

La adiestradora considera que este entrenamiento es mucho más útil que el mero lanzamiento de pelotas. “Con este juego sin sentido, los perros solo se excitan más”, sostiene.

Canicross

Los deportistas pueden dejar que su perro tire de ellos mientras salen a correr, van en patines o en bicicleta.

Esto requiere un arnés de tiro especial para el perro y el hombre. El arnés tiene que ajustarse bien a los dos, no debe pellizcar o apretar en ninguna parte, ni cortar la respiración del perro.

“El canicross es muy adecuado para personas atléticas con perros sanos y de tamaño medio”, dice la entrenadora de perros Monika Gross. Sin embargo, hay que prestar atención a que la condición física del animal se desarrolle lentamente.

Hooper, un deporte de agilidad

Este deporte canino es adecuado para animales de todas las edades y tamaños.

A diferencia de lo que ocurre en el deporte de agilidad normal, el humano no acompaña al can por el recorrido, sino que guía a su perro desde la distancia hacia los distintos obstáculos, como arcos o túneles.

Además, el perro no tiene que saltar, por lo que no exponen sus articulaciones a un esfuerzo adicional. “Soy una gran fanática del ‘Hooper’ porque implica que los perros trabajen estrechamente con sus humanos”, dice Herre.

Entrenamiento con <i>clicker</i>

Si se quiere enseñar trucos al perro, se puede utilizar el adiestramiento con clicker. Con la ayuda del sonido de un clic, se muestra al perro cuando ha hecho algo correctamente.

“El clicker es rápido y siempre consistente, mientras que el elogio con la voz siempre implica emociones”, dice Gross, al citar una de las ventajas de este tipo de entrenamiento.

Sin embargo, el humano tiene que estar muy concentrado y ser rápido para hacer clic en el momento adecuado. Si, por ejemplo, el perro debe ser premiado por quedarse sentado y quieto, y el clic suena cuando ya se levanta de nuevo, aprende mal.

Búsqueda de objetos

También en este caso se ejercita muy bien mentalmente a los animales, porque se enseña al perro a buscar un objeto pequeño, como un clip, una bolsita o de té o una llave. Además, se puede practicar en casa, por lo que el entrenamiento también es adecuado para días de mal tiempo.

“Primero se entrena al animal para que toque el objeto con la nariz”, explica Herre. Para ello, se sostiene el objeto en la mano, en cuanto el perro lo empuja con su hocico, recibe una golosina y se dice el nombre correspondiente, por ejemplo “clip” o “llave”. Cuando el perro ha entendido el principio, se esconde el objeto, por ejemplo en una mano o en la habitación.

Solo cuando esto funciona de forma fiable se puede incluir un segundo objeto en el entrenamiento. Con el tiempo, el perro tiene varios objetos en su repertorio que puede buscar con la orden correspondiente.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.