Ante el colapso, registran un gran incremento en el alquiler y la recarga de balones de oxígeno

En Central y Ciudad del Este se registró un importante incremento en el alquiler y la venta de los balones de oxígeno para pacientes, según confirman empresarios encargados de ese rubro. Afirman que pasaron de vender aproximadamente cinco balones por semana a tener que distribuir esa misma cantidad por día. Los enfermos de COVID-19 pueden llegar a necesitar hasta una recarga de oxígeno por día, por lo cual los costos del tratamiento en el hogar son muy elevados.

Los pacientes de COVID-19 que se tratan en sus casas pueden llegar a necesitar hasta un galón por día, cuya recarga tiene un costo de G. 200.000.
Los pacientes de COVID-19 que se tratan en sus casas pueden llegar a necesitar hasta un galón por día, cuya recarga tiene un costo de G. 200.000.

Jorge Urunaga se dedica al alquiler y la recarga de tubos de oxígeno en la ciudad de Luque. Contó que debido a la crisis sanitaria actualmente deben operar durante las 24 horas del día, pues los familiares de pacientes de COVID-19 recurren a ellos en cualquier horario.

En ese sentido, resaltó que anteriormente alquilaban aproximadamente cinco cilindros grandes por semana. Sin embargo, actualmente pueden llegar a distribuir ese mismo número todos los días. “Estamos ante una crisis sanitaria muy grande”, consideró, teniendo en cuenta lo que ven a diario.

Explicó que el equipo completo para la utilización del cilindro y el primer balón de oxígeno tiene un costo de entre G. 400.000 y G. 500.000. Esos montos incluyen el alquiler del equipo completo, máscara, humidificador y la primera recarga. El recambio a domicilio se realiza por G. 200.000.

Explicó que los pacientes con COVID-19 pueden llegar a necesitar un cilindro grande por día o el tubo les puede servir hasta por tres días, dependiendo de la gravedad de cada caso.

Por su parte, Jorge Urunaga (padre), quien también se dedica al mismo rubro pero en Ciudad del Este, resaltó que -según lo que ve a diario- la situación en Alto Paraná está incluso peor que en Central. “La gente recurre al oxígeno cuando ya está en malas condiciones de salud. Además, algunos médicos recomiendan que se traten en casa porque ya no hay lugar en los hospitales, por eso hubo un incremento en el volumen de venta de oxígeno”, evaluó.

Finalmente, destacó que por el momento están dando abasto ante la alta demanda. “Esperemos que no llegue a faltar el producto, hasta ahora estamos cumpliendo bien. Va a depender de las multinacionales productoras de oxígeno”, resaltó en contacto con ABC.

Cabe resaltar que desde hace varias semanas el número de contagios del COVID-19 está generando un colapso sanitario confirmado en todos los hospitales del país. Ya no hay camas de terapia intensiva y cada espacio que se libera, debido a las altas o los fallecimientos, es de vuelta ocupado rápidamente, teniendo en cuenta el alto nivel de lista de espera.

En algunos nosocomios, como el Hospital de Clínicas, los pacientes ya se ven obligados a aguardar conectados a los balones de oxígeno sentados en bancos o sillas de cualquier tipo. Esa situación incluso obligó a que se inicien campañas solidarias para donar sillones cómodos para los pacientes en espera.