A Ultranza: Santoro no se acoge a la extradición abreviada, por ahora

El requerido por la justicia de Estados Unidos, Federico Ezequiel Santoro Vasallo, manifestó en su audiencia de identificación realizada hoy ante la juez Lici Sánchez, que no se acogerá a la extradición abreviada, por ahora. En el país del norte, el considerado hombre de confianza de Sebastián Marset fue acusado de conspirar para cometer lavado de activos del narcotráfico.

Federico Santoro en el Palacio de Justicia.
Federico Santoro en el Palacio de Justicia.Gentileza

Cargando...

La jueza penal de garantías Especializada en Crimen Organizado, Lici Teresita Sánchez, realizó la audiencia de identificación al uruguayo Federico Ezequiel Santoro Vasallo (44), que participó a través de medios telemáticos, en el marco del pedido de detención con fines de extradición remitido por la justicia de los Estados Unidos a la República del Paraguay, pues es requerido por el Tribunal Distrital de ese país, basado en una acusación presentada por supuesta conspiración para lavar activos del narcotráfico.

Durante la diligencia, el procesado en el caso A Ultranza como presunta “mano derecha” de su compatriota prófugo Sebastián Enrique Marset Cabrera (32) manifestó que no se acogerá a la extradición abreviada a los Estados Unidos, donde se lo requiere. Sin embargo, no cerró esa posibilidad para más adelante ya que quiere interiorizarse mejor sobre los hechos que se le atribuyen en ese país, según confirmó el fiscal de Asuntos Internacionales Manuel Doldán, tras culminar la audiencia judicial.

Lea más: Santoro y Marset habrían participada de un “congreso narco” en Dubái

La jueza Lici Sánchez ordenó ayer mediante su AI N° 339 la detención preventiva con fines de extradición del uruguayo Federico Santoro, en atención al dictamen presentado por la fiscala adjunta Artemisa Marchuk el pasado martes 26 de diciembre. El extraditable fue detenido por la Senad el 23 de agosto, en Minga Guazú, luego imputado por narcotráfico y lavado de dinero por el fiscal antidrogas Deny Yoon Pak y actualmente está preso en la Penitenciaría Regional de San Pedro del Ykuamandyyú.

Santoro Vasallo es requerido por la Justicia de los Estados Unidos por la supuesta comisión del hecho punible de conspiración para cometer lavado de dinero, con una expectativa de pena de 20 años de prisión; en base a la acusación de fecha 7 de setiembre de 2023, presentada por el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Este de Virginia, de acuerdo a lo que resalta la jueza Lici Sánchez en su resolución.

Lea más: A Ultranza: jueza ordena bloqueo de bienes y cuentas bancarias de Santoro y su pareja

Vínculos con grupos narcos

Según la investigación de autoridades de los EE.UU., Santoro tenía comunicación directa con un coconspirador y facilitaba el movimiento de millones de dólares de las ganancias de droga del grupo criminal de este, de diversos países en Europa a países de América del Sur y otras localidades en el extranjero.

El sindicado como un “hombre de confianza” del presunto traficante de drogas uruguayo Sebastián Marset prestaba este mismo servicio a otros narcotraficantes de América del Sur y Europa.

Durante la investigación respecto a la organización criminal dedicada al tráfico de cocaína, las autoridades de los EE.UU. obtuvieron comunicaciones de la red “SkyECC”, además de otras redes cifradas que contenían comunicaciones entre el ahora extraditable Santoro y algunos de los principales integrantes de la banda de narcotraficantes.

Lea más: Prisión preventiva para Santorio, vinculado al presunto narco Sebastián Marset

Comunicación era encriptada

Las autoridades estadounidenses lograron identificar a Federico Ezequiel Santoro Vasallo como uno de los usuarios de la cuenta de la plataforma de mensajería encriptada “Sky ECC”, de varias maneras, incluso analizando comunicaciones en la red SkyECC, en donde él y sus coconspiradores enviaban fotos del ahora extraditable a través de dicha aplicación.

La pesquisa reveló que Santoro aceptaba pagos por sus servicios de lavado de dinero en forma de un porcentaje de las ganancias ilícitas en grandes cantidades de efectivo que él lavaba para el coconspirador y otros, es decir, como una comisión por la operación.

Lea más: Pesquisas dan cuenta de presunto corporativismo entre grupos narcos

Además, los investigadores descubrieron que Santoro trabajaba con coconspiradores, tanto conocidos como desconocidos, a fin de disponer la transferencia de euros en efectivo, incluso más de un millón de euros a la vez, desde diversos lugares en Europa a otros destinos en el extranjero, según el exhorto.

Las comunicaciones obtenidas legalmente revelaron que Santoro Vasallo y sus coconspiradores ocultaban el propietario y el origen de los fondos creando facturas falsas para justificar las transferencias.

La estructura presuntamente liderada por Sebastián Marset utilizaba servicios de comunicación encriptada como “Sky ECC”, “Line” y “Singal”, utilizando alias y códigos para las operaciones ilícitas.

Lea más: Diego Marset fue detenido en un condominio cerrado de Foz

Vínculos de Santoro con red de narcotráfico de Marset

La investigación que fue efectuada por las autoridades de los Estados Unidos identificó a una organización criminal dedicada al narcotráfico y lavado de activos que operaba desde Paraguay, la cual, por lo menos a partir de noviembre de 2019 y continuando en lo sucesivo hasta septiembre de 2021 inclusive, fue responsable de adquirir y transportar múltiples toneladas de cocaína de Bolivia a Paraguay, y desde este último país al continente europeo.

Es así que la investigación preliminar, denominada operación “Smart”, y también el caso “Araí”, tuvieron derivación en el megaoperativo “A Ultranza Py”, que identificó a Sebastián Marset como el presunto líder de esta estructura, a Miguel Ángel Insfrán, alias Tío Rico, a Federico Santoro y Alberto Koube como otros grandes colaboradores del esquema.

En ese sentido, se tiene la información de que Federico Santoro asesoraba a Marset sobre el método más adecuado de realizar las transferencias y pagos encargados, porque conocía sobre los recaudos que se debían tener para ello, pues adquirió experiencia al trabajar en casas de cambio.

Además, estaba a cargo de gestionar los pasajes de vuelos para los integrantes de la estructura criminal y sus familiares, generalmente de Sebastián Marset y Alberto Koube Ayala, ya que tenía los contactos apropiados, debido a que se dedicaba al rubro de turismo.

Santoro mantenía una relación de confianza con Sebastián Marset y con Alberto Koube. En abril de 2021, los tres fueron a Dubái.

Según el relato del exhorto de extradición, la cocaína era transportada posteriormente a diversos países europeos para su distribución. La venta de la droga generaba ganancias significativas en diversos países europeos.

La pesquisa de Estados Unidos reveló que Santoro Vasallo se dedicaba al lavado de dinero transnacional para esta organización de narcotráfico, la cual estaba controlada por un coconspirador identificado.

Según los investigadores, el ahora extraditable efectuó numerosas transacciones financieras para lavar fondos presentados como lícitos y que se creía eran derivados del narcotráfico en representación de la organización dedicada al tráfico de cocaína.

Movió dinero de Europa a América

Las comunicaciones que fueron obtenidas de forma legal por los investigadores revelaron que Federico Ezequiel Santoro Vasallo y sus coconspiradores trasladaron fondos ilícitos del coconspirador principal (que sería el uruguayo prófugo Sebastián Marset) y de otros, a diversas cuentas bancarias no relacionadas, cuyos titulares eran distintas entidades que a su vez tampoco estaban relacionadas.

Las comunicaciones obtenidas legalmente, incluidas algunas comunicaciones de la cuenta de SkyECC, también tenían notas de voz creadas por Santoro Vasallo y sus coconspiradores, hojas de trabajo documentando el movimiento de fondos ilícitos, fotos de identificadores utilizados para facilitar la entrega de dinero ilícito, fotos de cocaína, fotos de dinero a granel, facturas fraudulentas y amenazas de muerte efectuadas por el extraditable a otros involucrados en las actividades de narcotráfico.

La pesquisa en su totalidad reveló que Santoro Vasallo facilitó el movimiento de muchos millones de dólares desde el continente europeo al de América del Sur a través de los bancos corresponsales estadounidenses, siempre de acuerdo con la información que contiene el exhorto de extradición que recibió la Justicia paraguaya de parte de la Justicia de los Estados Unidos.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...