Familiares de pacientes aún compran atracurio y midazolam por escasez en hospitales de IPS

Familiares de pacientes de COVID-19 del Instituto de Previsión Social (IPS), sede Ingavi, denunciaron que sigue habiendo un déficit en medicamentos -como el midazolam y atracurio-, por lo que deben comprarlos con sus propios recursos. Algunos detallaron que tienen un gasto diario de hasta G. 1.500.000. Igualmente, comentaron que tienen que aguardar durante días por una cama hospitalaria para sus cercanos debido a la alta ocupación en el centro asistencial.

Familiares de pacientes en el IPS-Ingavi siguen comprando atracurio y midazolam por escasez en el sistema sanitario público.
Familiares de pacientes en el IPS-Ingavi siguen comprando atracurio y midazolam por escasez en el sistema sanitario público.

Una mujer, cuya madre se encuentra hospitalizada en el IPS-Ingavi, comentó que los médicos le solicitan la compra de atracurio y midazolam para el tratamiento de la paciente debido a la falta de estos fármacos en el centro asistencial.

“Tengo a mi mamá internada desde ayer en terapia intensiva. Ella ingresó ayer a la tarde y hasta hoy lo que gasté fue G.1.500.000 en midazolam y atracurio, que se les tiene que poner a ellos”, sostuvo.

Lea más: Familiares de pacientes del Ineram siguen comprando insumos, aunque ya no los fármacos más costosos

Agregó que, incluso, los medicamentos no se hallan en las farmacias de los alrededores, por lo que deben ir a buscarlos a otras zonas, como en inmediaciones del Hospital de Clínicas. Asimismo, indicó que son afectados por la especulación de los precios de las dosis.

“Los médicos dicen que no hay. Ni acá alrededor del hospital no hay, tengo que conseguir en las farmacias que están en las inmediaciones de Emergencias Médicas. Están muy caros, pero cuando se trata de un familiar no medimos los gastos”, sostuvo.

Otra familiar, cuyo padre es el paciente, comentó que tiene que apelar a la solidaridad ciudadana y de sus vecinos para poder solventar los gastos en el tratamiento. Además, cuestionó que los asegurados no pueden usufructuar ni siquiera medicamentos, pese a que están pagando sus haberes desde hace varios años.

“No hay medicamentos, no hay camas en terapia y los médicos ya no dan abasto. Que no haya medicamentos en IPS -cuando muchos asegurados estuvieron pagando por años- es el colmo. Nosotros hacemos polladas para poder comprar los medicamentos”, mencionó.

Vea el especial: Coronavirus en Paraguay: 1 año de pandemia

A la falta de insumos y fármacos, en el IPS-Ingavi se le suma la escasez de camas hospitalarias debido a la alta ocupación. En ese sentido, la mujer señaló que su padre se encuentra esperando desde hace casi una semana por un lugar en terapia y que tuvieron que improvisar para intubarlo, ya que por su estado de salud requiere de cuidados más intensivos. “Mi papá hace siete días ya está acá en el hospital, está intubado y esperando un lugar en terapia. No hay, no hay terapia en ninguno de los hospitales”, expresó.

Acotó que durante su estadía en el IPS-Ingavi observó que varios pacientes del nuevo coronavirus fueron rechazados porque en el hospital ya no hay lugar.

Compran insumos básicos en el Ineram

Una situación casi similar pasan los familiares de pacientes de COVID-19 en el Instituto de Enfermedades Respiratorias y del Ambiente Juan Max Boettner (Ineram), pues siguen comprando con sus propios recursos algunos insumos básicos para el tratamiento. Reconocieron que el Ministerio de Salud provee al hospital de atracurio y midazolam -medicamentos más costosos y que escaseaban-, pero que de igual forma tienen un promedio de gasto diario de G. 100.000 a G. 300.000.

Estos familiares habían denunciado hace semanas la falta de insumos en este hospital. Debido a esa situación y para salvar a sus cercanos, tenían que costear los fármacos de sus propios recursos.

Lea más: Director del Ineram puso su cargo a disposición por falta de insumos y relajamiento ciudadano

La escasez de los insumos médicos había desencadenado protestas incluso del propio personal de blanco hacia la gestión del Ministerio de Salud, ya que se les complicaba ejercer sus tareas sanitarias. El principal señalado por esta problemática era el ex jefe sanitario Julio Mazzoleni, quien tuvo que renunciar a su cargo, acusado también de la poca gestión para la adquisición de vacunas.

Tras la renuncia de Mazzoleni y ante la problemática de las escasez, Salud había anunciado la adjudicación de midazolam y atracurio, 150.000 y 70.000 dosis, respectivamente. Sin embargo, en algunos hospitales los pacientes siguen utilizando su dinero y apelando a la solidaridad ciudadana para comprar los medicamentos.

Lea más: Salud no hizo pedido para compra de atracurio en todo 2020, confirma Contrataciones

Cabe destacar que la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP) había confirmado a ABC Color que Salud no había previsto la adquisición de atracurio durante el periodo 2020. Así también, es importante resaltar que desde la cartera sanitaria habían anunciado que devolverían los gastos a los familiares que hayan adquirido los fármacos por sus propios medios, pero -hasta el momento- no hay novedades.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.