Confirman mala cosecha sojera, que empeora cada día que no llueve

Cada día que no llueve está aumentando el porcentaje de merma de la soja, que ya empezó este lunes, con escaso rendimiento, entre 1.200 kilogramos y 1.750 kilogramos por hectárea, en Alto Paraná; pero debido a que es un mosaico de situaciones, no se puede extrapolar esos rindes a nivel general, pero se confirma que será una mala zafra, informó el titular de la Unión de Gremios de la Producción (UPG), ingeniero agrónomo Héctor Cristaldo.

Cosecha de soja en el Alto Paraná, siembra del 5 de setiembre, con cerca de 1.750 kilogramos por hectárea, acorde con los datos.
Cosecha de soja en el Alto Paraná, siembra del 5 de setiembre, con cerca de 1.750 kilogramos por hectárea, acorde con los datos.

“Fallaron las lluvias que debían caer a mediados de este mes y la Niña entró a la cancha haciendo caer en picada las proyecciones de rendimientos, que van disminuyendo a medida que no llueve; no se puede saber aún el porcentaje de afectación general, pero se confirma que será una mala zafra y que se necesitará refinanciación para que el productor pueda seguir trabajando”, manifestó Cristaldo.

Comentó que este lunes un productor de Alto Paraná empezó a cosechar una parcela de unas 370 hectáreas y el promedio de rendimiento obtenido fue de 1.750 kilogramos por hectárea, de una siembra realizada el 5 de setiembre.

Explicó que la última lluvia fue la del 28 de noviembre, que benefició más al norte y un poco en el sur, pero que si continua la falta de precipitaciones, no solo la tempranera tendrá fuerte merma sino también las siembras de octubre y las tardías.

Calificó el escenario de muy triste y recordó la cosecha 2011/ 2012, en la que el promedio nacional fue de 1.370 kilogramos por hectárea, que fue la peor de todos los tiempos. Otra magra zafra sojera fue la del 2008/2009, periodo en que el rendimiento promedio de la oleaginosa fue de 1.445 kilogramos por hectárea.

Según los datos, en esta zafra se están teniendo nuevamente los “verdines”, que son granos de soja, pequeños, desiguales y menor peso.

Por su parte, Aurio Frighetto, de la Coordinadora Agrícola del Paraguay, Regional Alto Paraná, dijo que la perspectiva que se tiene es de terror y que no se puede saber aun el nivel de pérdidas, pero que supera los pronósticos más pesimistas que se tenían, a causa de la persistente sequía.

Otro reporte, 1.200 kilogramos por hectárea

Otra fuente, un sitio de referencia del sector productivo, Agroparlamento, en su página de Facebook refiere que empezó la cosecha de soja y que en Santa Rosa del Monday, el rendimiento apenas llegó a 1.200 kilogramos por hectárea.

Por su parte, el analista del sector agropecuario, economista Manuel Ferreira, informó en su cuenta de Twitter, que si es que se confirman las pérdidas del sector agrícola en 50%, se estaría con una caída del PIB Agrícola de alrededor del 27% y el crecimiento del PIB Total llegaría a 0,7% para 2022.

Ferreira vaticina que la sequía va tener un impacto importante. El sector financiero tendrá que refinanciar deudas, sobre todo a los acopiadores que no van a poder cobrar la cuenta del productor, anticipó. Agrego que en el sector comercial, se tendrán importantes caídas en ventas y cobranzas relativos a fertilizantes, agroquímicos, maquinaria y combustibles.

En el sector transporte de carga, pronostica la pérdida de 5 millones de toneladas que implicaría 192.000 fletes menos a 30 toneladas por viaje, menor actividad en puertos graneleros y unos 120 trenes de barcazas menos.

Agrega que en el sector industrial, la soja existente, que encima va a ser de mala calidad (verdines, grano achicharrado, etc) no sería suficiente para el volumen industrial que necesita el país (unas 4,5 millones de toneladas). En su análisis, Manuel Ferreira proyecta, que todo eso, podría generar pérdidas también al sector sector servicios y en el empleo.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.