Polémica en Italia: el partido gobernante no participará del minuto de silencio en memoria del filósofo Gianni Vattimo

“Era un antisemita, atacó a Israel”: así se refirió Giovanni Crosetto, dirigente del partido Fratelli d’Italia en Turín y sobrino del ministro de Defensa italiano, Guido Crosetto, al filósofo Gianni Vattimo, fallecido el martes

Carnet del Club Alpino de Gianni Vattimo, 1957
Carnet del Club Alpino de Gianni Vattimo, 1957

Cargando...

El Ayuntamiento de Turín guardará un minuto de silencio en tributo a la memoria del filósofo Gianni Vattimo en la sesión del próximo lunes 25 de septiembre. Sin embargo, los representantes del partido actualmente en el Gobierno, Fratelli d’Italia, no participarán de la conmemoración. “Era un antisemita convencido, comparó el Estado de Israel con Hitler”, declaró ayer a la prensa italiana Giovanni Crosetto, sobrino del ministro de Defensa, Guido Crosetto, y dirigente en Turín de Fratelli d’Italia. “Vattimo llegó a sostener incluso que en Tel Aviv se encuentra en el poder un régimen fascista que está destruyendo a toda una población”, expresó Crosetto sobre el padre del pensamiento débil. “Es una posición que compartimos con figuras eminentes de la comunidad judía de Turín”, indicó.

El presidente de la Comunità Ebraica di Torino (Comunidad Hebrea de Turín), Dario Disegni, en efecto, coincidió con las declaraciones del dirigente de Fratelli d’Italia: “Vattimo sin duda fue uno de los grandes filósofos de nuestra época. También es indudable que ha manifestado siempre posturas extremadamente violentas contra Israel, que son completamente inaceptables”, afirmó.

Es de público conocimiento que Gianni Vattimo, como muchos intelectuales de todo el mundo, criticó en numerosas ocasiones las políticas genocidas del Estado de Israel. También es un hecho verificable, sin embargo, que nunca sostuvo posturas antisemitas. La confusión del antisionismo con el antisemitismo constituye desde hace décadas una táctica de tergiversación y manipulación empleada contra los críticos del Estado de Israel por sus adversarios políticos para descalificar sus opiniones. Vattimo comparó, en efecto, tal como el dirigente de Fratelli d’Italia en Turín ha señalado, al Estado de Israel con el de Hitler. Fue en 2014, durante una entrevista en el programa La Zanzara, de la emisora Radio 24, de Milán, pero la cita que la prensa italiana recogió ayer de boca de Crosetto es incompleta. En aquella entrevista, Vattimo echó de menos una muestra de solidaridad internacional con el pueblo palestino similar a la brindada a los republicanos durante la guerra civil española: “Yo diría –comentó– que ha llegado el momento de formar Brigadas Internacionales, como en España, porque Israel es un régimen fascista que está destruyendo a un pueblo entero. España no era nada en comparación con esto”. A continuación, los entrevistadores le preguntaron: “¿Contra quién está usted?”. La respuesta de Vattimo fue; “Contra quienes bombardean hospitales, clínicas, niños. Yo no sé manejar armas, pero aprendería con gusto para combatir a los sionistas, que no tienen nada que ver con los judíos” (las negritas son nuestras).

Otra acusación utilizada en ocasiones contra críticos del Estado de Israel como Vattimo es la de que son “negacionistas del Holocausto”. Se trata de otra confusión. En ese mismo programa, dijo Vattimo: “Los palestinos han sido expulsados de sus tierras y son víctimas de un genocidio con la excusa del Holocausto. Al exterminar a los palestinos, están repitiendo el Holocausto, pero al revés” (las negritas son nuestras). No existe en esas afirmaciones, como se ve, negación del Holocausto; por el contrario, se lo toma como elemento de comparación para la actual tragedia palestina, comparación que necesariamente supone su existencia.

El paralelo entre Israel y Hitler al que aludió el dirigente de Fratelli d’Italia fue como sigue: “Es una guerra de exterminio. Son peores que Hitler, porque tienen el apoyo de las democracias occidentales” (las negritas son nuestras). Antes de concluir aquella entrevista, las palabras de Vattimo disiparon una vez más cualquier posible sospecha de antisemitismo en sus opiniones, ya que mencionó que estas críticas al Estado de Israel eran compartidas “por muchos judíos” (las negritas son nuestras).

Fratelli d’Italia (Hermanos de Italia, FdI) es el partido político gobernante en Italia desde octubre de 2022. La dirigente de Fratelli d’Italia, Giorgia Meloni, es la actual Primera Ministra. FdI es el partido heredero del neofascista Movimento Sociale Italiano (Movimiento Social Italiano, MSI). El MSI fue fundado en 1947, bajo la guía de Giorgio Almirante, antiguo ministro de Benito Mussolini, por miembros de la élite de la extinta Repubblica Sociale Italiana (República Social Italiana, RSI), más conocida como la “Repubblica di Salò” (“República de Saló”) o simplemente Salò (Saló) –así la nombrará Pier Paolo Pasolini en Salò o le 120 giornate di Sodoma (Saló o los 120 días de Sodoma, 1975), su última película–.

La República de Saló fue un Estado títere de la Alemania nazi que, a fines de la Segunda Guerra Mundial, se estableció en el norte de Italia, entonces ocupado por la Wehrmacht alemana, y que finalmente terminó derrocado por los partisanos. Su capital formal era Roma, pero su capital de facto era Saló –de ahí el nombre con que se la recuerda–, donde residían prácticamente todos sus dirigentes y donde además estaba la sede de la Agenzia Stefani, órgano oficial del Gobierno, que emitía sus mensajes a la prensa desde dicha localidad lombarda.

El anuncio de que el líder de Fratelli d’Italia en Turín y sus concejales no participarán mañana, lunes 25 de septiembre, del minuto de silencio que el Ayuntamiento turinés ha previsto guardar a modo de conmemoración póstuma de uno de los filósofos más destacados de su país, es la punta del enorme iceberg conformado por las tensiones que dividen actualmente el panorama político europeo.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...