Se hacían pasar por farandulero para extorsionar: recaudaron al menos G. 80 millones

En el marco de un operativo denominado “Cascavel”, la Policía identificó a tres reos de Tacumbú que se hacían pasar por el conocido farandulero Fredy Vera, alias “El Churero”, para extorsionar. Ya se identificó a al menos siete víctimas, pero los delincuentes habrían recaudado entre G. 80 millones y G. 100 millones, por lo cual instan a más víctimas a denunciar.

Cárcel de Tacumbú. Tres reos se hacían pasar por "El Churero" para extorsionar: recaudaron al menos G. 80 millones.
Cárcel de Tacumbú. Tres reos se hacían pasar por "El Churero" para extorsionar: recaudaron al menos G. 80 millones.virgilio vera

Cargando...

El Departamento Antisecuestros de la Policía Nacional llevó a cabo un operativo denominado “Cascavel” para identificar a tres personas involucradas en una red de extorsionadores que opera desde la cárcel de Tacumbú.

Los hombres perfilaban a sus víctimas y luego de conseguir imágenes eróticas o información muy privada, otra persona se hacía pasar por el farandulero Fredy Vera, alias “El Churero”, para solicitar dinero a cambio de no difundir algún dato sensible, según lo detalló el comisario Jorge Olmedo.

El jefe policial contó que los hombres fueron identificados como: Ricardo Javier Almada Estigarribia (líder), Hernán Daniel Espínola y Marcos Ariel Candia López, todos presos en Tacumbú por robo agravado.

Los hombres captaban a sus víctimas a través de las redes sociales, creando perfiles adaptados a cada persona y ganando su confianza para luego pasar a mensajes privados. Los contactos iniciales eran vía Facebook o Instagram, pero luego pasaban al WhatsApp.

Perfiles falsos e imitación de la voz, las herramientas para extorsionar

“Crean perfiles falsos para ganarse la confianza, ese es el juego psicológico de los extorsionadores, la conversación va subiendo de tono hasta pasar por WhatsApp, interactuar, compartir imágenes incluso de contenido sexual y con esas fotos luego se pone en contacto alguien haciéndose pasar por Fredy Vera, conocido como El Churero”, detalló el comisario.

En la conferencia de prensa brindada esta mañana incluso se difundió el audio de la persona, quien imitaba la voz del farandulero para convencer a la víctima de que podría difundir sus fotos si no accedía a pagar.

Los extorsionadores pedían montos que iban desde G. 500.000 hasta G. 11.000.000 y se estima, hasta el momento, que recaudaron entre G. 80 millones y G. 100 millones. La Fiscalía ya emitió la imputación contra los tres autores del hecho, que tenían cerca de 150 perfiles en redes sociales.

El comisario señaló que ya conversaron con dos víctimas, pero hay otras siete posibles que han sido identificadas, de un número mucho mayor que aún no lograron estimar. Por ello, instó a las personas que han sido víctimas de extorsión a que se pongan en contacto con la Policía a través del *377 y garantizó que las identidades serán protegidas.

¿Por qué tienen teléfonos en la cárcel?

Por su parte, Daniel Benítez, ministro de Justicia, aseguró que realizan controles semanales para incautar cualquier objeto prohibido dentro de las 18 penitenciarías del país. Sin embargo, se siguen registrando este tipo de hechos.

“Mucho pasa por una falta de tecnología dentro del sistema penitenciario que permita inhibir las llamadas. Los teléfonos ingresan, lastimosamente, a través de compañeros desleales del Ministerio de Justicia, que reciben una gratificación”, manifestó.

Finalmente, mencionó que estarán investigando quiénes serían los cómplices dentro del sistema penitenciario, pero duda de que los delincuentes vayan a delatarlos, acotó.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...