Averiguar el nombre del periodista fue el preámbulo del cierre de ABC Color en dictadura

El reciente oficio de tres fiscales que solicitaron la identidad de los periodistas que redactaron publicaciones de ABC Color y Última Hora no es una práctica nueva. La dictadura de Alfredo Stroessner ya lo hacía, y fue uno de los antecedentes que llevaron al cierre de este diario en 1984, por orden del dictador.

El periodista José Luis De Tone, en el momento de la detención por la policía stronista el día del cierre de ABC Color el 22 de marzo de 1984.
El periodista José Luis De Tone, en el momento de la detención por la policía stronista el día del cierre de ABC Color el 22 de marzo de 1984.Archivo, ABC Color

Cargando...

El reciente intento de amedrentamiento a la prensa realizado por los fiscales Aldo Cantero, Rodrigo Estigarribia y Daniela Benítez, más que la inocente intención de conocer los hechos, que alegan estos tres agentes del Ministerio Público, se parece más a un episodio lamentable de nuestra historia reciente, ocurrido en plena dictadura.

Solicitar los nombres de los periodistas que redactan publicaciones de este medio es exactamente lo que hizo la dictadura de Alfredo Stroessner como preámbulo del cierre de este medio el 22 de marzo de 1984.

En una entrevista a ABC en conmemoración de un aniversario más del cierre de ABC Color, el funcionario Rufo Medina recordó que antes de eso, una de las medidas del régimen fue justamente exigir al director del diario, Aldo Zuccolillo, entregar el nombre del periodista que había realizado una entrevista a los líderes del Movimiento Popular Colorado (Mopoco), opositor al dictador.

“El director también estuvo preso porque este señor (Edwin Brítez) se fue a hacerle una nota a la gente del Mopoco, y cuando quisieron ellos saber de dónde salió eso, el director les dijo que no, que él era el responsable. Sabino Augusto Montanaro (entonces ministro del Interior), dijo: Si Zuccolillo no quiere revelar la fuente de su información, Zuccolillo va a seguir preso”, recordó. “Y así estuvo preso varios días. Cuando se cerró el diario”, recordó.

Amedrentamiento a la prensa: los ataques fueron creciendo hasta el cierre

Rufo Medina recordó que este fue uno de los tantos episodios que fueron creciendo en cantidad e intensidad hasta el cierre, decretado por la dictadura.

“Un año atrás ya se comenzó a atajar los camiones de distribución del diario, cada vez por más tiempo, con el pretexto de que había denuncias de que había elementos subversivos ahí adentro. Se interceptaban, se bajaba toda la carga y volvían a subir hasta el próximo peaje”, recordó.

“Llegó un momento que llegábamos a las doce de la noche del día de la edición. Felizmente nuestros lectores esperaban los diarios y compraban al día siguiente el diario del día anterior”, remarcó Medina.

Aldo Zuccolillo: preso por “faltarles el respeto a las autoridades”

Una publicación del periodista Hugo Ruiz Olazar, del 22 de marzo de este año en ABC Color, recuerda que “a los funcionarios corruptos se les erizaba la piel cada vez que se ventilaban sus trapisondas. Aquel día de la clausura, el diario stronista Patria reiteraba declaraciones del entonces ministro del Interior Sabino Montanaro en las que remarcaba que nuestro director Aldo Zuccolillo continuaba preso “por faltar el respeto a las autoridades”.

“El portavoz del tirano justificaba la medida en declaraciones al diario Hoy. “Es de mala educación emplazar a un ministro para que reciba a un supuesto presidente del Mopoco”, ironizaba. Stroessner quiso castigar al periodista (Edwin Brítez) que realizó una entrevista a Miguel Ángel González Casabianca”, recuerda Ruiz Olazar.

“El dirigente del Mopoco, fallecido el 5 de febrero de 2007, fue uno de los principales luchadores por la libertad y la democracia. No le importaba ir preso. En esos días, había enviado un telegrama colacionado al ministro del Interior y lugarteniente de la represión stronista, Sabino Montanaro. Le reclamaba que divulgue un documento atribuido al Gobierno de Estados Unidos en el cual se identificaba al movimiento colorado como “grupo terrorista”.

“El desafío colmó la ira del dictador. ABC publicó el telegrama y Stroessner ordenó la detención de nuestro director Aldo Zuccolillo, quien fue transportado al Penal de Tacumbú”, señala en la nota.

Amedrentamiento terminó en el cierre de ABC

“Estando preso, el Gobierno ordenó la clausura de ABC el 22 de marzo de 1984, hace exactamente 39 años. ‘Si (Zuccolillo) no quiere revelar quién redactó la información aparecida el viernes (16 de marzo de 1984), seguirá preso’, sentenció el ministro”.

“Siendo senador, 10 años después de la clausura, ya en democracia, en un mensaje en la plenaria del cuerpo legislativo en 1994, González Casabianca recordó el episodio y rindió homenaje a Zuccolillo y a sus periodistas, esos periodistas valientes que desarrollaron una tarea de esclarecimiento público que la sociedad paraguaya les debe como homenaje”, recordó Ruiz Olazar.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...