Contraloría inicia sumario a hurreras cartistas y una deja de ser directora

La Contraloría General de la República (GCR) inició sumario y apartó de sus cargos a dos funcionarias que firmaron un comunicado en respaldo a los “significativamente corruptos” Horacio Cartes y Hugo Velázquez. Se trata de la “asesora” Danna Arias y Ruth Galeano, apartada de una dirección.

Danna Arias y Ruth Galeano, funcionarias de la Contraloría que le prometieron lealtad a Horacio Cartes mediante un manifiesto.
Danna Arias y Ruth Galeano, funcionarias de la Contraloría que le prometieron lealtad a Horacio Cartes mediante un manifiesto.Gentileza

Cargando...

Tras las recomendaciones del Comité de Ética y Buen Gobierno de la Contraloría, el titular de la institución, Camilo Benítez (ANR), tomó acciones contra las funcionarias Ruth Carolina Galeano Duarte y Danna Vanessa Concepción Arias Valentino, que firmaron un comunicado de la “Coordinadora Colorada de la CGR”, respaldando al expresidente Horacio Cartes y al vicepresidente Hugo Velázquez.

Como primera medida, el contralor dispuso apartar de la jefatura de la Dirección de Gestión Académica a Ruth Galeano, nombrando en su reemplazo a Erika Andrea Villalba de Villalba.

Independientemente a esta decisión inmediata, tanto Galeano como Arias están ahora sometidas a sumario, tras el cual podría disponerse incluso su desvinculación.

Su situación posterior estará a cargo de lo que disponga la Dirección de Gestión de Talento Humano, considerando que ambas incumplieron disposiciones de la Contraloría sobre “independencia, imparcialidad y prescindencia política institucional y de sus servidores público” y una circular emitida en noviembre del año pasado.

Ruth Carolina Galeano Duarte figuraba hasta ayer como jefa de departamento con una remuneración de G. 12.202.401, de los cuales G. 2.293.200 eran en concepto de “responsabilidad en el cargo”.

Por su parte, Danna Vanessa Concepción Arias Valentino figura como “auditora” dependiente de la Dirección General de Control de Bienes Patrimoniales del Estado, con una remuneración mensual de G. 11.449.023.

No es la primera vez que estas funcionarias demuestran abiertamente su militancia política, ya que en redes sociales se muestran campantemente participando de mitines políticos del movimiento Honor Colorado, incluso Danna Arias se jacta de sus fotografías con la dupla presidenciable colorada de Santiago Peña y Pedro Alliana, hasta abrazada al declarado por EE.UU. como “significativamente corrupto”, el actual titular de la ANR, Horacio Cartes.

La Contraloría y sus funcionarios, por su naturaleza de ente fiscalizador del Estado, están obligados a demostrar imparcialidad.

Siguen “apoyos” sin firmas a Cartes y Velázquez

A casi una semana de la ampliación de las sanciones por parte del gobierno de los Estados Unidos contra Horacio Cartes y Hugo Velázquez, se siguen difundiendo comunicados de supuestas “Coordinadoras coloradas” en diversas instituciones. Pero los escritos no llevan la firma de los responsables por temor o vergüenza.

Emulando un mismo discurso, “Coordinadoras Coloradas” de diferentes instituciones públicas siguen emitiendo comunicados, la mayoría de ellos sin responsables.

Lo peor es que muchos provienen de instituciones de deficiente y cuestionada gestión como es el caso de Compañía Paraguaya de Comunicaciones (Copaco) o del Instituto de Previsión Social (IPS).

En la fila de zoqueteros y hurreros también aparecen supuestos “funcionarios colorados de la Honorable Cámara de Senadores con Honor”, institución que el año pasado se vio favorecida con aumentazos salariales pese al pedido de austeridad.

El tema también generó una confrontación entre los diputados Basilio “Bachi” Núñez (ANR, HC) y Kattya González (PEN).

Bachi intentó justificar a los adulones, mientras que González dijo que “los comunicados de los hurreros dentro de las instituciones del Estado demuestran que los paraguayos estamos ante un proyecto autoritario por parte del cartismo”, que maneja el Estado como una “seccional”.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...