Fue imputado por apuñalar a un pitbull y este es su relato

El pasado viernes se dio a conocer el caso de Juan Pablo Leiva Bozzo, quien primeramente fue aprehendido por la Policía Nacional y posteriormente imputado por la Fiscalía tras presuntamente haber acuchillado a un perro de la raza pitbull. El hombre, que ahora afronta un proceso por maltrato animal, dio su versión de los hechos.

Juan Pablo Leiva Bozzo (imputado) con el perro de la raza pitbull que recibió una herida.
Juan Pablo Leiva Bozzo (imputado) con el perro de la raza pitbull que recibió una herida.Gentileza

Cargando...

El abogado Juan Pablo Leiva Bozzo fue aprehendido el 15 de septiembre por reportes de la Policía Nacional de que habría acuchillado a un perro de la raza pitbull en zona de la Comisaría 2da. de Asunción, ubicada en el barrio Sajonia.

Posteriormente el hombre fue imputado por la fiscala Claudia Aguilera ante la supuesta infracción a la Ley de Protección y Bienestar Animal. Aguilera solicitó también su arresto domiciliario.

Con esta imputación, el hombre se expone a una pena de privativa de libertad de hasta 2 años y multa.

Según la Policía, el sospechoso habría sido visto en flagrancia acuchillando al canino -que sobrevivió- y esto derivó a que afronte un proceso, pero ahora el abogado da su versión de los hechos.

Versión del imputado por presuntamente acuchillar al pitbull

Juan Pablo Leiva Bozzo cuenta que es vecino de la zona donde ocurrió el hecho -la comisaría 2da. ubicada en el barrio Sajonia- y cita que hace cuatro años “todos los días” camina por los alrededores paseando también a sus dos perras.

Dos días antes del caso por el que fue imputado, el miércoles, mientras estaba retornando a su hogar, Leiva Bozzo ya tuvo un encuentro con el pitbull que estaba en la comisaría y en aquella ocasión, el animal habría atacado a sus perras mientras que en el intento de defenderlas, es arrastrado por el perro que presentaba una considerable fuerza, según narra.

Cuenta que pidió ayuda a los gritos y los uniformados que salieron de la comisaría se quedaron observando el hecho hasta que en un momento una de las perras fue subida a la camioneta de la Policía y en ese ínterin la otra se escapa, algo que provocó que el pitbull quede “manso” al no ver otros animales.

El perro me arrastra como un costal de papas y yo peso 94 kilos. Yo le pido ayuda a la Policía y luego cuando le recupero a mis perritas vengo a la comisaría para dejar una constancia de la agresión; me contestan que no se puede hacer una denuncia contra un perro. ‘¿Vas a denunciar al perro?’ me preguntaron y les mostré mis heridas”, contó.

El pitbull había ingresado a su casa

Asimismo, el hombre sostiene que se enteró de que el mismo pitbull ya habría ido a orinar frente a su casa e incluso había ingresado a su residencia con la presunta intención de morder a otros perros que estaban en el patio, algo que provocó que hasta su madre se escondiera con mucho temor dentro la vivienda.

Por esto, consultó a sus vecinos sobre quién podría ser el dueño de este perro y nadie se hacía cargo, hasta que el jueves -un día después del ataque a sus perras- volvió a salir a caminar y ya no pudo ver al pitbull que supuestamente había sido rescatado por su familia luego de haberse refugiado en la comisaría tras las tormentas.

El relato ya se traslada al viernes 15 de septiembre, cuando Leiva Bozzo iba a salir a caminar y antes de llevar a sus perras a hacer sus necesidades, tenía que dejar en su camioneta un cuchillo que iba a regalarle a un amigo suyo. Pero por haberse olvidado de las llaves, salió a caminar con el cuchillo, según relata.

Como parte de su trayecto por el barrio en el que vive hace 40 años, fue ese día el que tuvo el segundo episodio con el pitbull. Asegura que el perro “salió corriendo por la escalinata” y lo embistió con toda su fuerza. Leiva dice que mientras era atacado tenía alrededor de las muñecas las correas con las que sostenía a sus perras que nuevamente eran atacadas.

“Fue un accidente”

“Me trato de balancear sobre el perro; el policía ni se movió. Trato de agarrar algo para golpear al perro y lamentablemente era el cuchillo. Sale el cuchillo de su estuche; yo no apuñalo al perro, le hice un corte. Fue un accidente, tenía miedo y tenía a mis perros”, cuenta.

Tras haber provocado una herida al pitbull -cuyo nombre aparentemente es Rocco-, Leiva Bozzo “se congeló y soltó el cuchillo”, hasta que viene una patrullera y los uniformados le indican que está “arrestado por apuñalar a un perro”.

Me doblan los brazos y yo no me resistí; hasta dijeron que yo estaba violento en los informes. Yo lo que había dicho es que el perro me había atacado antes y pedí que me ayuden a hacer una constancia pero quedé detenido”, agrega.

Además, aseguró que intentaba comunicarse con sus familiares pero al serle indicado que solo tenía una llamada por hacer, llamó a una veterinaria para que el perro sea asistido de urgencia.

Imputado posteriormente paseó al perro

El perro fue asistido por la veterinaria que también atiende a las perras del imputado a su pedido e incluso luego él mismo había ido a buscar al perro para sacarlo a pasear, contó.

La unidad de rescate animal no asistió al perro; no lo suturaron y no lo fueron a retirar tampoco. Yo pagué todo el tratamiento de Rocco y cuando me liberaron me fui a buscarlo para sacarlo a pasear, lo alimenté y hasta dije que lo podía tener conmigo hasta que aparezcan los dueños”, enfatizó.

Conforme compartió capturas de pantalla de unas conversaciones, el abogado tuvo contacto con la supuesta dueña del perro aunque luego “nunca aparecieron para buscarlo” y ahora el can estaría aún bajo resguardo de la Dirección de Protección Animal.

“En ningún momento mi intención fue apuñalar o lastimar; era cuidar a mis perras y cuidarme yo”, señaló.

“Jamás lastimé a ningún animal”

En declaraciones a la redacción de ABC Color, Leiva Bozzo dijo que a él “lo esposaron e imputaron sin darle derecho a la defensa” y que “jamás lastimó a ningún animal” previamente.

“Por cuestiones del destino en vez de regresar y guardar el cuchillo que iba a regalar, salí y fue lamentablemente un accidente; me asusté cuando se abalanzó por mis perros. Los policías dijeron que no se iban a meter en riñas entre perros”, continuó.

Por otra parte, en referencia a su imputación por parte de la Fiscalía, el abogado aseguró que él no se abstuvo de declarar porque dice “la verdad” sobre lo que ocurrió. Según su versión, el accidente le provocó una herida en la espalda al perro y no varias como indicaban algunas informaciones sobre el caso.

“Yo en ningún momento mentí. Le pedí a la veterinaria que haga todo lo necesario para que se encuentre bien; siempre hemos ayudado a los animales en mi familia y ahora me amenazan por redes sociales, me dicen que me van a encontrar en la calle y ya saben mi horario de caminata o la hora que estoy hacia el colegio de mi hija. A mí me condenaron y me fundieron; yo no busqué matar al perro, solo quería que se hagan responsables en la comisaría”, finalizó.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...