Ordenan detención de enfermera del Hospital Nacional de Itauguá

El ministerio Público ordenó la detención preventiva de la enfermera Gabriela Soledad Yaffar tras el supuesto hecho punible de Omisión de Auxilio en el Hospital Nacional de Itauguá. Una mujer vivió su peor pesadilla a dar a luz en el piso frente a la sala de parto del Hospital sin ser atendida y maltratada, según denuncia.

Pacientes con cáncer quieren volver al Hospital Nacional de Itauguá para seguir su tratamiento.
Archivo, ABC Color

Cargando...

La fiscal Yennifer Marchuck hoy viernes ordenó la detención preventiva de Gabriela Soledad Yaffar Coronel (28), enfermera del Hospital Nacional de Itauguá, por el supuesto hecho punible de Omisión de Auxilio. La misma presta servicios dentro del Recepción, Acogida y Clasificación (RAC) de los pacientes de la urgencia de Ginecología y es investigada en relación a una mujer que dio a luz en el piso del Hospital, sin asistencia adecuada de personal médico el 16 de marzo.

De acuerdo a las primeras diligencias realizadas en el Hospital Nacional de Itauguá durante la investigación de lo ocurrido, se logró identificar que la licenciada en Enfermería que atendió a la señora Rossana Villar fue la Lic. Gabriela Soledad.

De acuerdo al documento del Ministerio Público, el hecho atribuido a la enfermera es un hecho punible grave. Detallan que su conducta omisiva consciente pudo haber contribuido a la verificación de una lesión grave considerable a la madre y al recién nacido, este último que se encuentra en cuidados intensivos.

No se descarta procesamiento de otros participantes

“En virtud a la gravedad del hecho y la condición de salud de la madre y el recién nacido se ha ordenado la detención preventiva de la enfermera sin descartar el procesamiento de otros participantes del hecho como autores del hecho punible: médicos y/o enfermeros/ras”, manifestó la representante del Ministerio Público Yennifer Marchuck.

En comunicación con el diario ABC Color, Rossana Villar lamentó haber pasado por el trato inhumano en el Hospital Nacional de Itauguá, y que su bebé haya sido tratado “peor que a un perro”.

Recordó el trago amargo por el que pasó con su mamá cuando ya sentía que su bebé venía. La madre de la mujer pedía auxilio y la enfermera que la atendió respondió que los doctores ya venían cerrando la puerta por su cara, según dijeron.

Rossana, ayudada por la madre, naturalmente alumbró en el piso a escasos metros de la sala de parto, donde supuestamente los médicos estaban atendiendo a otras mujeres a dar a luz. Mientras tanto, una enfermera ausente, que fue a buscar a los médicos, pudo haber ayudado a que el pequeño ser naciera de una manera digna.

Mi mamá gritó, se fue corriendo, y yo en el suelo. Mi bebé nació en las peores condiciones. Los médicos llegaron sin guantes, no creo que hayan estado atendiendo. Seguro estaban durmiendo. Luego de que ya fue tarde. Mi bebé estaba en el suelo expuesto a virus, bacterias, microbios”, lamentó la madre.

En recién nacido actualmente está intubado y con antibióticos en la Unidad de Terapia Intensiva Neonatal. En las primeras horas de esta tarde se habría producido una complicación, según señala la abuela del pequeño que lucha por vivir desde los primeros segundos de vida.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...