Abogado de Cartes se lava las manos con respecto a amedrentamiento a la prensa

El abogado de Horacio Cartes negó su responsabilidad en el pedido de datos de la fiscalía a periodistas de dos medios de comunicación, asegurando que no formó parte de su requerimiento. Con respecto a una potencial estrategia de presentar a su cliente como perseguido político para evitar una extradición, aseguró que no sería la única.

Pedro Ovelar, abogado de Horacio Cartes.
Pedro Ovelar, abogado de Horacio Cartes.gentileza

Cargando...

Pedro Ovelar, abogado de Horacio Cartes, se refirió al amedrentamiento sufrido por dos medios de comunicación por parte de tres agentes fiscales, asegurando que la petición de datos de periodistas no corresponde a ningún pedido de su parte. “Las respuestas de qué quieren saber y por qué lo plantean de la manera que lo plantearon lo deben responder los fiscales, nosotros en ningún momento planteamos la diligencia”, aseguró.

Se refirió además acerca de la hipótesis de que su intención sea la de bloquear un eventual pedido de extradición de los Estados Unidos, mediante el argumento de la persecución política. Ovelar señalo en ese sentido que, a su parecer, no existen dudas de la existencia de la persecución política en contra de Cartes, pero que esta no sería la única herramienta que plantearán en caso de que sea necesario.

La persecución política es un tema innegable, la motivación y las razones de la persecución a Horacio Cartes no son religiosas, ni de otro tipo, son políticas”, señaló. “La extradición de Horacio Cartes no es un hecho, no es una realidad, es potencialmente posible, y no solamente la persecución política podría ser un motivo de rechazo, sino -a mi criterio- hay otros”, remarcó.

“Primero la inexistencia del hecho, pero como no se trata de un juicio sobre la participación o no de la persona en lo que se solicita, hay cuestiones de competencia, de territorialidad, de jurisdicción que se podría alegar también”, comentó.

Pedro Ovelar: Seprelad filtró información a los medios

El abogado señaló que, a su entender, no se necesita interrogar a los periodistas para demostrar que la información provino de fuentes estatales. “La filtración del informe de Seprelad, ¿de dónde puede provenir? Sin que yo necesite que el periodista dé su fuente. No va a provenir de un club de fútbol, no va a provenir de una congregación religiosa, proviene de la misma Seprelad”, señaló.

“¿Quién dio el informe de que Boidanich cobraba de esta y de esta otra institución privada? Marito. Marito filtra informes o parte del informe de la Seprelad. ¿Quién da otra filtración, previo incluso a que la prensa haya tenido el informe íntegro y haya salido en tapa un domingo por parte de ABC y Última Hora, el 8 de mayo? Marito dice: ‘Boidanich cobraba de esta, esta y esta empresa tantos millones, de las empresas del Grupo Cartes’”, señaló.

“¿Quién es el otro que da esa información? Mauri Espínola, que publica, hace un copy paste de los sueldos, de las remuneraciones de Santiago Peña en un tuit el 14 de mayo, o el 12 no recuerdo bien, o sea diez días antes o doce días antes de que el informe salga a la prensa”, señaló.

Pedir al periodista su fuente no es necesario, dice Ovelar

“Todo lo que ayer se dijo como un ataque, amedrentamiento, que quieren que se revelen sus fuentes, es sumamente inidóneo para tal efecto. Yo no se por qué la Fiscalía pide la fuente de quién es el periodista que redactó el informe donde Marito dice que Boidanich cobraba el sueldo o las publicaciones sobre lo que dijo Lilian Samaniego o Enrique Salyn Buzarquis”, dijo.

“Enrique fue el que redactó la publicación, y yo le voy a llamar a Enrique y me va a decir: ‘Yo estuve ahí en el Congreso cuando ella dio la conferencia de prensa. Ahí copié la nota, llegué al diario y el diario lo publicó”.

Ovelar señaló que estos actores políticos habrían tomado información pública, la habrían manipulado para perjudicar políticamente a su cliente y la difundieron mediante los medios para lograr su cometido. “Porque al propagar la información a través de los medios, yo estoy generando alertas en varios ambientes”, dijo.

“Hoy en día, nuestra realidad sobre la percepción de las personas es muy importante. El medio tiene todo el derecho del mundo de publicar cualquier tipo de filtración que le dé el funcionario público, tiene el derecho. ¿Cuáles son los límites y los filtros? Su propia ética, moral, su decisión personal o corporativa del medio para hacerlo”, remarcó.

Los medios han presentado a Cartes como algo que no es, dijo Ovelar

El abogado señaló que los medios, por cuestiones de interés, han presentado a Horacio Cartes como algo que él cree que no es. “Horacio Cartes no es lavador de dinero, Horacio Cartes no es traficante ni contrabandista, Horacio Cartes no es terrorista. Y mil veces, por su propia agenda, por sus propias creencias o gustos personales o políticas de cada uno de ustedes, lo han presentado así”, dijo.

“Horacio Cartes nunca fue condenado. A mí realmente me sorprende el nivel de violación constitucional que hay con Horacio Cartes. Con Horacio Cartes todo está permitido. Si a Horacio Cartes se le va a perjudicar, no importa violar la ley, porque él también es un violador de la ley, esa es la ecuación mental, la lógica con respecto a Horacio Cartes”, aseguró.

Consultado sobre si considera que el pedido de los fiscales es constitucional, respondió con una pregunta: “¿En qué parte del escrito se dice que tiene que revelar su fuente, la fuente de la información? Los periodistas pueden ser citados a declarar. No está prohibido citarle a un periodista a declarar. Si el periodista por sus principios o su conciencia no quiere revelar sus fuentes, nadie le puede obligar, pero el fiscal está obligado a llamarlo”, señaló.

Según Ovelar, no es lo mismo la obligación del fiscal a preguntar versus el derecho constitucional del periodista a no revelar su fuente”, concluyó.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...