Alcohorexia: la dieta de “solo alcohol”

La nutricionista Gianette Trotte habla de la “alcohorexia”, un trastorno que consiste en reemplazar las calorías que aporta una comida completa, por las calorías del alcohol. Es decir, quienes la padecen, en muchos casos dejan de comer para poder tomar más alcohol sin preocuparse por aumentar de peso.

La “alcohorexia”, es un trastorno que consiste en reemplazar las calorías que aporta una comida completa, por las calorías del alcohol. Es decir, quienes la padecen, en muchos casos dejan de comer para poder tomar más alcohol sin preocuparse por aumentar de peso.
La “alcohorexia”, es un trastorno que consiste en reemplazar las calorías que aporta una comida completa, por las calorías del alcohol. Es decir, quienes la padecen, en muchos casos dejan de comer para poder tomar más alcohol sin preocuparse por aumentar de peso.

Cargando...

“No es que el consumo es de un vaso de cerveza, sino que son atracones de alcohol. Es un exceso de alcohol más el estómago vacío”, explica la nutricionista clínica Gianette Trotte.

“Las personas que sufren esto, son personas con inseguridad, baja autoestima, y también hay historias de vida detrás. Es algo que pasa muy desapercibido en la sociedad, porque el que lo ve de afuera no lo ve como un problema, ya que el consumo de alcohol es socialmente aceptado y uno cree que la persona toma como todos los demás”, manifiesta Gianette Trotte.

Recalca la nutricionista que este trastorno puede tener graves consecuencias para la salud, dadas que el alcohol provee calorías pero no realiza ningún aporte nutricional; y en consecuencia, se genera un déficit de vitaminas, minerales y nutrientes que llevan a un estado crónico de cansancio, disminución del rendimiento y propensión a contraer enfermedades.

“Muchas veces este tipo de problemáticas se mezclan con otros trastornos como trastorno límite de la personalidad (en donde afecta gravemente la capacidad de una persona a controlar sus impulsos). En muchos casos no se da un trastorno alimentario puro sino que se combina con otras patologías mentales. Lo ideal seria un tratamiento multidisciplinario entre un nutricionista y psicología”, puntualiza Giantte Trotte.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...